Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ferraz blinda las candidaturas de los alcaldes de Elche, Orihuela, Alcoy y Elda sin primarias

Doce regidores de ciudades de la provincia con más de 20.000 habitantes reciben luz verde del Comité Federal del PSOE para poder liderar las listas a las elecciones municipales en 2023

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez David Revenga

Los socialistas activan el modo electoral. El partido que lidera Pedro Sánchez ha acelerado los procesos para confeccionar las candidaturas de cara a los próximos comicios municipales, previstos para mayo de 2023. El calendario aprobado para designar a los cabezas de lista prevé que antes de que acabe el año se confirmen los nombres de todos los candidatos y candidatas a gobernar los ayuntamientos. Aunque, formalmente, todavía no han empezado a correr los plazos, en la provincia de Alicante se contabilizan hasta doce alcaldes y alcaldesas que, a priori, ya tienen luz verde del Comité Federal del PSOE para volver a liderar el proyecto en sus respectivos municipios. Ferraz ha hablado: todos aquellos regidores al frente de localidades de más de 20.000 habitantes pueden repetir como alcaldables sin necesidad de pasar por ningún proceso de primarias, es decir, sin que se les pueda disputar el liderazgo. La instrucción evidencia que, de cara a la selección de aspirantes, pesan más los votos obtenidos en la anterior cita con las urnas, la de 2019, que el posible veredicto de la militancia. Y eso es algo que, en territorio alicantino, supone un inesperado cortafuegos frente a batallas internas en determinadas agrupaciones. 

La provincia concentra 26 municipios de más de 20.000 habitantes, de entre los cuales una docena mantienen al frente a regidores socialistas. Todos ellos, según el acuerdo adoptado por el Comité Federal del PSOE, cuentan con el plácet del partido de Sánchez para encabezar, de nuevo, las candidaturas. Entre ellas, las de varias cabeceras de comarca. Son el alcalde de Elche, Carlos González; el de Alcoy, Toni Francés; el de San Vicent del Raspeig, Jesús Villar; la regidora de Orihuela, Carolina Gracia; el alcalde de Elda, Rubén Alfaro; y su homólogo en Dénia, Vicent Grimalt. También los primeros ediles de La Vila Joiosa, Andreu Verdú; de Villena; Fulgencio Cerdán; de Petrer, Irene Navarro; de Novelda, Fran Martínez; de Xàbia, José Chulvi; y de l’Alfàs del Pi, Vicente Arques. En sus manos está la posibilidad de repetir como cabezas de lista y, en principio, se espera que todos ellos recojan el guante y se mantengan al frente. Al fin y al cabo, se busca que puedan mantener la tendencia de voto, una fórmula con la que el presidente del Gobierno encara su propia batalla por la supervivencia. 

Alcaldes de Elche, Orihuela, Elda, Alcoy, San Vicent del Raspeig y Dénia.

En concreto, el documento en el que se fija el calendario de primarias y la selección de candidaturas de cara al 28 de mayo de 2023 establece que como norma general procede celebrar primarias en las localidades de más de 20.000 habitantes salvo que el PSOE forme parte del Gobierno, ocupe la presidencia una persona socialista y esta opte a la reelección. 

La continuidad por la que ha apostado el máximo órgano de los socialistas en la designación de candidaturas contribuye a despejar dudas en determinados puntos calientes de la provincia y, además, pone en bandeja a los regidores la posibilidad de concurrir como número uno de la lista a su respectivo consistorio. Se impone así que las agrupaciones se vean obligadas a remar en una misma dirección, dejando a un lado pulsos internos en un momento en el que el PP de Alberto Núñez Feijóo cotiza al alza, según todas las encuestas. Uno de los escenarios más significativos se registra en Elche. Mucho se ha escrito sobre la probabilidad de que González pudiera aspirar a un tercer mandato con el beneplácito de la agrupación local. En el término ilicitano, el partido está controlado por el diputado nacional Alejandro Soler, ligado a la corriente inicial del sanchismo y quien no mantiene, precisamente, demasiada afinidad con el regidor, fiel al bloque ximista. De hecho, González hizo campaña por el candidato que se enfrentó a Soler en las primarias a la secretaría provincial, Toni Francés, que acabó perdiendo esa pugna en clave interna.  

Las quinielas sobre candidatos alternativos al actual regidor de Elche han sido una constante pero ahora, el golpe de efecto del Comité Federal, contribuye a despejar dudas. Siempre y cuando González quiere repetir, tendría el camino completamente libre, tal y como se desprende del mandato de Ferraz, que en casos como este pone en valor el hecho de que en los anteriores comicios la candidatura encabezada por el regidor recibiera casi el 37% de apoyo de los votantes, siendo el más votado. Cuestión diferente será que, si finalmente se convierte en cabeza de cartel, pueda tener capacidad para poder confeccionar su propia lista. 

La secretaría, en el aire

Orihuela es otro de los términos donde parecía no estar claro el rumbo que podía tomar la agrupación de cara a la designación del candidato o candidata a los comicios locales. La cabecera de comarca de la Vega Baja es la única localidad en la que los socialistas no han celebrado el proceso para la renovación del liderazgo orgánico a nivel local. Los plazos establecidos por el PSPV coincidieron con la moción de censura que, en abril de este año, aupó a la Alcaldía a la socialista Carolina Gracia. Por aquel entonces, Ferraz aceptó aplazar sine die las primarias a la secretaría general del partido en Orihuela, donde estaba previsto que se enfrentaran Gracia frente al exconcejal Antonio Zapata, ligado a la corriente alejandrina. Pues bien, aunque se esperaba que ese proceso se retomara antes del verano, no fue así. Ahora, la decisión del PSOE de blindar como candidatos a los alcaldes, deja completamente fuera de juego a Zapata y dinamita cualquier posibilidad de un relevo en la candidatura al ayuntamiento. 

Alcaldes de La Vila, Villena, Petrer, Novelda, Xàbia y l'Alfàs.

San Vicent del Raspeig es otro de los enclaves donde la directriz del PSOE federal acaba con cualquier posibilidad de rebelión interna para conquistar el primer puesto de la lista. La agrupación ha registrado una convulsa legislatura a cuenta de la oposición interna que ha experimentado el alcalde, Jesús Villar, hasta el punto de que en su día se vio afectada la gobernabilidad. Cierto es que la candidata amparada por el regidor, Asun Paris, se hizo con las riendas de la secretaría local del partido al ganar las primarias frente al candidato que estaba más próximo a Soler, Miguel Ángel Mora. Ese fue un resultado que, de alguna forma, reforzó al alcalde. No obstante, no estaba nada claro que, de cara a los comicios municipales, se hubiera elegido al candidato sin primarias. 

El proceso de elaboración de candidaturas establecido por el Comité Federal no aclara, en cambio, en qué situación quedan los socialistas que forman parte de gobiernos municipales formados por coaliciones de partidos aunque no ostenten la Alcaldía. En el caso de la provincia de Alicante, y atendiendo a poblaciones mayores de 20.000 habitantes, se dan tres casos. En Crevillent, José Manuel Penalva ejerce como primer teniente de alcalde y la vara de mando la ostenta Compromís. Es él quien controla el partido a nivel orgánico. En Altea, Miguel de la Hoz Sellés ejerce como portavoz del grupo socialista, que gobierna junto a los valencianistas. En ese caso, el control de la agrupación está en manos de la secretaria general, Anna Lanuza. En San Joan d’Alacant, Jaime Albero ha sido alcalde durante la primera mitad de la legislatura y cedió la Alcaldía a Cs el pasado año en virtud del acuerdo de gobernabilidad pactado al inicio del mandato. 

La agenda fijada por el PSOE determina que será el 9 de octubre la fecha en la que se celebrarán las primeras en aquellos municipios en los que corresponda. No obstante, el PSPV pedirá retrasar unos días la convocatoria al coincidir con el Día de la Comunidad Valenciana. Por el momento se desconoce dónde se celebrarán estos procesos, si es que se acaba celebrando alguno. La consigna de los socialistas es evitar siempre que sea posible las elecciones internas y mantener predisposición para rubricar pactos. Todo para evitar transmitir una imagen de división cuando lo que se quiere proyectar es, precisamente, lo contrario, unidad. Más todavía tras el trompazo electoral en Andalucía. 

El plazo de presentación de candidaturas se ha fijado entre el 19 y el 20 de septiembre y son tres las grandes ciudades en las que el partido está llamado a alcanzar acuerdos para aupar candidatos que traten de mejorar los resultados. Alicante, Benidorm y Torrevieja son clave. 

Ximo Puig y  todos los líderes autonómicos, repiten

El liderazgo del secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, está absolutamente consolidado al frente del partido y no existe ninguna duda sobre que él será el candidato a las próximas elecciones autonómicas, que todo apunta a que coincidirán con las municipales, el 28 de mayo. Con todo, la hoja de ruta acordada por Ferraz para organizar la designación de los cabezas de lista a los próximos comicios blinda a los presidentes autonómicos, tal y como lo hace con los alcaldes de poblaciones de más de 20.000 habitantes. El documento interno aprobado por el Comité Federal establece que los socialistas que presiden comunidades autónomas tienen derecho a repetir como candidatos sin pasar por un proceso de primarias. El PSPV-PSOE fue el partido más votado en las últimas elecciones, al obtener casi el 24% de los votos y 27 escaños, ocho más que la segunda fuerza, el PP. También tienen pase directo como candidatos los presidentes de las regiones que participarán en dicha convocatoria electoral, que son los de Castilla-La Mancha, Extremadura, Baleares, Canarias, Asturias, Aragón, La Rioja y Navarra. 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats