Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis de expertos

La tecnología en las aulas no sirve si padres y profesores no están formados

"Se debe educar con tecnología pero también sobre el uso de la misma", señala el pedagogo experto en TIC, Guillermo Bautista

Las escuelas ya integran los ordenadores en sus aulas.

Las escuelas ya integran los ordenadores en sus aulas. SHUTTERSTOCK

Han llegado con las nuevas tecnologías y las redes sociales bajo el brazo y están viviendo los cambios más importantes en el mundo digital. La generación T o táctil -nacidos a partir del año 2010 y que se estima que llegará hasta el 2025- son el eje de la consolidación de las bases del nuevo uso de Internet: mayormente social y colaborativo. La geolocalización, los dispositivos táctiles, la portabilidad, la conexión en todo momento y lugar, la generación compartida de contenidos y la sociabilización son las características primordiales de un ritmo de vida en el que todo se muestra y se explica a través de redes sociales y aplicaciones. Así, el mundo educativo ya lleva años dando un giro de tuerca a los modelos para hacer uso de todas estas tecnologías en la enseñanza.

Una digitalización de los colegios y las aulas con la que se trata de llegar de manera cercana y personalizada al alumnado, pero que también comporta una serie de riesgos a tener en cuenta, de ahí que muchos se pregunten si el uso de las tecnologías digitales en los colegios es correcto.

"Sería absurdo pensar que las nuevas tecnologías no tienen que estar en la escuela, como mínimo para formar bien a los futuros ciudadanos en su uso"

Guillermo Bautista - Pedagogo, profesor y experto en educación y e-learning en la UOC

"Las tecnologías digitales están totalmente integradas en la vida de todas las personas y es bien sabido que nos ofrecen muchas ventajas, pero también tienen sus posibles riesgos en cuanto al uso, nos condicionan la vida... Lo más importante es cómo las usamos o cómo las dejamos de usar", dice Guillermo Bautista, pedagogo, profesor y experto en educación y e-learning en la Universidad Abierta de Cataluña (UOC).

En palabras del experto, también director en el máster universitario de formación de profesorado de ESO, bachillerato, FP y enseñanza de idiomas, "sería absurdo pensar que las nuevas tecnologías no tienen que estar en la escuela, como mínimo para formar bien a los futuros ciudadanos en su uso. Sin duda, las tecnologías digitales bien usadas, de forma coherente, integrándolas de forma natural y no haciendo que sean el centro del proceso de aprendizaje sino una herramienta más como puede ser otros recursos, ofrecen muchas posibilidades para aprender y también para poner en práctica muchas metodologías que no son nuevas, como la colaboración entre alumnos en cualquier momento del día y en cualquier lugar".

Hay que educar en y sobre la tecnología.SHUTTERSTOCK

Una premisa con la que está de acuerdo el profesor de Tecnología Educativa en la Unoiversidad Autónoma de Madrid, Melchor Gómez. "Está claro que hay que poner tecnología en las clases y las razones son muchísimas. Existe la Teoría de Estilos de Aprendizaje que dice que cada uno tiene una manera distinta de aprender y es evidente que el estilo de aprendizaje de las nuevas generaciones es audiovisual, interactivo, está en los medios, en la red... podemos empeñarnos en que aprendan con un papel y un bolígrafo, pero vamos a tener menos integración", comenta.

"Los profesores deben tener una formación adecuada en el uso educativo de la tecnología y los padres deben estar informados y saber de qué va"

Melchor Gómez - Profesor de Tecnología Educativa en la Universidad Autónoma de Madrid

Según el docente, "la tecnología no es la meta del aprendizaje, todo depende de cómo se use una tablet. Por llevarla a clase no cambia nada, depende de si eso provoca que el profesor cambie su metodología. La tecnología en sí misma no es una mejora, sino que facilita. Hay centros que enseñan de la misma forma que siempre pero con ordenadores y eso no genera cambios. ¿Dónde está la clave de la metodología? Los profesores deben tener una formación adecuada en el uso educativo de la tecnología y los padres deben estar informados y saber de qué va la película".

Educar en los riesgos

En este sentido, aunque las tecnologías son primordiales en la enseñanza de hoy en día, los docentes tienen claro que hay que advertir y educar en sus riesgos. "Hay que intentar que el ciudadano se desarrolle en todas sus facetas, y en la tecnología digital también, como alguien emancipado, que puede tomar las decisiones, al que no manipulan... Un adolescente, cuando usa su teléfono móvil, debe entender y conocer a lo que se expone a todos los niveles. Por lo tanto, la integración en las escuelas es un sí rotundo, pero de forma diferente como lo hemos hecho hasta ahora", sentencia Bautista, que además hace hincapié en que "se puede integrar de forma diferente, más didáctica y más natural, lo que quiere decir que usamos la tecnología cuando hace falta e incidimos en aquellos aspectos sobre el buen uso de la misma. También hay que insistir en presentar los riesgos y se debe hablar del uso de la tecnología que hacen los adultos y del uso de la tecnología fuera de la escuela. En el colegio debemos hablar de cómo usa la tecnología la familia, el niño fuera, cuántas horas dedica a los videojuegos, qué implica esto...".

SMART CLASSROOM PROJECT

Bautista encabeza el proyecto SmartClassroom que tiene como objetivo codiseñar, implementar y evaluar la organización y estructura (arquitectura interior y diseño) de modelos de aula, los subespacios que las configuran y los recursos que las llenan, poniendo especial atención a la integración didáctica e invisible de las TIC. Además, establecen las condiciones, las dinámicas y las metodologías que deben inspirar y guiar la práctica educativa con nuevos modelos de aula que contribuyen a un proceso de aprendizaje más satisfactorio y eficiente y a la mejora del contexto de innovación didáctica cono la que se encuentran los docentes en las escuelas.

Además, el docente de la UOC habla de la brecha entre generaciones, ya que las familias no están preparadas para educar a sus hijos en la tecnología digital actual. "La familia no tiene conocimientos técnicos ni educativos para ello, para enfrentarse a un tema que avanza tan rápido y como generación, a los padres, les queda tan lejano. Nunca nos habíamos encontrado con que hubiera un espacio tan importante en un tema tan crucial entre una generación y otra. Cuando tenemos que educar a los hijos sobre los temas que sí hemos vivido como la sexualidad, la alimentación, la amistad... tenemos conocimientos como familia o profesores, pero el uso de dispositivos y apps que hay actualmente son completamente nuevos, nosotros como adultos los desconocemos, por la tanto es difícil educar sobre ello, es un problema más añadido para que desde la administración educativa y los centros educativos se ponga mucho empeño y mucha atención".

Por otro lado, ambos expertos coinciden en que el uso de las redes sociales en las aulas también es beneficioso para los alumnos. "Si hablamos de Twitter encuentro que es una red interesante para tener presencia e identidad digital, evidentemente con control. Es una oportunidad para darles ejemplos a los chicos del buen uso", dice Bautista. "En un principio, hacer uso de las cosas más cercanas de los alumnos es la mejor idea para su aprendizaje", añade Gómez.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats