Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Técnicas de meditación

El arte milenario japonés frente al 'mindfulness'

Junko Takahashi, autora de 'El método japonés para vivir cien años', da a conocer los beneficios de desarrollar actividades, como el tiro con arco o la caligrafía, para lograr la paz interior

La ceremonia del té. Shutterstock

Salud, dinero y amor son los tres ingredientes que garantizan la felicidad, según la sabiduría popular, pero lo cierto es que no hay ninguna receta mágica para alcanzarla. Cada persona encuentra la alegría de forma diferente, pues "la felicidad es distinta y subjetiva para cada uno de nosotros, pero sin embargo, todos deseamos lograr la paz interior", subraya la escritora japonesa Junko Takahashi, autora de 'El método japonés para vivir cien años', que en su nuevo libro, 'Do. El camino japonés de la felicidad', nos da a conocer las artes tradicionales de su país y sus beneficios. "A través de la meditación, practicando deporte, viajando, abstrayéndonos en las cosas que disfrutamos y, también, mediante las artes tradicionales japonesas, podemos encontrar el camino para alcanzar la paz interior", asegura.

El 'mindfulness' es la última moda en materia de meditación, pero lo cierto es que existen técnicas milenarias, especialmente procedentes de Oriente, que pueden resultar más sencillas a la hora de abstraernos del estrés y los problemas del día a día. "Pensar en no pensar para conseguir vaciar la cabeza de pensamientos y preocupaciones no es tan fácil, pero a través de estas artes te concentras de forma natural y no piensas más allá de lo que estás haciendo en ese momento preciso", destaca. Por ejemplo, cuando estás arreglando un ramo de flores, sólo piensas en lo que tienes enfrente de ti y mientras tanto los problemas no pueden entrar en mi cabeza. "Al terminar me siento muy refrescada y mi mente está completamente vacía y con espacio para nuevas ideas", explica.

" El incienso, las flores, el tiro con arco, la caligrafía o el té son algunos de los elementos que pueden ayudarnos a alcanzar la paz interior"

Takahashi relata que desde que ha aprendido las artes tradicionales que repasa en su libro, la autora de lleva una vida "más lenta y sencilla". El incienso (kodo), las flores (kado), el tiro con arco (kyodo), la caligrafía (shodo) o el té (sado o chado) son algunos de los elementos que pueden ayudarnos a alcanzar esta meta. "Si tienes interés en aprender alguna de ellas y quieres hacerlo a la manera japonesa, pon tu corazón en ello. Piensa en hacer que las flores brillen, en preparar el té pensando en quién lo va a beber. De esta manera, tu vida será feliz", asegura.

El tiro con arco es una de las artes milenarias japonesas.Shutterstock

Cada persona, indica, debe descubrir qué actividad es la que más le gusta y averiguar qué es para él la felicidad. "Para ello, hay que parar y reflexionar, encontrarse a sí mismo, porque la gente no para, está siempre pendiente del móvil o corriendo a causa del trabajo. A través de estas artes, yo misma aprendí a parar, desconectar y dedicar un tiempo para mí misma", resalta.

La caligrafía es una de las artes que practica. "Empecé a aprender hace tres años porque quería escribir bien, pero encontré que además me aporta felicidad. Cuando voy a clase, después del trabajo, estoy muy estresada, pero cuando me pongo a preparar la tinta, al principio estoy pensando en mis problemas, pero me voy calmando poco a poco y cuando ya está la tinta lista, mi mente está calmada y preparada para escribir", destaca.

¿Cuánto tiempo debemos dedicar como mínimo a disfrutar de una de estas actividades? Esta experta dice que lo que cada uno pueda. "Cada persona tiene su ritmo. Hay quien en diez minutos se concentra y quien necesita más, pero lo que nos lleve hacer lo que queremos hacer", cuenta. "Es importante pensar en ti y en cuidarte y darte tiempo para ti mismo", subraya.

La felicidad de las pequeñas cosas

Dice el proverbio zen 'nichi nichi kore kojitsu' que 'cada día es un buen día', pero ahora, precisamente, que estamos a punto de estrenar año nuevo, es buen momento para desterrar de nuestra vida todo lo que nos hace infelices. Es hora de hacer los típicos propósitos, más o menos realistas, de dejar de fumar, ponernos a dieta, apuntarnos al gimnasio o sacarnos el carné de conducir... pero, ¿cómo podemos conseguir que estos objetivos se materialicen y perduren en el tiempo?

Los objetivos del primer día del año suelen ser metas muy grandes y nos frustramos al no poder conseguirlas rápida y fácilmente. Por ello, Takahashi recomienda fijarse pequeñas metas, pues "algo pequeño puede alegrarte el día y es muy importante tener pequeñas felicidades que poco a poco te ayuden a conseguir el objetivo final".

La caligrafía es una de las artes japonesas con más seguidores.Shutterstock

Una de las cosas que descubrió al entrevistar a algunos de los centenarios de Japón -el país con más personas centenarias del mundo- para escribir su primer libro, 'El método japonés para vivir 100 años', que ha sido todo un éxito en ventas, fue descubrir que todos tenían una cosa en común. "Vi que todos ellos eran muy felices", advierte. Su secreto era vivir el día a día. "No buscan una felicidad grande, sino que se alegran con pequeñas felicidades. Pasan cada día felizmente y la felicidad alarga su vida", subraya.

"Hablé con las personas centenarias de Japón y descubrí que todos ellos tenían una cosa en común que es que todos ellos eran muy felices y la felicidad alarga la vida"

Curiosamente, Japón y España son los países con mayor esperanza de vida en el mundo. Takahashi encuentra similitudes entre ambas formas de vida. "Tanto los españoles como los japoneses sabemos disfrutar de la vida, aunque lo hagamos de forma distinta. Los españoles sois muy sociables y las personas mayores salen de casa, tienen muchos amigos, hablan con sus vecinos... En Japón eso es un poco difícil porque les cuesta más expresar, prefieren quedarse en casa y hablan menos con otras personas, así que los españoles jugáis con ventaja", asegura.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats