Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aitana Mas: de la oposición en el Ayuntamiento de Crevillent a la Vicepresidencia del Consell

En una población que roza las 29.000 personas censadas, el nombramiento de la hasta ahora síndica adjunta de los valencianistas en las Cortes como sucesora de Oltra ha acaparado las conversaciones en los últimos días

Aitana Mas interviene en un congreso de Iniciativa, en imagen de archivo. Fernando Bustamante

Crevillent, una población de casi 29.000 habitantes a las orillas de la sierra que separa el «Medio» Baix Vinalopó, cordillera montañosa que alberga uno de los tesoros de la provincia, la ciudad protohistórica de Herna -poblado íbero de la Penya Negra- vestigio del siglo IX-VI aC y recientemente musealizado en 2021. Desde este punto de la sierra se puede observar el mar, el Parque Natural del Hondo, la gran extensión de huerta y palmeras que comprende su término municipal y sus pedanías -desde el Realengo hasta el Rincón de los Pablos- y también, las calles del núcleo urbano donde han crecido crevillentinos y crevillentinas. A esas alturas resaltan la cúpula que corona la parroquia de Belén y los barrios que trazan un mapa por el que han pasado desfiles de Moros y Cristianos, Semana Santa o romerías a San Isidro y San Pascual.

Aitana Mas: de la oposición en el Ayuntamiento de Crevillent a la Vicepresidencia del Consell

Fue edil con 21 años, llegó a directora general con 25, ganó unas primarias con 29 y con 31 encabezaba Iniciativa

decoration

Las crisis económicas -y, en boca de algunos vecinos, cierta «desidia política»- ya cerraron fábricas e industria de sus míticas alfombras, se llevaron por delante el cine y derribaron el Teatro Chapí después de que aún diera tiempo a ver alguna película o función de final de curso… Aún así, si por algo se han caracterizado los vecinos de Crevillent, ha sido por su resiliencia: no se ha faltado a las tradiciones artísticas, musicales y deportivas ya sea para las serenatas a la Mare de Déu del Rosari o para la tradicional San Silvestre. Otros monumentos destacan, como el obelisco azul diseñado por Miguel Ruiz que los populares plantaron en mitad de la Rambla para asombro de muchos vecinos (y programas de televisión, que mostraron la obra junto al presupuesto). Y en el camino que recorre esa misma Rambla hasta el Fontenay, las calles hasta la plaza y demás barrios, hoy por hoy hay un tema que se comenta especialmente: Aitana Mas será la nueva vicepresidenta del Consell.

El regidor de Cultura del municipio, Jesús Ruiz (Compromís), que fue también maestro de preescolar de la mujer que sustituirá a Mónica Oltra en todos sus cargos destaca la vinculación de Mas con el pueblo: «Hasta incluso estando en Valencia, Aitana no ha dejado de participar en las fiestas del barrio del Pont, en el club Maratón…», destaca, valorando su proactividad. «Además es mujer, es joven… representa una nueva generación, que, desde los valores jóvenes y comprometidos, puede cambiar las cosas», afirma. Tal y como cuentan desde el Ayuntamiento, «siempre ha asumido cargos de gran responsabilidad, desde muy jovencita» así que este cambio se ha tomado como un paso más en su carrera política: fue edil en la oposición con 21 años, llegó a directora general con 25, ganó unas primarias con 29, y con 31 ya encabezaba parte del proyecto de Iniciativa, cargo que le ha llevado a la vicepresidencia con 32 años. Desde la militancia de Iniciativa del Poble Valencià y el proyecto conjunto de Compromís se lamenta, por lo general, «la situación que la ha llevado a este cargo», pero todas las fuentes han enumerado su trayectoria y destacan su capacidad de trabajo. Algunos miembros del partido, sin embargo, apuntan que, a pesar de sus aptitudes, «quizá aún no esté preparada para esta responsabilidad». Son los menos. La mayoría tiene muchas esperanzas depositadas en ella. Mientras, desde el Partido Popular, el portavoz Miguel Ángel Sánchez ha respondido a este diario en su petición de obtener unas valoraciones que, «en esta ocasión, no vamos a opinar nada». Los socialistas también han aplazado sus declaraciones.

Pero más allá del Consistorio están la Plaça del Cavall -la rebautizada Plaza de la Comunidad Valenciana, con un Jaume II ecuestre-, la de Belén y las calles y barrios: Santísima Trinidad, el Àngel, la Vila Vella, La Salut, Ronda Sur, el Calvari… el tema sale a colación, inevitablemente, y la reacción de los vecinos al preguntarles sobre qué les parece que una crevillentina sea la nueva vicepresidenta es, por lo general, positiva: Conxa Gilabert, directora del instituto Macià Abela, donde Aitana se formó, destaca su excelencia académica y artística: «Llegó a ganar el concurso de relatos José Sempere Congost», explica. «En el claustro lo hablábamos el otro día, tanto ella como su hermana han sido alumnas excelentes y desde el centro estamos muy orgullosos. Siempre ha sido, además, muy sociable».

Paco, regente del mítico restaurante Estrella de África y autor -afirmado por tantos- del «mejor arrós i mondongo» recibió la noticia con sorpresa y afirma que «le parece muy bien» que una crevillentina llegue a la Vicepresidencia del Gobierno valenciano. Pregunta, además, de quién es hija y cuál es el mote de la familia para situarla mejor: «Ya sé quién es», dice. «Me parece muy, muy bien», añade. Por su parte, Carmen, regente de El Pollastre Crevillentí, que prepara las comidas de muchos vecinos a diario cerca Dels Abrets, no puede contener su alegría ante la noticia y la tilda de «meravella». «Es una alegría que alguien del pueblo llegue a la Vicepresidencia. No digo que nos vaya a beneficiar, pero que se sepa el nombre de Crevillent es una maravilla», subraya.

Aitana Mas está vinculada desde hace años con el Club Marathon de Crevillent y actualmente ejerce el cargo de vocal en la junta directiva. El presidente de la entidad, Antonio Luis Mas, destaca que, «en los más de 16 años que llevo participando en el club, siempre he visto a Aitana involucrada, sobre todo en la San Silvestre, a la que no ha faltado ni siquiera cuando sus obligaciones estaban fuera, en Valencia. Ha estado habitualmente organizando la entrega de premios y hasta marcando el circuito el día anterior. Antonio Luis Mas destaca que «es de ayudar en todo lo que puede», y confía en que en política seguirá la misma línea de deportividad que aplica en el club. Más ahora que se enfrenta a una de las carreras de fondo más importantes de su vida hasta la fecha.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats