Un nuevo terremoto que va camino de socavar todavía más los cimientos de Ciudadanos en la provincia. Eso es lo que ha supuesto la suspensión cautelar de militancia del portavoz de la formación naranja en la Diputación, Javier Gutiérrez, que se le comunicó formalmente el pasado miércoles. Un expediente que está tramitando en estos momentos la Comisión de Régimen Disciplinario de los naranja y que el secretario de Organización nacional de Cs, Borja González, desvincula de la moción de censura de Orihuela, de la comida que se organizó coincidiendo con la celebración de las elecciones andaluzas el pasado 19 de junio, y de las discrepancias en torno al debate de si debe haber confluencia con el PP en las listas de cara a las elecciones de 2023. Hasta el punto de que atribuye la suspensión cautelar de militancia a las “acusaciones sin fundamento” que ha formulado en los últimos días contra otros cargos orgánicos e institucionales y, sobre todo, y así lo sostiene literalmente Borja González, al “intento de sabotaje de cualquier acción interna del partido”.

En este sentido, desde la Secretaría de Organización manifiestan que todo se precipitó a mitad de junio, cuando el propio Borja González comunicó la destitución de Javier Gutiérrez como coordinador provincial, así como de los secretarios de Acción Institucional y Organización en la Provincia, César Martínez y Chechu Herrero, respectivamente. “A estas personas se las cesa de sus cargos porque falta un año para las elecciones y la intención era fortalecer las estructuras del partido y que ellos se pudieran dedicar a la acción política de sus cargos, para que tuvieran más visibilidad”, argumenta González. “Se les cesó por el mismo procedimiento por el que fueron nombrados”, apostilla, a lo que añade que “los partidos tienen unos estatutos y unas normas de comportamiento y todos nos tenemos que regir por ellas”.

Respecto a la moción de Orihuela, afirma que “a muchas personas nos molestó la actuación de los concejales, porque incumplieron las directrices de Ciudadanos, pero se les abrió un expediente, y ahora están gobernando y se comportaron bastante mejor con el partido, porque están trabajando por los votantes y por el proyecto”. Al respecto, agrega que “a los oriolanos no les interesa un expediente interno, más cuando ha habido personas que han estado muy preocupadas por este expediente a unos compañeros, y no se preocuparon tanto del que le abrió el PP a Emilio Bascuñana por su imputación”

El expediente que se le ha abierto a Javier Gutiérrez le da la posibilidad de recurrir ante el Comisión de Garantías para que él también pueda dar sus argumentos. En cualquier caso, y de momento, no afectaría a los cargos institucionales que ostenta, como los de portavoz de Cs en la Diputación, y responsable del área de Infraestructuras y Asistencia a Municipios, así como concejal de Urbanismo en Xixona, hasta que no se resuelva el proceso. Sólo a su condición de afiliado de Ciudadanos. A priori, el expediente podría estar resuelto en el plazo de unas semanas. Los cargos que quedaron vacantes tras los ceses de Javier Gutiérrez, César Martínez y Chechu Herrerro está previsto que se cubran en los próximos días.