Vox reconoce la "legalidad" de la AVL sin aclarar si usará el valenciano en sus consellerias

La síndica de Vox en las Corts, Ana Vega, asegura que su formación "respetará la legalidad vigente" pero no concreta si desde los departamentos de la ultraderecha en el Consell se acatará la normativa de la Acadèmia o se limitarán a escribir sólo en castellano

Acusa al Botànic de convertir la lengua en un "caballo de batalla" durante sus mandatos: "Hay que proteger nuestra lengua frente al catalanismo que ha querido traer ficticiamente la izquierda"

La Junta de Síndics, reunida este miércoles en las Corts para ordenar el pleno de la Diputación Permanente

La Junta de Síndics, reunida este miércoles en las Corts para ordenar el pleno de la Diputación Permanente / LEVANTE-EMV

"Libertad, para que todos podamos elegir". Bajo esa premisa, situada como el punto principal del acuerdo entre PP y Vox para gobernar en coalición en la Comunidad Valenciana, están tratando de gestionar los dos partidos miembros del Consell el incendio lingüístico provocado por el uso por parte de las consellerias de la ultraderecha de un valenciano no normativo. La síndica de Vox en las Corts, Ana Vega, ha asegurado este miércoles que su formación "respeta la ley" y, por tanto, a la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL), si bien ha esquivado aclarar si Vox hará uso desde sus consellerias del valenciano conforme a las reglas que recoge en ente estatutario, tal como ordenó el president Carlos Mazón después de que algunos departamentos adoptaran un uso no normativo de la lengua. Lo ha dejado en manos de cada área y lo mismo ha hecho el PP, que ha avanzado que "no va a imponer a nadie" el uso de la lengua propia de la Comunitat Valenciana y que le "parece bien" que cada conseller escoja el idioma en el que expresarse. Todo ello pese a que el decreto que regula los usos del valenciano en la Generalitat fija que las administraciones deberán expresarse "al menos, en valenciano".

Desde la llamada al orden de Mazón, la ultraderecha ha eliminado el valenciano de sus comunicaciones institucionales en lo que parece una estrategia conjunta para no acatar las reglas de la AVL, que consideran que es un ente politizado y "pancatalanista". Ahora solo se expresa en castellano, algo ilegal según la normativa que regula los usos del valenciano desde la Generalitat, y Vega no ha concretado si seguirán ignorando a la lengua propia de la Comunidad Valenciana.

Preguntada sobre si su formación reconoce a la AVL, la portavoz ha asegurado que Vox "respeta la ley, sí". "La AVL está en el Estatut y nosotros somos respetuosos con la legalidad vigente", ha indicado. Sin embargo, no ha aclarado si estos departamentos van a volver a comunicar en valenciano, algo que no practican desde que Mazón exigiera el uso del valenciano normativo, según las normas de la Acadèmia.

"Si hay consellers que quieren publicar en castellano, me parece bien"

Las conselleries en poder de la ultraderecha han hecho uso de un valenciano no normativo que se rige según las normas del Puig, que la presidenta de las Corts, Llanos Massó, definió como el "auténtico". Vega ha señalado que esta es la posición que defiende Vox pero ha querido enmarcar las palabras de la segunda máxima autoridad institucional de la C. Valenciana en el ámbito de una "opinión personal".

La síndica de Vox ha defendido que el debate lingüístico "es una polémica artificial" ya que "las dos lenguas han convivido sin ningún problema hasta que llegó la izquierda y lo convirtió en un caballo de batalla totalmente absurdo. Nunca ha habido mala convivencia entre las dos lenguas. El valenciano es nuestra lengua regional, es riqueza cultural y tenemos que protegerlo y es lo que vamos a hacer desde Vox siempre", ha señalado.

Al PP le "parece bien" que Vox excluya el valenciano desde el Consell

La actitud de Vox de excluir el valenciano de sus comunicaciones oficiales para no tener que acatar las normas de la AVL no ha sido recriminada por su socio de Gobierno. El síndic del PP en las Corts, Miguel Barrachina, ha destacado que su formación se caracteriza por la "libertad y el respeto" y que no le dice a nadie "cómo tiene que hablar".

Barrachina ha insistido en este punto pese a que la ley de usos del valenciano estipula la obligación de las administraciones públicas de la C. Valenciana a expresarse "al menos, en valenciano" y ha señalado que el PP "no impone a nadie el uso del valenciano".

"Si hay consellers que quieren publicar en castellano, me parece bien. Ha habido conselleries que en ocho años han publicado el 100 % en valenciano y jamás hemos protestado", ha destacado Barrachina, que ha minimizado el desafío lanzado por Vox al empezar a emitir comunicados en un valenciano no normativo. "Yo soy el primero que comete faltas, no soy quién para enjuiciar la manera de escribir", ha indicado.

El dirigente popular ha cargado también contra el Botànic, y en concreto contra el exconseller de Educación Vicent Marzà, a quien le ha reprochado que le "diga cómo" tiene que hablar él y sus hijos y le ha acusado de poner en marcha un "proceso de ingeniería social" para impulsar las líneas educativas en valenciano.

El PSPV critica la "intromisión" de Mazón

Desde la oposición, la síndica socialista, Rebeca Torró, ha reivindicado la independencia de la AVL, ha acusado al Consell de abrir un debate con la lengua "superado" en la sociedad valenciana y ha denunciado que la presidenta de las Corts haga "manifestaciones partidistas" a pesar de su cargo, lo que ve "indigno".

"La mejor forma de estimar el valenciano es utilizarlo, sobre todo desde las instituciones", ha reivindicado, y ha culpado a PP y Vox de "intrometerse" ante una entidad normativa que "cuenta con el consenso absoluto de todos los valencianos". Torró ha señalado que los socialistas aprueban toda reunión entre instituciones, como la anunciada por Mazón con la AVL, pero ha criticado

Y de Compromís, Joan Baldoví ha criticado el "incumplimiento flagrante" del valenciano por parte de algunos consellers, ya que ha recordado que la semana pasada sintió "vergüenza ajena" al escuchar las afirmaciones de Rovira.

A su juicio, tras esta polémica Mazón quiere "aparecer como pacificador" cuando "el primer gesto que debe hacer es empezar utilizando el valenciano", algo que también ha urgido a la presidenta de Les Corts porque representa "a todos los valencianos" y es la garante del cumplimiento de las leyes.