Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSPV pedirá a Ferraz variar las primarias de candidatos por coincidir con el 9 d’Octubre

Los socialistas descartan jornadas de votación el Día de la Comunidad Valenciana. La presentación de candidaturas el 20 de septiembre deja en el aire el proceso para votar el liderazgo orgánico en Orihuela

Comisión Ejecutiva Nacional del PSPV-PSOE celebrada antes del verano en la ciudad de Orihuela. TONY SEVILLA

 El PSPV solicitará variar el calendario fijado por el Comité Federal del PSOE para organizar los procesos de primarias de cara a las elecciones municipales de 2023. La hoja de ruta diseñada por el partido que lidera Pedro Sánchez prevé celebrar las votaciones de las candidaturas en municipios de más de 20.000 habitantes justo el 9 de Octubre, día de la Comunidad Valenciana. Por tanto, la dirección del partido que dirige Ximo Puig pedirá que la cita con las urnas, si es que la hay, se lleve a cabo o bien antes o bien después de dicha festividad. No obstante, se pretende que el cambio sea tan solo una cuestión de pocos días y, en ningún caso, está contemplado alargar el proceso hasta la segunda fecha prevista por Ferraz para casos excepcionales, que es el 11 de diciembre, una fecha demasiada lejana en el tiempo para formalizar a los cabezas de lista de enclaves tan estratégicos para el partido como la ciudad de Alicante. Aunque todo es posible.

El horizonte de los ciclos electorales previstos para 2023 ha obligado a los partidos a engrasar ya su maquinaria para afrontar los procesos. La última derrota electoral, la de Andalucía, que brindó al PP su primera mayoría absoluta en el que ha sido un feudo histórico del socialismo, ha empujado al Partido Socialista a mover ficha con tal de rearmar su proyecto e intentar aguantar el tipo. El territorio valenciano está considerado un escenario clave para que Sánchez pueda retener La Moncloa o bien Alberto Núñez Feijóo consiga conquistarla. Por tanto, ya se han iniciado todo tipo de movimientos para designar a los candidatos. Con todo, la consigna que se ha dado es que son preferibles los pactos entre las diferentes familias del socialismo valenciano que llegar a un escenario de elecciones primarias. Todo para tratar de proyectar unidad y evitar la imagen de división. Al fin y al cabo, la misma estrategia que viene siguiendo el Partido Popular que encabeza Carlos Mazón. En ninguna localidad de la provincia, hasta el momento, se han celebrado primarias y todas las renovaciones de liderazgos orgánicos se han realizado por aclamación. 

En el mapa socialista de la provincia, dos de los principales focos de atención con base en las candidaturas se sitúan en la ciudad de Alicante y, también, en Orihuela. En el primer caso, porque la agrupación se encuentra a la búsqueda de candidato o candidata y son la consellera de Innovación, Josefina Bueno, y la síndica del grupos socialista en las Cortes, Ana Barceló, las que figuran en las principales quinielas. Todo teniendo en cuenta las turbulencias que acaba de atravesar la agrupación local a raíz de la crisis generada con el que era portavoz en el Ayuntamiento, Francesc Sanguino. En el segundo caso, en la capital de la Vega Baja, la situación es un tanto más enrevesada porque todavía están pendientes las primarias para ratificar el liderazgo orgánico a nivel local. La fecha establecida en un principio para llevar a cabo ese proceso era antes del 30 de abril, si bien Ferraz autorizó posponerlo sine die para no enfangar la moción de censura que, finalmente, concluyó con el PSOE conquistando la Alcaldía que ostentaba el PP. 

Escenario inusual

En estos momentos es la alcaldesa de Orihuela, Carolina Gracia, alineada con el bloque ximista, quien está al frente del timón del partido en la localidad, si bien el exconcejal Antonio Zapata, aliado del secretario general en la provincia, Alejandro Soler, dio un paso al frente y anunció que concurriría al proceso para tratar de ser el nuevo secretario. Se da por hecho que Gracia tratará de mantenerse al frente, como ha dejado entrever en diversas ocasiones. Así las cosas, podría producirse una situación cuanto menos inusual en Orihuela, y es la designación del candidato del PSOE al Ayuntamiento antes de que se celebren las primarias a la secretaría general del partido en la localidad. No obstante, ese es un escenario que en absoluto se descarta. De hecho, es algo muy probable teniendo en cuenta que los plazos son del todo ajustados y que Gracia, como el resto de alcaldes socialistas de los considerados grandes municipios, tiene luz verde de Ferraz para repetir como candidata sin pasar por primarias.

En el calendario previsto inicialmente por Ferraz, las candidaturas de quienes aspiren a ser cabezas de cartel a las elecciones en municipios de más de 20.000 habitantes deberían ser presentadas entre el 19 y el 20 de septiembre. Un periodo que está ya a la vuelta de la esquina, justo en el inicio del nuevo curso político. 

Alcaldables tempranos: siete meses antes de la cita con las urnas 

Los plazos fijados por Ferraz para designar candidatos en municipios de más de 20.000 habitantes suponen que los alcaldables quedarán ratificados cuando resten más de siete meses para las municipales, previstas para el 28 de mayo de 2023. De esta forma, los cabezas de lista entrarán en modo campaña durante más de medio año para tratar de reforzar el proyecto socialista. Claro que según cuestionan en determinados círculos del socialismo alicantino eso es algo que supone un arma de doble filo. Con tanta antelación, ¿en qué situación, frente a la oposición, quedaría un alcalde que no vaya a repetir como candidato y se sepa ya el mes que viene?, se preguntan.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats