El presidente del Partido Popular en la provincia de Alicante, Toni Pérez, ha informado este lunes que el PP ha presentado un total de 230 enmiendas a los presupuestos del Consell para “corregir y compensar el agravio que sufre la provincia en los presupuestos de Ximo Puig con las verdaderas necesidades de la provincia”.

Pérez ha destacado que el presidente de la Generalitat “salió al rescate de Pedro Sánchez después de que la provincia quedara la última en inversiones por parte del Estado y prometió una dotación de 600 millones de euros, de los que finalmente llegarán la mitad”, ha explicado Pérez, quien ha estado acompañado en su intervención de los diputados autonómicos Nando Pastor y José Antonio Rovira. 

Denuncia

El presidente del PP en la provincia ha denunciado “que seis de cada diez municipios de Alicante no van a recibir inversiones directas del Consell y además, la mitad de los proyectos que se anuncian en los presupuestos son recurrentes de otros años”. “Estos datos demuestran que el gobierno de Ximo Puig ha sido terrorífico para los alicantinos”, ha zanjado Pérez.

Por su parte, el diputado autonómico Nando Pastor ha concretado que un 22% de las enmiendas tienen por objetivo infraestructuras y un 20% dotaciones educativas, como colegios, institutos o conservatorios. Otro 18% están centradas en el área de sanidad, para reclamar centros de salud y rehabilitación de hospitales, y otro 16% para cultura y deporte. 

Pastor ha lamentado que la provincia de Alicante “está salpicada de incumplimientos claros y contundentes, en forma de proyectos que llevan años prometiéndose y nunca llegan a cumplirse”. Para el diputado autonómico “esto demuestra que la palabra del Puig no es fiable y convierte los presupuestos en un fiasco”.

Como ejemplo, Pastor ha citado los centros de salud de la ciudad de Alicante, las ampliaciones de los hospitales de Orihuela y Alcoy o la construcción del CDT de interior en Alcoy, “un proyecto que se arrastra desde la legislatura anterior”. También el desdoblamiento de la CV95 a su paso por la Vega Baja o la mejora de la estación del AVE en Villena, “ya que es una vergüenza que todos los años digan que se va a solucionar y no se haga nada”.

Por su parte, el diputado José Antonio Rovira ha criticado que Compromís “ha hecho doblar una vez más el lomo a Puig con la creación de la Agencia Valenciana de la Energía”. Ha lamentado “que ahora se comprometen a sacar adelante las más de 400 licencias fotovoltaicas que tenían paralizadas sólo porque hasta ahora no habían conseguido que Puig les creara el nuevo chiringuito que sólo va a servir para enchufar a sus amigos”.

Hacienda

Por su parte, el portavoz de Hacienda del grupo popular en las Cortes, Rubén Ibáñez, ha afirmado que “la gestión caótica y descontrolada del Gobierno Puig nos coloca con un déficit autonómico por encima del doble de la media a nivel nacional, a la cabeza autonómica”.

Ibáñez ha indicado que “el que la Comunidad Valenciana cierre el año con un déficit por encima del doble de la media autonómica, un -2,7% cuando la media es -1%, según un estudio de Fedea, demuestra la incorrecta gestión económica presupuestaria del gobierno de Puig”.

El portavoz popular ha explicado que “el Gobierno Puig está incurriendo por un lado en un exceso de gasto en aquellas cuestiones que no son prioritarias para los valencianos, como puede ser todo el sector público. Por otro lado, existe un auténtico descontrol de la deuda pública y, en tercer lugar, hay un desmedido afán recaudatorio, una subida de impuestos absolutamente intolerable en estos momentos para el bolsillo de los ciudadanos”.