El senderismo ya está permitido en la provincia de Alicante desde el arranque de la Fase 2 este lunes. Y es que, tal y como se refleja en la disposición adicional quinta del BOE del martes 26 de mayo de 2020, esta actividad ya se puede realizar sin necesidad de contratar una empresa de turismo activo dada de alta o estando federado, por lo que ya no se distingue a federados o no federados.

Se trata de una de las novedades más esperadas para los amantes de la naturaleza dado que para dar paseos, hacer senderismo o hacer ejercicio en el campo ya no es necesario que nuestra vivienda se encuentre a al menos un kilómetro o dentro del mismo municipio. No obstante, no se puede salir de la provincia. Ante este nuevo panorama, son muchos los que buscan una ruta para evadirse del ruido que ha vuelto a la ciudad y adentrarse en alguno de los parajes naturales con los que contamos los alicantinos.

Algunas de las mejores rutas de senderismo que puedes disfrutar sin desplazarte a otra provincia son las de el Faro de l'Albir, los acantilados de Benitatxell, el nacimiento del Río Vinalopó, el Parque Natural del Montgó, el Penyal d'Ifach o la Vía Verde del Serpis, entre otras.

Parque Natural del Montgó

Una de las joyas de la corona de la provincia es, sin duda, el Parque Natural del Montgó, entre las poblaciones de Dénia y Xàbia. Un paraje perfecto para aquellos senderistas que buscan un idílico paisaje que alberga más de 650 especies de flora y vegetación. Además, durante este confinamiento han brotado en algunos bancales de secano las orquídeas abejeras («Ophrys lutae»), cuya flor es preciosa.

En este paraje existe una gran variedad de rutas de senderismo. La de la Cova del I'Aigua es apta para todo tipo de practicantes, sobre todo para los que no tienen mucha experiencia y el camino permite admirar panorámicas que te dejarán sin palabras. Asimismo, la ruta de la Cala del Tangó, dentro del Cap de Sant Antoni, también ofrece espectaculares paisajes entre los acantilados que se forman entre el mar mediterráneo y la montaña del Montgó.

Vall de Laguar

La Vall de Laguar, también en la Marina Alta, es otra de las mejores rutas que puedes hacer en la provincia y nada tiene que envidiar a otras "catedrales del senderismo" como la Garganta del Cares en Picos de Europa o el Valle de Ordesa en los Pirineos. Las fuentes y las huertas del camino real entre Benimaurell y Fleix son algunos de los mayores atractivos que te encontrarás.

Font Roja

El Parque Natural de la Font Roja, en Alcoy, es una reliquia de bosque mediterráneo en la que se pueden encontrar ejemplares de encinas, arces, fresnos y quejigos que conforman una masa forestal única. La ruta, de dificultad fácil y que puede durar hasta tres horas, se camina por pista forestal y sendero.

La Serrella

La Serrella está considerada como la más serrana de todas las sierras alicantinas, y no es para menos. Se trata de un paraje de roca, una sierra alargada con muchos picos y collados que forman sus "dientes"

El Hondo

El Parque Natural de El Hondo es un paraíso de la avifauna que se asienta sobre los terrenos que antiguamente formaban la extensa albufera de Elche, en la que desembocaban el río Segura y el río Vinalopó. La visita con todas las paradas posibles, puede durar en torno a 2 horas y media como máximo.

Monte Benacantil

Si vives en la capital y no quieres recurrir al coche para desplazarte, el Benacantil puede ser una buena opción. Los más principiantes podrán hacer esta ruta sin mucha dificultad. Como dato curioso, 18 especies de aves se reproducen en este monte que además tiene una rica vegetación.