Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vacuna del covid en niños de 5 a 11 años: ¿tiene efectos secundarios?

La comunidad médica recuerda que la inmunización infantil es recomendable, aunque no urgente

Una sanitaria administrando una vacuna a una menor.

Casi un año después de que Araceli Rosario Hidalgo, de 96 años, se convirtiera en la primera persona en España en recibir la vacuna contra el covid-19, llega ahora el turno de los niños y las niñas. Una vez inmunizados los adultos y los adolescentes (a partir de 12 años), la Agencia Europea del Medicamento autorizó hace escasos días el uso del suero de los laboratorios Pfizer/BioNTech en la franja de edad de los 5 a los 11 años, algo que ya se está haciendo en otros países, como EEUU e Israel.

La campaña de vacunación infantil en España -voluntaria, como todas- comenzará una vez que la así lo apruebe la comisión de salud pública. En todo caso, no será antes de la segunda quincena de diciembre, fecha en la que estarán disponibles los sueros. Teniendo en cuenta que los niños son los menos afectados por la enfermedad, muchos padres y madres se preguntan si deben o no vacunar a sus hijos. En EL PERIÓDICO, diario que pertenece a este grupo, Prensa Ibérica, hemos hablado con varios doctores para despejar dudas. Los especialistas recuerdan que las vacunas son seguras y efectivas y que inyectárselas es recomendable, pero no urgente.

¿Por qué es tan importante vacunar a niños dado que apenas desarrollan síntomas si sufren la enfermedad?

“Apenas es un matiz importante”, responde el pediatra y epidemiólogo Quique Bassat, que recuerda que la situación actual -con una incidencia acumulada que supera los 200 casos por 100.000 habitantes- no es la de septiembre, cuando las cifras generales eran mejores. “Los contagios se han disparado entre los menores, que son los protagonistas de la sexta ola y hay brotes importantes en las escuelas. Sigue sin ser urgente vacunar a los niños, pero es necesario si queremos contener el aumento de la transmisión comunitaria. Hay que actuar ahora”, concluye. Roi Piñeiro, jefe de Pediatría del Hospital Universitario de Villalba (Madrid), matiza que más que importante, vacunar a los niños es “recomendable”. Y lo es por varios motivos. Entre ellos, “el derecho a su protección individual, avanzar en la inmunidad de grupo, disminuir la circulación del virus y la aparición de nuevas variantes”. 

¿A qué me arriesgo si no le inmunizo?

Desde el inicio de la pandemia, en España se han registrado 6.000 hospitalizaciones de niños, con 300 ingresos en ucis y 37 fallecimientos (la mitad de ellos, menores de 10 años). “Hay enfermedades frente a las que estamos vacunando que tienen cifras similares”, apostilla Piñeiro. A nivel individual, un padre que decida no vacunar a su hijo se enfrenta a un riesgo bajo. Otra cosa es a nivel colectivo. El doctor Toni Soriano, de la unidad de enfermedades infecciosas e inmunodeficiencias pediátricas de Vall d’Hebron, recuerda que a pesar de que la enfermedad no afecta especialmente a los más pequeños, el riesgo cero no existe. “Es muy raro, pero el paciente puede sufrir un cuadro inflamatorio multisistémico”, explica. Otro aspecto que también debería preocuparnos es, según los doctores Soriano y Bassat, el covid persistente (menos frecuente que en adultos).

¿Para qué tipo de niños no está recomendada?

No hay ningún perfil de menor para quien no esté que recomendada. "Especialmente lo está para los que sufren alguna enfermedad, como cáncer", responde Bassat. Los padres y madres de niños con alergias alimentarias deben estar tranquilos. Piñeiro explica que que las contraindicaciones no son diferentes a la que existen en otros grupos de edad: alergia grave a algún componente de la vacuna (que se pueden consultar en la web vacunacovid.gob.es). El médico matiza que la vacunación no está recomendada si existe confirmación de haber pasado recientemente la enfermedad, aunque pasado un tiempo determinado sí la podrían recibir igualmente. 

¿Se les administrará la misma dosis que a los adultos?

No. Se les inoculará una tercera parte. La dosis de los adultos es de 30 microgramos mientras que la de los niños es de 10 microgramos, explica Soriano. Lo que todavía no está decidido es si les administrarán dos dosis, como a los adultos.

¿Será la misma cantidad para niños de 5 años y de 11?

Sí. “Es la dosis que se ha utilizado en los ensayos clínicos y ha demostrado inmunogenicidad, seguridad y efectividad”, comenta Piñeiro. “La vacunación va por franjas de edad. No hay dosis diferentes para cada año”, añade Bassat.

¿No es más importante inmunizar a la población general de África?

El doctor Soriano recuerda que, antes que vacunar de forma urgente a los niños, el foco se debería poner en la población más vulnerable (los mayores de 60 años) y en la visión global de la pandemia. “Debemos tener la voluntad de que los sueros lleguen a todos los países, incluidos los de pocos recursos. Mientras no alcancemos ese objetivo, seguirán surgiendo nuevas variantes. Hay que pensar en global, es la única manera de controlar la pandemia”.

¿Es seguro vacunarles?

La respuesta de la comunidad científica es unánime: absolutamente. “Los análisis clínicos han sido muy estrictos y pausados. Si todos se hacen con lupa, estos más todavía. Millones de niños se han vacunado ya en Canadá, EEUU e Israel”, explica Bassat. “La eficacia de la vacuna es del 90,7%”, añade Soriano, que recuerda que los sueros no protegen tanto frente a la infección (te puedes contagiar igualmente) pero sí frente a sus efectos adversos. Lo mismo que con los adultos.

¿Qué efectos secundarios pueden tener?

Inflamación y enrojecimiento en la zona del pinchazo, recuerda Soriano, que insiste en que los ensayos no han constatado efectos adversos importantes a medio plazo. Piñeiro añade que en niños mayores de 12 años han aparecido casos de miocarditis, un efecto secundario no detectado en los ensayos. “La frecuencia de esta complicación ha sido de 1-5 casos por cada 100.000 vacunados. Aun considerando esto, el balance beneficio/riesgo es netamente favorable en los adolescentes porque la miocarditis es más frecuente y grave tras la infección por covid que tras la inmunización”, concluye tras recordar que, con las vacunas, el riesgo cero tampoco existe.

Si se encuentra mal ¿qué debo hacer?

Ante cierto malestar, se le pude administrar la medicación infantil habitual (Dalsy o Apiretal). Si los síntomas persisten, lo mejor es ponerse en contacto con el pediatra. 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats