Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ximismo pierde la provincia: Soler se impone por la mínima a Francés en las primarias del PSPV por solo 91 votos

- El ilicitano se hace con la Secretaría General con el 50,6% de los sufragios, evidenciando la división del partido - La victoria del diputado nacional complica el proyecto de Puig en Alicante, abre un futuro incierto en la Diputación y pone en un brete a González en Elche

Soler celebrando la victoria en Elche, junto a, entre otros, Joaquín Hernández, José Antonio Amat, José Asensi y Araceli Poblador. MATIAS SEGARRA

Al filo de las nueve y media de la noche se empezaba a despejar la incógnita. El diputado nacional y exalcalde de Elche Alejandro Soler se proclamaba el vencedor de las primarias del PSPV-PSOE en la provincia. Lo hacía por la mínima, por solo 91 votos, y un ajustadísimo 50,6%, pero suficiente para imponerse al regidor de Alcoy y portavoz socialista en la Diputación, Toni Francés, candidato del bloque ximista. Unos resultados que ponen en evidencia que la organización socialista está totalmente partida en dos en Alicante. Y no sólo eso. El escrutinio final de la jornada electoral de este domingo complica el proyecto del secretario general de los socialistas valencianos y jefe del Consell, Ximo Puig, en el feudo donde más dificultades tiene en estos momentos, abre un futuro incierto en la Diputación, donde anoche ya cobraba fuerza la idea de que se avecinan cambios, y, de paso, pone en un brete a Carlos González, el alcalde de la principal ciudad gobernada por los socialistas en toda la Comunidad. La posibilidad de que repita como alcaldable está más en el aire que nunca. 

En total, estaban llamados a las urnas 6.495 militantes. Al final, votaron 5.113, lo que elevó a participación al 79,32%. Soler consiguió 2.602 sufragios; Francés, 2.511. Significativo es que el ilicitano se impusiera en la Vega Baja, un feudo tradicionalmente asociado al exsenador Ángel Franco. El diputado en el Congreso obtuvo allí, frente a las 473 del alcoyano, 510 papeletas, aupado especialmente por Dolores, con una participación del 100% y donde sus 148 afiliados -muchos de recién ingreso- votaron por Soler. No obstante, Orihuela y Torrevieja se decantaron a favor de Francés. Elche, con una contestación interna del 18,25%, lo que se tradujo en 104 votos, pese a que el alcalde, Carlos González, y el histórico Diego Maciá se habían activado a favor del portavoz de la Diputación, se mantuvo como el principal fortín de Soler, que también arrasó en Elda, tras su alianza con Rubén Alfaro -12 votos en contra de los 262 emitidos- y l’Alfàs, con 231 sufragios, solo uno a favor de Toni Francés, y una participación nada desdeñable del 95,8%. De poco sirvió, pues, que el bloque ximista venciera en Alicante, donde Franco aún mantiene el control. De 1.105 militantes, votaron 828: Francés logró el 70,9% de las papeletas, lo que se traduce en 586, mientras los que en su día enarbolaron la causa sanchista en Alicante se quedaron con el 28,8% y 238 sufragios. Todo cuando, además, en San Vicente del Raspeig, que, hasta la fecha, se consideraba más cercano a Soler, se impuso el bloque más afín a Puig.

16

Alejandro Soler gana las primarias del PSPV-PSOE

5.152 militantes toman parte en el proceso

En total, la participación en las primarias llegó al 79,32%, ya que estaban llamados a las urnas hasta 6.495 militantes.


Con estos puntos de partida, ahora se abre un nuevo escenario. Cierto es que, de puertas hacia afuera, la campaña ha parecido de guante blanco. La prueba más evidente es el debate entre ambos candidatos a la Secretaría General del PSPV-PSOE organizado por INFORMACIÓN e Información Tv el pasado miércoles. Sin embargo, de puertas hacia adentro las presiones han sido una constante en las últimas semanas. Sólo un dato: entre las incidencias registradas ayer, alguna que otra agrupación que debía votar por la tarde y, cuando se dieron cuenta, habían votado por la mañana.

Por eso mismo, y por más que durante su intervención tras conocer el resultado, Alejandro Soler le tendiera la mano a Ximo Puig y a su proyecto, no parece que le vaya a poner las cosas fáciles aquí, sobre todo tras haber defendido toda la campaña la necesidad de que los socialistas alicantinos tengan voz propia frente a València. La relación entre uno y otro no ha sido precisamente fluida, sino todo lo contrario, incluso desde mucho antes de que Alejandro Soler encabezara la causa del sanchismo en Alicante y tuviera como uno de sus principales aliados al otrora poderoso ministro de Transportes y secretario de Organización de PSOE José Luis Ábalos, hoy caído en desgracia. Con el matiz, además, de que Soler ha dejado de ser el hombre clave de Pedro Sánchez en la provincia y en el congreso federal celebrado en València en octubre se quedó fuera de la ejecutiva. Su victoria en las primarias, no obstante, y a priori, le aseguraría renovar como diputado en el Congreso otra legislatura, por más que haya podido perder la confianza de su secretario general y presidente del Gobierno, hoy más cercano a Ximo Puig.

En Elche, Elda y l’Alfàs arrasa Soler, que, además, gana en la Vega Baja aupado sobre todo por los votos del Dolores


La segunda derivada tendría como epicentro la Diputación de Alicante. Públicamente, y hasta la fecha, no se ha escenificado ninguna bronca, pero el grupo estaba totalmente partido entre los que apoyaban a Soler y los que estaban con Francés, a la sazón, portavoz en la institución provincial. Conocidos los resultados, eran muchos los foros en los que se empezaba a especular con una auténtica revolución ya no sólo a nivel de asesores, sino incluso en la portavocía. Había quien hasta comenzaba a especular con la posibilidad de que su relevo pudiera ser la alfasina Maite García o la ilicitana Patricia Macià, y, en menor medida, el regidor eldense José Antonio Amat, al que se le ve con un papel clave en la nueva dirección del partido. En cualquier caso, más allá de lo que pueda pasar, lo cierto es que lo ocurrido en las primarias socialistas despeja por el momento más el camino al PP y al presidente de la Diputación, Carlos Mazón, en la provincia, por la fragmentación total de los socialistas alicantinos.

La tercera consecuencia tendría como escenario Elche. Tanto es así que no se habían conocido aún los resultados definitivos cuando Nuevas Generaciones del PP en Elche publicaban un tuit que rezaba «Hey @CarlosGlez2021 tu querido jefe @AlejandroSolerM te ha dejado un regalo a las puertas del @ajuntamentelx ¡Buen viaje Carlos! #LaFuerzadelaMilitancia_ #BuenViajeCarlos», acompañado de una imagen de la entrada al Consistorio con dos maletas. Soler no sólo controla la agrupación, sino el grupo municipal, en el que González y la edil Ana Arabid están en minoría, y en las primarias de hace cuatro años en Elche, cuando el diputado tomó el mando de la asamblea, ya amagó con elegir a otro alcaldable. Ahora ese escenario cobra más fuerza que nunca, y también el nombre que salió entonces, el de Héctor Díez. La situación es tal en estos momentos que Carlos González y Diego Maciá, que no han escatimado en muestras de apoyo a Toni Francés en las últimas semanas, siguieron el recuento de las papeletas desde Elche, pero estuvieron más tiempo fuera de la sede de General Cosidó que dentro. González le dio la enhorabuena a Soler. El saludo fue frío y descafeinado.

