Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ábalos llega al congreso del PSOE "sin actitud", la conciencia tranquila y sin hablar con Sánchez

El exministro asegura que no necesita ningún tipo de reconocimiento del partido

José Luis Ábalos llega al congreso federal junto a Mercedes Caballero, Aaron Cano, Elisa Valía y David Calvo.

rácticamente de los últimos, cuando el río de gente que entraba en el último pabellón de Feria València ya mostraba un caudal menor y arropado por los más cercanos, José Luis Ábalos ha hecho presencia en el 40 Congreso Federal del PSOE. En realidad, su nombre ha estado en todo momento sobrevolando el cónclave, incluso semanas antes de que comenzase, con preguntas constantes a sus colaboradores más próximos si finalmente acudiría y sí, finalmente, ha acudido.

El que fuera ministro de Transportes, secretario de Organización y mano derecha de Pedro Sánchez en los últimos años hasta su destitución este verano es el reflejo de cómo cuatro años en política son un mundo y la situación del partido del puño y la rosa ha dado un vuelco radical a la vivida en 2017 en el último congreso. Ha pasado de ser uno de los tótems ganadores en la trigésimo novena edición a formar parte de la lista de invitados con el prefijo ex para casi cualquier presentación.

Para ejemplo, el botón de que Ábalos no tiene ningún tipo de intervención ni participa en ninguno de los muchos debates que el partido ha organizado en torno al cónclave como sí que lo ha hecho la exvicepresidenta Carmen Calvo quien recibió el viernes la ovación del día. "Siempre me he sentido bien en mi partido, no necesito ningún tipo de reconocimiento, el mayor reconocimiento es el de tener la conciencia tranquila de haber servido" ha asegurado a su llegada.

La expectación por su asistencia se hacía palpable en los micrófonos que se han agolpado a su entrada en Feria València. Ante estos, Ábalos ha insistido en que no ha hablado con Sánchez y que viene "sin ninguna actitud". "Llevo ya muchos años y he vivido muchos tipos de congresos", ha expresado al tiempo que ha recordado que tras 27 años es el primero en el que acude sin ni siquiera ser delegado.

El viernes por la noche, no obstante, fuera de cualquier programa oficial, el exministro recibió el cariño de sus más cercanos en un encuentro que el propio Ábalos ha indicado que "no era un homenaje sino una cena de amigos a la que al final hubo unos pocos más". "Cuando vengo a València siempre ceno con amigos, soy de aquí", ha señalado.

Y así como en el que hubo retuvo, Ábalos ha ocupado durante el Plenario, el primer gran acto del congreso, la segunda fila, al lado de consellers como Arcadi España y Vicent Soler y detrás de ministros como Isabel Rodríguez y José Luis Escrivá.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats