Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Premios Princesa de Asturias

Gloria Steinem: "Llegaremos a vivir en una sociedad igualitaria, aunque el camino es largo y complicado"

La icónica feminista, premio de Comunicación y Humanidades, reivindica el poder del grupo y brinda su apoyo a las generaciones más jóvenes

Gloria Steinem.

A sus 87 años, tras toda una vida de activismo, Gloria Steinem, el gran icono vivo del feminismo, se mantiene fiel a su propio mito. La ganadora del premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades llegó a Oviedo este lunes, a última hora de la mañana, más interesada en escuchar que en dar lecciones de nada -aunque ya en este primer día ha dejado un buen puñado de ellas-, alentada por las muchas compañeras de lucha que la han aupado hasta aquí y ofreciendo su apoyo a las jóvenes para seguir abriendo camino. Steinem tiene el convencimiento de que “llegaremos a vivir en una sociedad igualitaria”. El tiempo le ha dado argumentos para creer en ello. “Una de las ventajas de mi edad es que recuerdo tiempos peores y eso hace que tenga esperanzas en el futuro”, dijo, aunque avisó de que aún queda por delante un “camino largo, complicado”.

La edad ha afinado la silueta de la activista, uno de las voces más potentes de la segunda ola feminista, pero sigue vislumbrándose en ella aquella mujer poderosa de los setenta, con sus grandes gafas oscuras, su melena con raya al medio, sus pantalones y sus jerseys de cuello alto setenteros con el cinturón a la cadera. Su eterna imagen, tan reconocible y ya tan intemporal. Durante la rueda de prensa organizada por la Fundación Princesa de Asturias apenas unas horas después de su llegada, telemáticamente, dejó su mensaje para las que vienen detrás. “Mi mensaje es que estoy aquí para apoyarlas, no para decirle a la gente lo que tiene que hacer, eso es justo lo contrario que pretende el movimiento de liberación”, dijo. “Espero que todos los movimientos de liberación expliquen que nacemos como seres vivos únicos, distintos de todo lo que les ha antecedido y de todo lo que les seguirá, indistintamente de la clase, género, raza, que todos somos únicos”, añadió, y aseguró que, a su edad, mantiene “la fe de que podremos seguir adelante”.

Para el feminismo el principal desafío es el patriarcado, que extienden por el mundo sistemas políticos en los que los varones poseen a las mujeres como medio de reproducción y como mano de obra

decoration

La lucha continúa, advirtió Steinem. “Para el feminismo el principal desafío es el patriarcado, que extienden por el mundo sistemas políticos en los que los varones poseen a las mujeres como medio de reproducción y como mano de obra”, manifestó. Todavía queda mucho combate, según la periodista, que recordó lo que está sucediendo en Texas con la prohibición del aborto y advirtió que el patriarcado no solo afecta a las mujeres, sino que “también acorta las posibilidades de vida de los hombres”.

Gloria Steinem es la cuarta mujer que ha conseguido el premio de Comunicación y Humanidades en la historia de los “Princesa de Asturias”, circunstancia sobre la que comento que “esperamos en que llegue un día en que todo sea más equitativo, pero mientras tanto...”. Esta distinción le ha hecho tener muy presenta a mucha gente, muchas compañeras. “Pienso en Wilma Mankiller, que es un nombre un poco extraño porque “mankiller” significa “asesina de hombres” pero tenía ese nombre de guerrera y era jefa de la nación cherokee. Simboliza para mí como amiga y compañera el hecho de que existió una época pre patriarcado donde el liderazgo se repartía de manera más equitativa. Pienso en Alice Walker, una de las mejores escritoras de nuestra época en todo el planeta, que escribe como si brotasen flores de la página, como si brotase hierba, sin estereotipos. Si no han leído su obra se la recomiendo encarecidamente, háganlo ya”, recomendó. “Y podría seguir, si parar, porque ese es el éxito del movimiento”, continuó, “el hecho de que nos veamos, de que aprendamos, las unas de la otras, los unos de los otros, como sujetos únicos y que nos valoremos, no como lo hace la sociedad, por el sueldo o la relación con un varón de prestigio, sino que nos veamos las unas a las otras como personas valiosas y únicas”. 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats