PP y Compromís pactan y dejan fuera a Josefina Bueno de la Mesa de las Cortes

La valencianista Maria Josep Amigó ocupará la secretaria segunda en la XI legislatura de las Cortes Valencianas

Maria Josep Amigó será la secretaria segunda de la Mesa de las Cortes

Maria Josep Amigó será la secretaria segunda de la Mesa de las Cortes / Fernando Bustamante

Borja Campoy

Borja Campoy

Compromís sí que formará finalmente parte de la Mesa de las Cortes Valencianas. Maria Josep Amigó ha obtenido 32 votos, por los 31 de la alicantina Josefina Bueno, que se ha quedado fuera finalmente, tras el pacto entre los valencianistas y el Partido Popular. Esta ha sido una de grandes sorpresas que se han producido durante la sesión constitutiva de la XI legislatura en el Parlamento autonómico. Todo ello llega después de la polémica que había envuelto en las últimas semanas al PSPV-PSOE y Compromís, socios durante los ocho años del Botànic, ya que los socialistas se habían negado a cederle a los valencianistas un puesto en la Mesa. De esta forma, la coalición hubiera pasado de presidir las Cortes, a través de Enric Morera, a quedarse fuera del órgano de dirección. Fuentes del PSPV han lamentado que el PP pacte con Vox la presidencia de las Cortes y con Compromís la secretaria segunda. “Cualquier pacto le vale al PP para atacar al PSPV. ¿Por qué se presta Compromís a pactar con un partido que se ha pasado toda la legislatura ofreciéndole sus votos a Ximo Puig para tirar a Compromís del Gobierno?”, se preguntan las mismas fuentes.

35 votos

Por lo tanto, las dos secretarías de la Mesa estarán en manos del popular Víctor Soler y de Maria Josep Amigó, que en el último mandato ha sido la vicepresidenta de la Diputación de Valencia. Soler ha obtenido 35 votos en la votación, lo que le ha valido para ser el vicepresidente primero. La única represente del PSPV en el órgano de dirección será Gabriela Bravo, que ocupará la vicepresidencia segunda. El vicepresidente primero será el popular Alfredo Castelló, mientras que la presidencia ha quedado en manos de Llanos Massó, de Vox, tras el acuerdo de gobierno alcanzado por la formación de ultraderecha y el PP. De la trayectoria de Massó ha destacado que es antiabortista, que tiene profundas creencias religiosas y que criticó en varias ocasiones al anterior Gobierno autonómico por cuestiones vinculadas a la educación sexual.

Desde Compromís, habían propuesto como candidata a Amigó. El síndic de Compromís, Joan Baldoví, ha señalado: "Hemos de tener representación. 350.000 valencianos no pueden quedarse mudos en esta cámara". Baldoví ha asegurado que la designación de la diputada de Vox Llanos Massó para presidir las Cortes es "una provocación" y demuestra que el PP "ha perdido todas las vergüenzas". En función de los resultados electorales del 28 de mayo, al PP le correspondían tres puestos en la mesa y al PSPV otros dos, si bien los populares han cedido la presidencia a Vox, y Compromís reclamaba tener la secretaría segunda, que debían cederles los socialistas. Las dos vicepresidencias y las dos secretarias de la Mesa se eligen en dos votaciones consecutivas en las que los diputados introducen en una urna papeletas con nombres, y son designados los dos candidatos que tiene mayor número de votos.

Carlos Mazón

El futuro presidente de la Generalitat Valenciana, el popular Carlos Mazón, ha valorado el pacto alcanzado entre su formación y Compromís para que los valencianistas obtengan representación en la Mesa de las Cortes. El alicantino ha destacado el “esfuerzo por la pluralidad” que buscará su Gobierno. “Gracias al PP, Compromís y Vox están en la Mesa y creo que es bueno para todos”, ha manifestado Mazón, que considera que su partido “no cree en los cordones sanitarios”. “Todos los partidos tenían que estar representados en la Mesa”, ha explicado el líder popular, que también le ha lanzado un dardo al PSPV: “Hemos hecho muchos llamamientos privados al PSPV para que todos los partidos estuvieran representados, pero el PSPV se ha convertido en el partido del no”.