Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ximo Puig tras reunirse con la Plataforma para una Financiación Justa: "queremos equidad, no privilegios, y compensación de la deuda, no olvido"

El jefe del Consell asume el informe del comité de expertos que considera insuficiente la propuesta del Ministerio de Hacienda para acabar con la infrafinanciación y pide "cohesión y unidad" a todas las fuerzas políticas - Exige al Gobierno la aplicación urgente de un Fondo de Nivelación Transitoria que sea efectivo este mismo año

Puig, Oltra y Soler, junto a representantes de partidos políticos, entre ellos el líder del PPCV, Carlos Mazón, y agentes sociales, durante la reunión con miembros de la Plataforma por una Financiación Justa Biel Aliño/EFE

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado que el Consell "hace suyo" el informe "basado en el rigor" presentado este miércoles a las Cortes por el Comité de Personas Expertas en financiación autonómica con las alegaciones a la propuesta realizada por el Gobierno, cuyas conclusiones remitirá esta misma semana al Ministerio de Hacienda. El jefe del Consell ha solicitado la "cohesión" y la "unidad" de todas las fuerzas políticas para lograr "el gran acuerdo de una España justa".

"Hoy es un día importante para una reivindicación fundamental de la sociedad valenciana", ha señalado Puig tras recibir en el Palau, de manos del Comité de Personas Expertas en financiación, el documento con las enmiendas a la propuesta del Ministerio de Hacienda y mantener después una reunión con la Plataforma para una Financiación Justa, en la que, acompañado de la vicepresidenta, Mónica Oltra, y del conseller de Hacienda, Vicent Soler, ha abordado dicho informe con representantes de partidos políticos, entre ellos el líder del PPCV, Carlos Mazón, y agentes sociales. "Los valencianos queremos equidad, no privilegios; queremos transparencia, no discrecionalidad; queremos suficiencia dinámica, no rigidez; queremos compensación de la deuda, no olvido; queremos, en una palabra, justicia", ha indicado Puig, que considera esta "una reivindicación de toda la sociedad valenciana y de todas las fuerzas políticas".

"Por eso pido, en nombre de la sociedad valenciana, todos los esfuerzos posibles para conseguir el gran acuerdo de una España justa", ha añadido el jefe del Consell, que ha exigido, además, hasta su materialización, la aplicación urgente de un Fondo de Nivelación Transitoria que sea efectivo este mismo año.

"Los valencianos vamos a trabajar intensamente por un acuerdo", ha proseguido Puig, que ha abogado por transformar la "unidad de acción" mantenida hasta ahora en "unidad de negociación" para conseguir este acuerdo. "Esperamos esa misma actitud de rigor, empatía y voluntad de una España justa en el resto de territorios y en todos los grupos del Congreso de los Diputados", ha dicho.

Según ha indicado, después de ocho años con un sistema de financiación "injusto y caducado", "hemos conseguido que el Ministerio de Hacienda presente una propuesta de reforma" y, por tanto, se ha abierto el debate "por una España más justa", lo que "ya es, en sí mismo, un paso adelante".

En este punto, ha considerado un avance muy positivo que el Ministerio haya situado la población ajustada, tal y como pide la Comunidad Valenciana, como el criterio básico para determinar las necesidades de las comunidades y garantizar la equidad en el reparto. "Lo que queremos es una financiación justa para todos los territorios, sin ganadores ni derrotados, sin españoles de primera y de segunda, con un acuerdo que es imprescindible", ha indicado Ximo Puig.

Principales demandas

Puig ha señalado que la propuesta del Ministerio de Hacienda es un avance muy importante, en la forma y en el fondo, "para superar la financiación injusta que tanto nos ha perjudicado a los valencianos", y ha añadido que "la sociedad valenciana está unida y va de la mano", porque "es mejorable para el único objetivo legítimo: una España justa". Por ello, las alegaciones elaboradas "con voluntad constructiva", incorporan cinco grandes demandas.

En primer lugar, ha subrayado el jefe del Consell, "la población ajustada tiene que hacer desaparecer los fondos discrecionales que impiden 'de facto' un reparto justo". Así, ha exigido la eliminación de las variables no poblacionales que ha calificado de "injustificadas" y que generan asimetrías "inaceptables". "Queremos transparencia máxima", ha manifestado.

En segundo lugar, la Generalitat propone cambios técnicos para recalcular las variables con la finalidad, ha dicho Puig, de hacerlas más reales, todo ello con el fin de lograr "un sistema más simple, más transparente y más equitativo". Por ello, plantea que, en sanidad, se utilice la población de derecho por tramos de edad, en lugar de la población protegida. Además, solicita que, en materia educativa, se incluya la totalidad de la población de 0 a 17 años y que, en enseñanza superior, se ponderen las tasas netas de escolarización. En servicios sociales, solicita que se incorpore la población dependiente de menos de 65 años y se ajuste el peso de esta variable al que realmente tiene en el gasto social. Además, con respecto al resto de servicios sociales, sugiere una ponderación superior a la planteada.

En tercer lugar, la Generalitat reclama que el nuevo sistema de financiación tenga suficiencia. Es decir, que garantice la financiación de la sanidad, la educación, los servicios sociales y el resto de funciones y que también se adapte según la evolución de la población. "Tenemos que evitar que el nuevo sistema quede obsoleto en pocos años", ha argumentado Ximo Puig.

En cuarto lugar, y para propiciar esta suficiencia dinámica, insta a una redistribución más eficiente de los recursos entre la administración central, autonómica y local. Por ello considera necesario un reparto que atienda mejor las responsabilidades asignadas a cada nivel competencial y que amplíe la participación de las comunidades en las distintas figuras impositivas.

Por último, en quinto lugar, solicita que el nuevo modelo incluya una solución para la deuda autonómica derivada de tantos años de infrafinanciación. "Se nos tiene que compensar a las autonomías que hemos perdido recursos de manera injusta, y se tiene que compensar con un mecanismo transparente, objetivo y justificado", ha reivindicado.

Carlos Mazón asume el criterio de despoblación de Pablo Casado, contrario al que defienden los expertos

Entre las reacciones de la oposición, el presidente del PPCV, Carlos Mazón, ha garantizado que la propuesta cuenta "con todo el apoyo" de su partido, a falta de estudiarla a fondo, para lo que ha instado al Gobierno a seguir adelante porque "la pelota vuelve a estar en el tejado de Pedro Sánchez" y ha pedido que la Comunidad Valenciana lidere la propuesta de financiación autonómica "desde la unidad y desde el rigor. Sin embargo, sobre la postura del líder del PP, Pablo Casado, quien defendió en un mitin en Castilla y León un modelo que cubra las necesidades de las comunidades autónomas despobladas, Mazón ha remarcado que está "absolutamente de acuerdo" con este problema, pero ha hecho hincapié en que "nadie en el PP duda que la situación de la Comunidad Valenciana es un caso excepcional". "No quiero un sistema en el que haya vencedores ni vencidos, ya hemos estado demasiado años en el bando de los vencidos", ha añadido. El informe de los expertos pide eliminar el criterio de despoblación de las variables al estar duplicado. "Yo soy español y estoy de acuerdo en que la despoblación es un problema que hay que abordar", ha señalado. El presidente del PPCV ha pedido un fondo de garantía y un fondo de nivelación transitorio, así como recuperar a través de la deuda histórica "lo que ha perdido" la Comunidad Valenciana.        

Por parte de Cs, su síndica, Ruth Merino, ha avisado que "ya no valen más excusas ni retrasos ni patadas adelante" y ha exigido valentía al Gobierno y que no tarde en convocar a las CCAA.

Entre los agentes sociales, el secretario general de UGT-PV, Ismael Sáez, ha mostrado su apoyo "sin fisuras" a las alegaciones y ha destacado que no solo se centran en la situación de la Comunidad, sino que proponen "un sistema más justo". Para que sea realidad ha exigido unanimidad y no "enturbiar" el proceso, aunque ha reconocido que no será fácil.

La secretaria de CCOO PV, Ana García, ha pedido "altura de miras" tanto al Gobierno como al resto de autonomías y ha defendido que se inicie una reforma fiscal a medio o largo plazo, además de destacar que las constantes reivindicaciones de la plataforma hayan situado el debate en la agenda nacional.

De la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), Salvador Navarro ha resaltado la unidad de los partidos y la sociedad civil y ha insistido en que la reforma incluya tanto el fondo de nivelación como la compensación de la deuda valenciana vinculada a la infrafinanciación que "ya está cerca del 50%".

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats