El dolor de muelas es una de las afecciones bucodentales más comunes y una de las que más visitas a los dentistas provoca. El dolor puede ser muy intenso y puede extenderse por la zona del oído y cuello.

Para aquel que lo padece supone un dolor duradero, que suele intensificarse y afecta de manera directa en su día a día.

Por esta razón vamos a mostrarte algunos remedios naturales contra el dolor dental que pueden serte muy útiles y ayudarte así a calmar o prevenir estas molestias tan comunes en la sociedad.

Aplica frío

Si el dolor es por causa de una caries y terminas desarrollando un flemón, es conveniente que coloques frío en la zona. Puede ser hielo o compresas frías, en la zona externa de la mandíbula. Esto hará que se contraigan los vasos sanguíneos al estar en contacto con el frío. Para evitar que se queme la piel envuelve el hielo en una tela húmeda, un paño o una toalla que no sea muy gruesa.

Eleva la cabeza

Este remedio te será útil sobre todo por las noches. Intenta mantener la cabeza erguida. Puedes ayudarte de almohadas para aliviar la presión que se ejerce sobre la zona dolorida.

Gárgaras con agua y sal

Si el dolor viene dado a causa de una extracción y perdura a lo largo de los días, un enjuague a base de sal marina (una cucharada) y agua te ayudará a cicatrizar la herida. Este remedio te ayudará si también si tienes heridas en la mucosa, como una llaga o un afta.

Toma té de menta

Tomar té de menta te ayudará a adormecer el dolor y aliviar la zona. También puedes usar este remedio para refrescar, en lugar de calentar. Coloca un saquito de té usado en el congelador y espera unos minutos a que se enfríe y luego ponlo en tu encía.

Extracto de vainilla

El extracto de vainilla contiene alcohol, que puede ayudarte a anestesiar la zona. También contiene propiedades antioxidantes que te ayudarán a curar la inflamación

Aplica una pequeña cantidad en tu dedo o en una bolita de algodón y ponlo directamente en la zona varias dolorida veces al día.

Aceite de tomillo

El tomillo contiene propiedades antibacterianas y antioxidantes que pueden ayudar a tratar y aliviar el dolor. Pon unas gotas de aceite esencial de tomillo en un vaso y mézclalas con unas gotas de agua para crear un enjuague bucal.

Otras recomendaciones

Estos otros remedios caseros para el dolor de muelas te ayudarán a soportar mejor las molestias.

Te puede interesar:

  • Evita las bebidas muy azucaradas
  • Intenta distraerte. Utiliza el ejercicio físico para conseguirlo ya que tu cuerpo segregará endorfinas que actúan como calmante.
  • Mantén una correcta higiene dental, incorporando a tu rutina hilo dental y enjuague.

Si tras probar con estos remedios naturales contra el dolor de muelas las molestias persisten debes acudir al dentista. Solo un especialista podrá pautarte un tratamiento específico para tu dolencia y recetarte los medicamentos necesarios.