Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ya es oficial: la Generalitat baja un 10% todas las tasas universitarias

Las Cortes valencianas validan el decreto ley del Consell que regula la bonificación del 10% de las tasas propias y precios públicos gestionados por la Generalitat hasta el 31 de diciembre de 2022

Hemicilo de las Cortes valencianas. Información

Si tienes que abonar tasas universitarias, estás de enhorabuena. Las Cortes valencianas han validado hoy el decreto ley del Consell que regula la bonificación del 10% de las tasas propias y precios públicos gestionados por la Generalitat hasta el 31 de diciembre de 2022 con los votos a favor del Botànic y la oposición. De esa forma, los estudiantes universitarios verán reducido el pago de las matrículas de cara al próximo curso. No obstante, no es el único colectivo que saldrá beneficiado, puesto que la medida alcanza a otras muchas obligaciones de pago se calcula que beneficiarán a 1.300.000 valencianos y valencianas. Esta iniciativa, incluida dentro del Plan Reactiva del Consell, supondrá un ahorro para las familias y empresas de la Comunidad Valenciana cercano a los 30 millones de euros, según fuentes autonómicas.

“Con esta medida, que prolongaremos hasta el 31 de diciembre de 2022, pretendemos amortiguar el incremento de los costes energéticos, hidrocarburos y de la inflación a la que se enfrenta en este momento la economía valenciana, aliviando las cargas económicas para las familias y empresas”, ha apuntado al respecto el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Arcadi España.

De hecho, el conseller ha remarcado que la medida “incluye tasas de carácter transversal y vinculadas a un gran número de prestaciones, como son las tasas universitarias, con lo que va a beneficiar a un gran número de ciudadanos a los que desde la Generalitat queremos ayudar un momento como el actual en el que la inflación está elevando notablemente los gastos domésticos”

132.000 estudiantes beneficiados

Entre las tasas que se ven minoradas a través de este decreto y que beneficiarán a un mayor número de ciudadanos se encuentra la rebaja de un 10% de las tasas universitarias para el curso 2022/23, permitiendo que los más de 130.000 estudiantes de las cinco universidades públicas valencianas paguen menos el próximo curso lectivo. Esta apuesta del Consell por "democratizar y facilitar el acceso a la educación superior" supondrá un ahorro de costes para las familias valencianas, dependiendo de los estudios, de algo más de 100 euros por curso para cada estudiante.

De 2017 a 2022 el Gobierno del Botànic ha impulsado una política que le ha llevado a rebajar las tasas universitarias en un 20%, a lo que se sumará este 10% más de rebaja para el curso 2022/23.

La consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Josefina Bueno, ha incidido en su apuesta por seguir desarrollando “medidas encaminadas a facilitar el acceso a la universidad al mayor número de personas posible y esta rebaja del 10% de las tasas universitarias beneficiará a todos los estudiantes de las universidades públicas valencianas”.

Además, Bueno ha manifestado que “las universidades son esenciales en la sociedad valenciana” y ha destacado el compromiso del Consell “por la mejora constante del sistema de becas y ayudas, así como en la implementación de medidas que mejoren el sistema de gestión de las mismas”.

Debate parlamentario

Ante este decreto, el portavoz de Economía y Hacienda del grupo parlamentario popular en las Cortes, Rubén Ibáñez, ha manifestado que el texto supone una "reforma cosmética" en la que "se viene a intentar blanquear una bajada de impuestos que el Gobierno no piensa hacer".

La diputada de VOX, Llanos Massó, ha adelantado que su grupo votaría afirmativamente a la convalidación del decreto pero ha advertido al Gobierno valenciano de que "no han acertado del todo y deben esforzarse más. La rebaja debe ser mayor del 10% y no de carácter temporal", ha reclamado. Al mismo tiempo, les ha acusado de "arruinar a los valencianos y burlarse de ellos".

Desde Ciudadanos han advertido de que el decreto está "cojo" porque la subida de salarios está entre cinco y diez puntos por debajo del IPC; al tiempo que ha preguntado que ha hecho el Consell frente al aumento de la inflación desde 2015 hasta ahora. Y ha respondido: "Incrementar la deuda a los valencianos, subir la presión fiscal o que morirse cueste mucho más que en otras comunidades autónomas", ha puesto como ejemplos.

Frente a estas críticas, desde el PSPV, el diputado José Muñoz ha destacado que este decreto busca ayudar a las personas más afectadas por la subida de precios y ha lamentado la postura de la oposición, que "ante situaciones de crisis, extremas, no tiende la mano". "Sistemáticamente siempre vota en contra", ha criticado.

El PSPV, ha agregado, tiene una posición clara: "Estamos radicalmente a favor de gente que necesita la política para igualarse. Las medidas aprobadas por el PSPV y por el gobierno del Botànic van en esa línea. Siempre defenderemos a la ciudadanía valenciana", ha apostillado.

Por su parte, desde Compromís, Graciela Ferrer ha resaltado que el decreto muestra el "compromiso" del gobierno del Botànic con la sociedad valenciana y ha asegurado que, entre otros aspectos, pretende ayudar al sector primario, que ha calificado de "esencial".

El diputado de Unides Podem Ferran Martínez ha subrayado las medidas adoptadas por el Botànic para combatir la inflación y ha apostillado sobre el decreto: "Estamos intentando cuidar a los sectores más expuestos al crecimiento de la inflación. Somos muy conscientes de que la mejor política es ayudar al tejido productivo y a los ciudadanos. Así es como saldremos de la crisis", ha dicho.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats