Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oltra defiende que se priorice dar ayudas a responder a las quejas del Síndic

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas defiende que solo tiene sin contestar el 3% de las resoluciones de la Sindicatura, que le exige cumplir los plazos legales

Oltra y Luna se saludan, en una imagen de archivo Alex Domínguez

 La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha defendido que su departamento dé prioridad a conceder ayudas sociales a personas concretas antes que a contestar a cada queja que le plantea la Sindicatura de Greuges. Oltra responde así a las resoluciones de la institución autonómica que preside el socialista Ángel Luna que "afean" a su Conselleria que no tenga personal suficiente para contestar todas las quejas que le traslada. La vicepresidenta y consellera ha cifrado en el 97,23 % las quejas procedentes de la Sindicatura que se han contestado ya este año en su departamento, "y estamos solo en octubre", y el porcentaje restante se contestará "en cuanto se pueda". "Nos dejaremos la piel" en hacerlo, ha proclamado la consellera que, no obstante, ha indicado que todas las resoluciones del Síndic le merecen un respeto.

La vicepresidenta del Consell, tal y como le ha planteado ya al Síndic, ha vuelto a insistir en la falta personal de la conselleria que dirige y eso les obliga, ha dicho, a priorizar: "Cuando hay escasez, hay que hacerlo", ha espetado. Oltra ha puesto como ejemplo la importancia de que una persona esté cobrando una prestación aprobada antes que se haya tardado "diez o quince días" en contestar una queja procedente del Defensor del Pueblo de la Comunidad Valenciana. "Primero, los derechos de las personas; luego, los plazos administrativos", ha defendido la vicepresidenta y consellera, quien además ha justificado la respuesta dada a la Sindicatura: "No contestar, no explicar las limitaciones de personal -que tiene la Conselleria- sería indolente".

La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas rechaza atender los requerimientos sobre quejas ciudadanas por su gestión y se escuda en la falta de medios, mientras la Sindicatura le exige cumplir los plazos legales en vez de justificarse en cuestiones organizativas. El Síndic y Oltra volvieron a tener un encontronazo esta semana.

La consellera de Igualdad ha recalcado que esta aclaración hecha hoy es "una muestra de respeto" a esta institución para "justificar por qué se llega tarde" y ha señalado que el 3,73% de las quejas que le restan a Igualdad y Políticas Inclusivas a contestar, serán también resueltas "porque detrás hay una vida y una personas a la que hay que atender".

No obstante, ha aclarado que ha explicado al síndic de Greuges, Ángel Luna, "en persona, por carta y públicamente" que le falta personal y que por ello, con todo el "respeto, solemnidad y diligencia" que se merece esta institución, hay retrasos en las respuestas, "no por indolencia sino para priorizar la asistencia de los ciudadanos".

La política de Compromís ha destacado que está a la espera de ampliar las plazas de estructura gracias a los 21 millones que se acaban de incorporar a sus créditos, que ha recordado que debían haber estado en el primer trimestre, lo que permitirá "tener más pulmón para atender los plazos administrativos". En este sentido, ha explicado que la plantilla se destina a reforzar las plazas de atención directas y que el personal que atiende las residencias no contesta a requerimientos del Síndic.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats