Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Presupuestos de la Generalitat para 2022

La inversión territorializada crece un 50% en Alicante y alcanza los 598 millones de euros en 2022

Los presupuestos de la Generalitat incluyen un millón de euros para iniciar el proyecto del Rico Pérez-Arena Alicante y 43 millones para la mejora de hospitales de la provincia

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, entrega el proyecto de presupuestos al presidente de las Cortes, Enric Morera. Rober Solsona / EP

La provincia recibirá la mayor inversión territorializada de la historia por parte de la Generalitat, que inyectará 598 millones de euros en 2022. El presupuesto autonómico para el próximo año, aprobado hoy por el Consell, contempla un incremento de un 50% en el reparto de inversiones para las comarcas alicantinas en comparación con las cuentas del ejercicio en vigor.

Los presupuestos autonómicos para 2020 alcanzan la cifra global de 27.967,5 millones (2.340 millones más que en 2021), lo que supone un 9,1% de incremento respecto al ejercicio anterior. Las cuentas se convierten así en las más altas de la historia de la Generalitat aunque el crecimiento es más moderado que en anteriores ejercicios, según ha detallado hoy el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler. En concreto, el Consell ha reservado 1.532 millones en inversiones territorializadas, de las que Alicante recibirá el 39,07% del total, València 503,7 millones ( 49,99%); y Castellón 167,6 millones (10,94%).

El proyecto presupuestario del Botànic, que inicia hoy la fase de tramitación parlamentaria, incluye la reserva de un millón de euros para el inicio del proyecto del Rico Pérez-Arena Alicante, que contempla la transformación del estadio emblemático del Hércules en un espacio de uso deportivo, cultural y de ocio. También, 11,7 millones de euros para la finalización de la línea 9 del Tram de Alicante; 2,6 millones de euros para la nueva Agencia Valenciana de Protección del Territorio, con sede en Elche. En materia de infraestructuras sanitarias, se contempla en la provincia la reforma y ampliación del Hospital Vega Baja, ubicado en Orihuela, con una inversión de 13 millones de euros, así como 15 millones de euros en el de la Marina Baixa, 10 millones en el de Elche y cinco millones más en el de Torrevieja.

Otra de las inversiones territorializadas en la provincia contempla una inyección de 2,1 millones de euros para apoyar la creación del proyecto Academia 42 para la formación de jóvenes en las nuevas profesiones digitales que demanda el actual mercado de trabajo, y que tendrá sede en Distrito Digital. Esta inversión, dirigida desde la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia, y Sociedad Digital, se suma a la que se realizará para impulsar el nuevo Centro de Envejecimiento, con una dotación de 2,5 millones de euros, según los datos facilitados por la Generalitat. Dew igual forma, se han reservado 100.000 euros para la adquisición del campo de concentración de Albatera.

Soler ha destacado que estas cuentas públicas serán además las más sociales, ya que por primera vez superarán la barrera de los 17.000 millones de euros (17.300,83) de inversión en Sanidad, Educación, Igualdad, Vivienda y Empleo. El objetivo ha sido mantener los recursos de inversión y de personal destinados a servicios públicos esenciales en niveles de gasto semejantes a los de 2020 y 2021, en los que con motivo de la pandemia el Consell reforzó notablemente unos servicios públicos que se habían visto fuertemente afectados por los recortes de la crisis de 2008.

En concreto, cada 24 horas el Consell destinará en el año 2022 un total de 47,4 millones a gasto social, de los cuales 21,47 millones se invierten en Sanidad, 17,31 millones en Educación, 6 millones en Igualdad y Políticas Inclusivas, 979.711 en Vivienda y 1,60 en Empleo hasta alcanzar el 82,23% del gasto no financiero.

Se trata de unas cuentas excepcionales que buscan consolidarse como los presupuestos de la recuperación, con un incremento de las inversiones (Capítulo VI y VII) de un 58,4%, hasta superar la barrera de los 3.121 millones de euros. El incremento se produce en parte por los fondos extraordinarios del Mecanismo de Recuperación de la UE que incorpora el presupuesto y que estarán destinados a la reactivación de la economía, al empleo y a la transformación del modelo productivo hacia una economía más sostenible y digitalizada.

En concreto, las conocidas como “consellerias productivas” o de inversión engloban en estas cuentas un total de 3.557,2 millones de euros, un 21,5% más que en 2021, a los que hay que sumar en el caso de la Conselleria de Economía y Sectores Productivos los recursos de Labora, que se verán incrementados de forma directa por fondos europeos. 

En total, el presupuesto se incrementa en 2.340 millones de euros, de los que 1.666,5 millones de euros (71,22%) corresponden a gasto no financiero.  En concreto, los recursos destinados a los Capítulos I a VII, es decir aquellas partidas que se destinan de forma efectiva a los ciudadanos y ciudadanas, se incrementan un 8,8% y, aunque el crecimiento es más moderado que en anteriores ejercicios, el Consell ha reorientado sus prioridades para mantener el gasto social reforzado y destinar gran parte de los nuevos ingresos a políticas de desarrollo regional, económicas y de inversión.

En concreto, la Comunidad Valenciana percibirá para este ejercicio una suma global de 1.795,35 millones de euros de fondos europeos, de los cuales 652,95 millones de euros procederán de React-EU; 250,90 millones al Marco Financiero Plurianual (MFP) y, por último, 891,5 millones del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia que los distintos departamentos y Labora tienen integrados en el nuevo servicio 99 para garantizar su trazabilidad y control.

Además, los presupuestos incluyen los recursos procedentes del Gobierno de España y que este año se elevan hasta los 12.129,38 millones de euros, 1.380 millones de euros más que en los últimos presupuestos de Montoro en el año 2018.

Estos recursos proceden de las entregas a cuenta, que se cifran en 10.269,8 millones (un 5,5% más que en 2021), así como de la liquidación del año 2020 (595,4 M€), de la tasa de déficit de referencia (734.3 millones), de la mensualidad pendiente del IVA de 2017 por valor de 230 millones, así como de los convenios singulares que el Gobierno de España ha incluido en los PGE 2022 para el fomento de políticas de infraestructuras y movilidad sostenible por valor de 300 millones.

A estos ingresos se suman las dos partidas reivindicativas que la Generalitat ha incluido en las cuentas de 2022, como son la partida estructural en compensación por la infrafinanciación que sufre la Comunidad Valenciana por valor de 1.336 millones de euros y el fondo de transición hacia la nueva normalidad, que el Consell había exigido en reiteradas ocasiones para mantener el gasto social en niveles semejantes a los de pandemia hasta consolidar definitivamente la recuperación y que han sido incluidas por valor de 1.000 millones de euros.  

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats