Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Agencia Valenciana de la Innovación no encuentra ahora quién la fiscalice

El organismo con sede institucional en Alicante, pero sede operativa en València, declara desierto el proceso selectivo para la plaza fija de auditor al no superarlo ningún aspirante - El puesto se cubrirá, temporalmente, con una bolsa de empleo

Pascual, Puig y García Reche en una visita a la sede de la AVI, en Distrito Digital en Alicante. | PILAR CORTÉS

La Agencia Valenciana de la Innovación (AVI) no encuentra quién la fiscalice. La entidad de derecho público de la Generalitat para la mejora del modelo productivo en la Comunidad Valenciana ha tenido que declarar desierto el proceso de concurso-oposición para la provisión definitiva de un puesto de trabajo de auditor al no superar las pruebas selectivas ninguno de los aspirantes que se presentó para conseguir la plaza. Si bien la AVI cuenta, desde 2018, con una persona que está asumiendo las funciones fiscalizadoras propias de ese cargo, la normativa le obliga a que todas las plazas del personal laboral pasen a la provisión definitiva a través de una oposición. Y uno de los puestos más importantes, y necesarios, en un organismo público es el del auditor interno.

Paradójicamente, la AVI carece de esa figura en plaza fija, cuyas funciones, según el decreto ley que regula este puesto, son las de verificar el buen funcionamiento de los sistemas y de los procedimientos de ejecución del presupuesto, así como el adecuado equilibrio entre gastos e ingresos, además de asegurar la exactitud y veracidad de los datos contables y extras, mejorar el control interno y asegurar el cumplimiento de los planes y normativas del organismo. Precisamente, la AVI recibió un aluvión de críticas el pasado verano por parte de los órganos de gobierno de las universidades alicantinas, de investigadores punteros y de organizaciones empresariales de la provincia tras desvelar este diario que el 83% de las ayudas a la innovación dadas por el organismo iban destinadas a València y Castellón. Y todo a pesar de que la sede institucional de la agencia está en Alicante, aunque realmente se dirige desde la capital del Túria.

El Diari Oficial de la Generalitat publica que el procedimiento para cubrir la plaza fija de auditor o auditora, por turno libre general y que corresponde a la oferta de empleo público de 2019 para el personal laboral de la Agencia Valenciana de la Innovación, ha quedado desierto. Fueron tres las personas que se presentaron al proceso selectivo, que constaba de dos pruebas, más el concurso de méritos, y que tenía como jurado a personal de la Sindicatura de Comptes y de la Intervención de la Generalitat, entre otros. Dos de los aspirantes no superaron el primero de los exámenes, sobre legislación general. La persona que sí pasó a la siguiente fase no sacó la nota mínima requerida en el segundo examen, específico sobre el cargo a ocupar al frente de la auditoría de la AVI.

Ahora la Agencia Valenciana de la Innovación deberá crear una bolsa de trabajo pública para poder cubrir la plaza ofertada y disponer de un auditor interno que pueda controlar su actividad. Las bases de esta oferta de empleo señalan que pueden acceder a la misma aquellos aspirantes al concurso-oposición que hayan superado el primero de los exámenes, por lo que, en un principio, el puesto será ocupado por la persona que sacó la nota mínima en la primera de las pruebas. No obstante, será temporal, por un tiempo determinado, hasta que la AVI convoque, de nuevo, otro proceso para la provisión definitiva de la plaza de un auditor interno para el organismo creado en 2017 y que preside el jefe del Consell, Ximo Puig, con la consellera Carolina Pascual como vicepresidenta y Andrés García Reche como vicepresidente ejecutivo.

El plan estratégico: 190 millones para 1.200 iniciativas

El nuevo Plan Estratégico de Subvenciones de la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI) para el periodo 2022-2024 prevé la concesión de 190 millones de euros en ayudas para impulsar más de 1.200 acciones y proyectos de innovación durante su periodo de vigencia, tres años. Este instrumento de planificación contempla un total de doce líneas de subvención con las que desarrollar los objetivos estratégicos de la AVI y pretende reforzar los proyectos estratégicos de colaboración y la compra pública innovadora. A través de estos estímulos, la agencia pretende incentivar el desarrollo de «soluciones innovadoras» a retos de «gran calado» y relevancia económica y social, mediante la colaboración de empresas, universidades, centros de investigación e institutos tecnológicos de la Comunidad. Los efectos del plan se prolongarán, en realidad, hasta 2026, dado que el plazo para ejecutar las ayudas en concurrencia competitiva es de tres años. La intención del plan estratégico, según el vicepresidente ejecutiva de la AVI, Andrés García Reche, es impulsar proyectos que generen «un impacto significativo en el modelo productivo de la Comunidad Valenciana». En la concesión de las ayudas, señala la agencia, se priorizarán los proyectos alineados con los retos y soluciones previamente identificados por el Comité Estratégico de Innovación del organismo.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats