Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Macroencuesta

Los jóvenes piden rebajar la edad de jubilación para promover el reemplazo

La población entre 16 y 34 años reclama ser escuchada y participar activamente, según refleja la macroencuesta ‘El futuro es ahora’

Jóvenes en una manifestación contra el cambio climático.

Jóvenes en una manifestación contra el cambio climático.

Las imágenes de botellones y de jóvenes escapando de las cuarentenas, tras los viajes de fin de curso, han reforzado el estereotipo de que las personas de menor edad solo piensan en divertirse y no están comprometidos con su entorno y la sociedad. Sin embargo, el estudio ‘El futuro es ahora’, realizado a partir de las respuestas de 13.587 personas entre 16 y 34 años, desmonta el tópico y evidencia que la juventud actual, lejos de ser una generación perdida, reivindica ser escuchada y participar activamente en la construcción de su porvenir.

El macroestudio, una de las mayores investigaciones demoscópicas realizadas hasta la fecha sobre este colectivo, ha sido presentado este miércoles a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y mañana se celebrará un debate sobre el mismo entre los diputados más jóvenes de la cámara, de los diferentes partidos. La intención de sus promotores -la empresa PlayGround, con la colaboración de la fundación Ashoka, la Universidad ESIC y la plataforma de participación ciudadana Osoigo- es sensibilizar a los partidos para que las 40 propuestas en las que se han concretado las respuestas inicien un recorrido en las diferentes comisiones parlamentarias y tengan incidencia en las políticas.

Y es que, desde el principio, se comunicó a las personas que decidieron emplear unos 40 minutos en contestar de manera online a las 89 preguntas que el resultado del estudio sería comunicado al Parlamento, lo que, a juicio de Cristian Palazzi, director de la macroencuesta, ha ejercido como “imán” y ha incrementado el número de respuestas “porque los jóvenes tienen ganas de hablar y están faltos de conexión con las instituciones”.

Estas son las principales reivindicaciones de la juventud española:

Empleo, vivienda y jubilación

El difícil acceso al mercado laboral, a la vivienda y la calidad en el empleo son las preocupaciones primordiales de los jóvenes, lo que demuestra que “pese a que es una generación con unos valores enormes, capaz de renunciar a un trabajo si no se cumplen esas expectativas, lo que les preocupa en el algo tan esencial como ganarse el techo”, según interpreta la socióloga Liliana Arroyo, coordinadora del estudio ‘El futuro es ahora’.

Según la macroencuesta, nueve de cada 10 jóvenes piensa que hay muy poca oferta laboral para personas entre 18 y 25 años y 1 de cada 3 señala la vivienda como uno de sus principales desvelos. En esta situación, reivindican algo diametralmente opuesto a la propuesta de los últimos gobiernos: rebajar la edad de jubilación para promover el reemplazo generacional, en lugar de alargarla para dar respuesta al envejecimiento y a la necesidad de sostenibilidad del sistema de pensiones.

Asimismo, proponen bonificar la contratación de jóvenes sin experiencia, que las prácticas sean remuneradas y acabar con la precariedad, así como que las jornadas sean de cuatro días. En cuanto a la vivienda, quieren regularizar el precio de los alquileres, fomentar la transformación sostenible de las viviendas y destinar recursos a facilitar el acceso.

El fin de los discursos de odio

La cuarta preocupación de los jóvenes tiene que ver con los problemas de índole social, las injusticias y las desigualdades. El 71% cree que los discursos de odio deberían prohibirse, no sólo en las redes sociales, sino también en el Congreso, con la erradicación de los partidos políticos que los prediquen.

En este sentido, el 87% de los encuestados se sienten poco o nada representados por las formaciones actuales y el 93% cree que su opinión no importa a la hora de elaborar las políticas, por eso piden generar espacios estables de diálogo intergeneracional y potenciar la comunicación entre instituciones y movimientos sociales. Y el 53% se considera un agente de cambio, es decir, que se implicaría para contribuir a la transformación social que, a su juicio, España necesita.

La mitad de los encuestados admite que el país ya ha hecho importantes reformas para reducir las desigualdades, pero coinciden en que no es suficiente y piensan que hay que seguir avanzando para desarrollar nuevos derechos sociales. A su juicio urge acabar con la brecha salarial entre cualquier expresión de género, reforzar los mecanismos para garantizar la igualdad de oportunidades y promover programas de emprendimiento dirigidos a la diversidad afectiva, racial, identitaria y funcional.

Conciencia medioambiental

En quinto lugar en el ranking de preocupaciones de las generaciones Z y Milenial figura el medio ambiente. El 85% de los jóvenes entre 16 y 34 años piensa que se planifica poco o nada la acción contra la emergencia climática y el 75% que es insuficiente el nivel de conciencia ecológica en España. Ante ello, piden penalizar a las empresas más contaminantes, incluir el impacto ambiental en el etiquetado de los productos, promover la economía circular y las formas de construcción más eficientes, potenciando el uso de energías renovables.

Asimismo, reclaman incentivar hábitos respetuosos con el medioambiente (como la reducción del consumo de carne, el reciclaje y la mejor gestión de plásticos y residuos) y políticas públicas que potencien la movilidad ecológica.

La salud, la pandemia y las restricciones

La sanidad, en plena pandemia, figura en el sexto lugar entre sus inquietudes y sorprende que casi nueve de cada 10 se muestra dispuesto a limitar sus movimientos para reducir la circulación del virus y que el 43% cree que el Gobierno debe obligar a la población a vacunarse.

Además, existe consenso a la hora de pedir que la sanidad pública responda mejor a los problemas de salud mental y esto se presenta como una de las condiciones necesarias para el bienestar de los jóvenes; que a su vez reclaman más fondos en investigación y en programas orientados a promover el bienestar social y ambiental.

Por último, destaca el poco interés que la juventud española muestra a dos temas que, sin embargo, copan buena parte de la agenda política, los nacionalismos y la inmigración, que figuran a la cola en el ranking de sus 20 principales preocupaciones. 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats