Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La 'guerra' de un pueblo de Canarias contra Google Maps

El Ayuntamiento de Valleseco coloca señales informativas para que los conductores eviten las multas de tráfico por los errores del GPS y enviará las correcciones a la compañía

Una de las señales informativas del error del GPS, junto a otras de tráfico. O. Sánchez

Seguir al pie de la letra la voz y las directrices de Google Maps en su travesía por el pueblo de Valleseco, en Canarias, puede conducir directamente a un accidente o a una multa de tráfico. El Ayuntamiento ha entablado su particular ‘guerra’ contra la multinacional, colocando señales informativas junto a las habituales de tráfico en distintos puntos del pueblo para evitar que los automovilistas circulen en dirección prohibida por culpa del GPS, sobre todo cuando van o proceden del centro de Gran Canaria. Y, a la espera de que la aplicación se actualice, sus responsables políticos van a remitir en los próximos días a la compañía un informe que recoge un total de ocho errores en su guía de viajes por carretera.

Es uno de los dispositivos imprescindibles para turistas y automovilistas que desconocen el recorrido que tienen que seguir para llegar a un destino. Pero no es infalible, como queda constancia en innumerables grabaciones de camiones que quedan atrapados en callejones estrechos, y otros vehículos que acaban a decenas de kilómetros del lugar al que realmente se dirigían por tomar una vía errónea, y otros hasta accidentados por las condiciones del terreno, al que se atrevieron a entrar siguiendo las indicaciones del navegador.

En inglés y español

En el caso de Valleseco, el vehículo con la cámara que guía a Google para establecer el trazado más corto entre la costa y la cumbre de Gran Canaria debió pasar por el lugar hace tiempo, ya que el navegador que teóricamente contiene información del tráfico en tiempo real contiene una serie de fallas. Y los muchos conductores que pasan por este pequeño pueblo de 3.754 habitantes van directos hacia errores fatales.

Un turista cruzó el centro del pueblo por dirección prohibida y culpó al navegador del coche

decoration

Por este motivo, el pequeño pueblo grancanario ha emprendido su particular cruzada para evitar que los automovilistas tengan que hacer frente a multas y a accidentes de circulación.

"Atención. GPS erróneo, regrese a la GC-21. Excepto vecinos. Todas las direcciones". O lo que es lo mismo en la versión inglesa para los turistas: "Attention. Wrong GPS, return to GC-21. Except neighbors. All directions".

Los conductores que circulan por Valleseco se encuentran desde hace meses con esta curiosa señal informativa de tráfico, y otras parecidas en inglés y en español. Y no en una ocasión, sino hasta en tres puntos distintos, para evitar que los conductores despistados que siguen la secuencia de Google Maps para moverse por las carreteras del interior se lleven una desagradable sorpresa y cometan una infracción de tráfico, como ya ha sucedido en algunas ocasiones.

La última incidencia ocurrió hace unos días: unos turistas entraron con su coche hasta la mitad de la calle principal del pueblo, León y Castillo, que tras una reciente remodelación se ha convertido en unidireccional. Cuando se le advirtió de su error al conductor, solo respondía: "Google, Google". En este caso, se trata de una variación de la circulación reciente, pero en el resto son cambios que se tomaron hace años.

Todo comenzó con una modificación viaria en lo que tradicionalmente ha sido un atajo desde el pueblo hacia el centro de la Isla (y viceversa), como una alternativa a la carretera general por el barrio de Lanzarote (GC-21). La prohibición de este paso se tomó para reducir el volumen de tráfico y evitar molestias a los residentes.

El primer teniente alcalde y concejal de Nuevas Tecnologías de Valleseco, José Luis Rodríguez, señala que estas alteraciones se tomaron antes de la pandemia, pero que ahora, con la reactivación de la circulación, se han multiplicado los incidentes por este motivo. Y fue esta la razón por la que hace meses colocaron las señales informativas en los accesos para reconducir a los más despistados.

Pero Google Maps continúa sin ponerse al día, y el GPS ha seguido metiendo a sus usuarios por direcciones prohibidas. Y no solo afecta a los turistas, sino también a conductores despistados que siguen la ruta de toda la vida.

Los dirigentes municipales se han reunido con el representante de zona de Google para localizar las deficiencias. Y de ahí salió la necesidad de que el Ayuntamiento remita a la sede central un informe con las anomalías para poner al día el navegador.

El municipio detecta ocho anomalías, que espera se pongan al día en el Google Maps cuanto antes

decoration

El documento recoge ocho errores que deben ser corregidos en su guía de carreteras. Entre ellos, las principales reivindicaciones corresponden al caso citado, que es el que más preocupa en la localidad. Y por eso se pide que los coches, cuando cruzan el pueblo, sigan por la carretera general (GC-21) cuando suben camino a los municipios de Artenara-Tejeda, para no subir por el citado atajo; así como en la bajada de Tejeda-Artenara, en el cruce del barrio de Lanzarote (GC-214), para que los usuarios continúen por la GC-21. A su vez, en la travesía por el centro del pueblo, que antiguamente era subida y bajada por la calle León y Castillo, y que ahora solo es bajada (está semipeatonalizada). La subida del Tabuco, que es una subida restringida para residentes, pero que Google la detalla como ascendente genérica. La calle Ramón Arencibia, en el barrio de El Zumacal, que marca que tiene continuidad con la GC-30, pero que en realidad es un camino muy estrecho para coches, y que genera problemas de movilidad. Otro caso está en la conexión entre GC-307 y la GC-305, en la subida al pilón, que fija como una conexión, pero que en realidad es un camino agrícola, y algunos usuarios se han precipitado a las zarzas porque desconocen las condiciones reales en las que se encuentra este tramo.

Ahora Valleseco espera que la petición sea correspondida en el menor tiempo posible, para evitar encontrarse con más sustos por culpa de Google Maps y el GPS. 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats