A pesar de que a muchos dueños les gusta premiar y mimar a sus mascotas con la comida, es bien sabido que hay cosas que los animales deben evitar comer a toda costa. Algunos de los alimentos que detallamos a continuación podrían hacer enfermar o incluso matar a nuestros perros, gatos o aves.

1. Chocolate

Contiene teobromina, un alcaloide muy parecido a la cafeína que puede ser muy peligroso para los perros. Un consumo excesivo de teobromina puede provocar en estos animales una aceleración de su ritmo cardíaco, nerviosismo, vómitos, diarrea e incluso la muerte.

2. Ajo y cebolla

Grandes cantidades de ajo en polvo o de cebolla pueden provocar anemia y problemas gastrointestinales en nuestras mascotas, especialmente en nuestros amigos felinos. El culpable es el tiosulfato, un compuesto químico de origen natural pero difícil de procesar para los perros y gatos. La cebolla contiene además disulfuros, lo que casa un daño permanente en los glóbulos rojos de nuestros animales.

3. Aguacate

Este tipo de frutas contiene una sustancia, llamada Persin, que puede dañar el corazón y los pulmones de los perros y gatos. Además, su alto contenido en graso puede ocasionarles algún que otro problema digestivo.

4. Huesos

Aunque los perros y los huesos parece que siempre van unidos, no es aconsejable dejar que los coman. Los huesos pueden llegar a provocar lesiones en la boca, dientes rotos, hemorragias graves en el recto o incluso pueden quedarse atrapados en el estómago.

5. Alubias secas, sin cocer

Las alubias secas son un bocado muy nutritivo y sabroso para nuestros pájaros, pero lo que muchos no saben es que necesitan ser remojados y cocinados primero. Los granos secos contienen inhibidores de la enzima que pueden bloquear la capacidad del cuerpo de manejar cierto tipo de nutrientes. También pueden tener hemaglutinina, una sustancia que puede tener efectos tóxicos.

6. Cerveza

El alcohol en general es extremadamente tóxico para nuestras mascotas. Algo evidente ya que al tener un cuerpo más pequeño su metabolismo no procesa el alcohol igual que el de las personas.

7. Uvas y pasas

Olvídate de celebrar el Fin de Año con tus mascotas. Las uvas contienen una toxina que puede causar a los perros y a los gatos graves daños en el hígado y el riñón.

8. Nueces de Macadamia

Este fruto seco afecta de manera desmesurada al sistema nervioso de los animales. Contienen una toxina desconocido que causa debilidad y rigidez en las patas, además de afectar también a sus músculos.

9. Patatas

Ni fritas, ni de bolsa, ni de ninguna manera. Las patatas contienen oxalatos, unos ácidos que alteran el sistema digestivo y el tracto urinario de los animales.

10. Pescado crudo

Nada de dar a los gatos pescado sin cocinar. En grandes cantidades puede provocar una carencia de tiamina, lo que se traduce en una pérdida de apetito y convulsiones para nuestros amigos felinos.