Si eres de los que se levanta cansado y no es persona hasta después de una buena ducha y un café bien cargado, hoy vamos a proponerte una manera diferente de empezar el día. Si has practicado yoga alguna vez, seguro que ya te suena. Si eres nuevo en el mundo de la meditación, tranquilo, a continuación vamos a explicarte en qué consiste el saludo al sol y cómo puede ayudarte a comenzar el día con energía.

¿Qué es el saludo al sol?

El conocido como saludo al sol (Surya Namaskar) es una secuencia de 12 movimientos que se realizan como si fuera un solo ejercicio. Es una de las posturas básicas y más conocidas del yoga y suele realizarse al comienzo de las clases de esta disciplina. El movimiento debe ir acompañado de una respiración muy controlada.

Realiza el saludo al sol cada mañana para llenarte de energía. pexels

¿Cuántas veces hay que hacer el saludo al sol?

Para comenzar a realizar esta práctica y arrancar el día con energía te recomendamos que hagas 5 repeticiones de saludos al sol. Poco a poco, según vayas ganando práctica puedes aumentar a 10 o hasta a 12 series.

Practicar yoga en la playa es muy beneficioso para el cuerpo y la mente. Pixabay

El mejor momento del día para hacer el saludo al sol

Cualquier momento del día es bueno para practicar yoga pero sin duda el mejor momento para realizar este ejercicio es por la mañana, nada más levantarte y con el estómago aún vacío.

Los beneficios de hacer el saludo al sol cada mañana

Realizar una serie de saludos al sol cada mañana te permitirá cargarte de energía para afrontar la jornada. Además, este ejercicio te hará ganar fuerza y flexibilidad al tiempo que mejoras tu coordinación. Por si todo esto fuera poco, el saludo al sol también te ayuda a relajarte y ganar concentración.

Descubre la clase de yoga perfecta para los principiantes. Pixabay

Si lo realizas con asiduidad, los beneficios también se notarán en tu figura.

¿Cómo se hace el saludo al sol correctamente?

El saludo al sol está compuesto de 12 posturas que vamos a ver detenidamente.

1. Pranamasana

Colócate de pie con la espalda recta y las piernas juntas. Une las palmas de tus manos a la altura del corazón y respira profundamente.

2. Hasta Uttanasana

Expulsa el aire de la postura anterior y eleva los brazos todo lo que puedas. Cuando tengas los brazos en alto arquea la espalda hacia atrás y lleva los brazos también hacia atrás.

Controla la respiración en cada uno de los movimientos del saludo al sol. pexels

3. Padahastasana

Después lleva tu cuerpo hacia adelante sin doblar las rodillas y estira tus brazos todo lo que puedas.

4. Ashwa Sanchalanasana

A continuación lleva tu pierna izquierda hacia atrás mientras doblas la rodilla derecha y estiras la espalda y la cabeza hacia el frente.

5. Adho Mukha Svanasana (postura del perro)

Lleva la pierna que tenías doblada hacía atrás y estírala al tiempo que levantas la cadera. Los pies y las manos deben quedar apoyados en el suelo.

Los especialistas recomiendan hacer yoga para reducir el estrés y prevenir la migraña.

6. Ashtanga Namaskara

Desde la postura anterior, baja todo tu cuerpo al suelo y apóyalo en manos, pies, rodillas, pecho y cabeza.

7. Bhujangasana (postura de la cobra)

Después estira las piernas y apóyalas completamente en el suelo. Apoya también las palmas de las manos y estira la espalda mientras la arqueas hacia atrás junto a la cabeza.

La postura de la cobra es una de las partes del saludo al sol. pexels

8. Adho Mukha Svanasana

Esta postura (la del perro) ya la habías realizado en el paso cinco pero toca repetirla a la inversa y expulsar el aire.

9. Ashwa Sanchalanasana

Repite también la postura número cuatro pero a la inversa. Es decir, ahora tienes que llevar hacia atrás la pierna que antes estaba flexionada.

10. Padahastasana

Repite el paso número tres. Para ello pon las dos piernas en paralelo y estíralas al tiempo que estiras también tu cuerpo hacia adelante y tratas de tocar el suelo con los dedos de las manos sin doblar las rodillas.

11. Hasta Uttanasana

Junta las palmas de las manos y sube los brazos estirando la espalda y manteniendo al mirada al frente.

Te puede interesar:

12. Pranamasana

Vuelve a la posición inicial y expulsa el aire lentamente para acabar con el saludo al sol.