14

Toni Francés, tras conocerse los resultados

Bielsa y Falomir logran el triunfo en Valencia y Castellón

El alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, y el primer edil de l’Alcora, Samuel Falomir, se impusieron por su parte en las primarias del PSPV-PSOE celebradas ayer en Valencia y Castellón. Vencieron así los dos candidatos de Ximo Puig. En la provincia de Valencia, Fernández Bielsa recibió el 78,84 % de los votos emitidos (5.448 para su candidatura), superando a la diputada en las Cortes y actual secretaria general de la provincia, la abalista Mercedes Caballero, que sumó el 19,88 % de las papeletas. Por su parte, Falomir logró con el 52,30 % de votos (886) auparse a la Secretaría General provincial del PSPV en Castellón, seguido de cerca por el diputado autonómico y hasta ahora secretario general de la provincia, Ernest Blanch, que reunió el 46,81% de las papeletas. EFE

Diego Maciá, Carlos González y Ana Arabid, en las puertas de la sede. MATIAS SEGARRA

Alejandro Soler reitera el ofrecimiento que le hizo al regidor alcoyano para que se incorpore a la dirección

El vencedor en las primarias del PSPV-PSOE no esperó a que estuviera el escrutinio oficial al 100%, pero tampoco era necesario. La suma de los datos que habían ido proporcionando las diferentes agrupaciones decantaban la balanza a su favor. En un ambiente totalmente festivo, en la agrupación de Elche, Soler comenzó su alocución diciendo que «quien ha ganado hoy no soy yo como secretario general, hoy ha ganado el Partido Socialista». A partir de ahí, dio las gracias a todos los militantes, pero, en particular, a los que habían votado por su opción. No obstante, sí puso el acento en que «tengo que decirle a los que me han votado y a los que no que no les vamos a fallar».

Ahora bien, por encima de todo, destacaron las palabras dirigidas a su rival en las urnas, a Toni Francés, y al secretario general de los socialistas valencianos y presidente de la Generalitat, Ximo Puig. De ambos subrayó que le habían llamado para felicitarle. «Hemos mantenido una campaña exquisita entre dos compañeros del Partido Socialista, con absoluto respeto a las personas. Eso nos ha permitido hablar de lo importante», dijo en alusión al alcoyano, al que le reiteró su ofrecimiento de sumarse a la nueva dirección, como ya había venido asegurando en los últimos días. 

Respecto a Ximo Puig, hizo hincapié en que «le vamos a profesar absoluta lealtad y respeto, y vamos a colaborar con él en el partido y para que vuelva a ser presidente de la Generalitat». Finalizó comprometiéndose a «ser un instrumento útil, una provincia ejemplar desde el punto de vista del trabajo orgánico y con la ciudadanía, y el partido referente en la provincia».

«Le vamos a profesar absoluta lealtad y respeto a Puig, y vamos a colaborar con él»

decoration

Toni Francés, el alcoyano destaca tras el recuento la «lección de democracia interna» que ha dado su partido

El alcalde de Alcoy, Toni Francés, llamó a Alejandro Soler nada más conocer el resultado del recuento para felicitarle. En su caso, había optado por seguir el recuento desde la sede de la UGT en Alicante, que era el lugar que se había establecido como centro de votación para la militancia de la capital de la provincia. Allí estuvo arropado por algunos de sus principales apoyos durante la campaña. De hecho, posteriormente, aprovechó para desearle públicamente «todos los éxitos en su gestión, que serán los éxitos también de los socialistas de la provincia de Alicante». Eso sí, no entró a valorar el ofrecimiento que en los últimos días le había venido haciendo el ilicitano para que entre a formar parte de la nueva dirección.

Sí destacó el también portavoz de los socialistas en la Diputación Provincial que «nuestro partido ha dado una lección de democracia interna, con una alta participación, lo que demuestra la fuerza de este partido». En ese punto, el alcoyano añadió que «ahora se abre un tiempo para fortalecer la unidad en nuestro partido y estoy seguro de que Alejandro Soler trabajará por ello desde la secretaría general».

Finalmente, Toni Francés quiso dar su agradecimiento a los 2.511 militantes que han apoyado su candidatura en las primarias celebradas por «haber confiado en mí». En este sentido, hizo especial hincapié en que «me siento muy honrado por todas las muestras de apoyo y el trabajo que han realizado en esta campaña».

«Ahora se abre un tiempo para fortalecer la unidad en nuestro partido»

decoration

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats