Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Transexualidad

Un cambio de sexo en el Registro de un niño de 8 años por su “alta madurez” y “notoria estabilidad”

Un juez de Ourense rectifica la anotación de “mujer” a “varón” tras entrevistarse con el menor, que le aseguró: “Me siento niño desde siempre” | La madre: “La decisión va a ayudar a un montón de personas a que hagan lo mismo”

Un juez concede a un niño trans el cambio de identidad en el registro civil en España

Un juez concede a un niño trans el cambio de identidad en el registro civil en España Agencia ATLAS

Para ver este vídeo suscríbete a Información o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Un juez concede a un niño trans el cambio de identidad en el registro civil en España Javier Fraiz

siempre se ha sentido un niño, siempre ha sido un niño, en definitiva, pero en la partida de nacimiento aún figuraba como “mujer”. Un juez concede el cambio registral de sexo solicitado por sus padres, para que la parcela administrativa se adapte a la identidad de este menor ourensano de 8 años.

Darío-Carpio Estévez Pérez, el magistrado encargado del Registro Civil de Ourense, tiene en cuenta el “alto grado de madurez” del niño, una “notoria y manifiesta estabilidad emocional y sensitiva”, así como una “situación estable de transexualidad.

Con este contexto personal, familiar y social, “la minoría de edad no puede ser motivo para despojarlo de los derechos que le asisten”, subraya la autoridad.

Aplicando doctrina del Constitucional y el Supremo, el juez adopta la decisión con fecha 10 de junio. Se dio a conocer ayer, el mismo día en que la ley trans llegó al Consejo de Ministros, en la víspera de la celebración del Orgullo LGTBI+.

La norma en trámite contempla, de partida, la posibilidad de modificar el sexo en el Registro sin un dictamen médico o psicológico a partir de las 12 años, con determinadas condiciones, y desde los 16 de una manera autónoma.

“En mí se produjo una sensación agridulce al conocer la resolución”, introduce la madre, María José Rodríguez. “Para mí A. siempre fue un niño, así que no tengo la necesidad de que un juez lo diga, pero para vivir en sociedad sí es necesario”.

El juez, al que califica de “maravilloso y encantador”, ha resuelto “solo con entrevistar a A., sin necesidad de que le aportemos un informe. Reconocer su identidad es un derecho fundamental, y el juez lo argumenta a la perfección. Es como si los avances sociales fueran por delante de las leyes y la política”, señala.

La madre: "Desde que sabe hablar, se refería a sí mismo en masculino"

Para María la ley trans se queda “corta” y va “por detrás” de los cambios sociales en marcha.

“No es solo que no recoja a los niños, sino tampoco a las personas migrantes o no binarias, que sí estaban contempladas en la primera ley. Esta va a tener un montón de parches a base de enmiendas, cuando podían haber hecho las cosas bien desde el principio”, cree.

“Desde pequeño, desde que sabe hablar, A. se refería a sí mismo en masculino”, recuerda la madre. “En el momento en que es consciente de que socialmente es leído como niña y le molesta, decidimos hacer esta transición social: activamos el protocolo de educación de la Xunta, empieza a llevar uniforme masculino al cole y con 5 años le cambiamos el nombre en el DNI”.

El juez: "El derecho a la identidad de género se encuentra íntimamente relacionado con la dignidad de todo ser humano y su derecho a alcanzar el libre desarrollo de la personalidad"

decoration

El juez decide que se rectifique el acta registral del menor y la indicación de sexo, que ha de ser “varón” y no “mujer”. Accede a la petición formulada en 2021 por los padres del menor. Con anterioridad, en otro expediente –cuando el menor de edad tenía 5 años–, ya se había modificado el nombre, del femenino al masculino A.

Asesorados en este proceso por la entidad Euforia Familias Trans-Aliadas, los padres no lo han tenido fácil. Inicialmente, en septiembre de 2021, el Registro Civil, con otro juez al cargo, resolvió en su contra.

Tras un recurso, la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública ordenó, en febrero de 2022, revocar esa desestimación y retrotraer las actuaciones para escuchar al menor. El magistrado Darío-Carpio Estévez se entrevistó distendidamente con él el pasado mes de marzo, para evaluar su grado de madurez respecto a la solicitud de cambio de la indicación de sexo. “Me siento niño desde siempre”, le dijo A.

Edificio judicial de Ourense. Iñaki Osorio

Como recuerda el juez de Ourense, “el derecho a la identidad de género se encuentra íntimamente relacionado con la dignidad de todo ser humano y su derecho a alcanzar el libre desarrollo de la personalidad. Por tanto, se puede decir que para las personas transexuales la existencia de disonancia implica que su identidad no se corresponde con su sexo psicológico, con las correspondientes repercusiones negativas que conlleva”.

El juez indica que “hay datos suficientes para colegir que, en su faceta escolar, se trata de un menor muy despierto que, en su ámbito académico obtiene muy buenas notas”. Además –continúa– es “de importancia notoria que está rodeado de unos determinados ambientes, tal como él mismo ha referido, que se han de considerar ciertamente positivos”.

La autoridad añade que este niño “piensa desde hace muchísimo tiempo como varón, tal como le ha manifestado a este entrevistador, coincidente con lo mismo que le había manifestado y planteado a su padres”.

"Todas y cada una de las actuaciones del menor indican con claridad que piensa y actúa, desde siempre, como varón. La identidad de género, efectiva y verdaderamente sentida, por el solicitante es, sin lugar a dudas, la de varón", subraya el magistrado

decoration

Estévez constata su disonancia de género, “cuando menos desde el año 2018, en el que verbaliza a sus progenitores la confusión entre el género de mujer que figura en su inscripción registral, en clara disonancia con el de varón que verdaderamente siente y por el que viene actuando desde su nacimiento”.

El magistrado aprecia un “elevado grado de madurez como persona que piensa y actúa como varón desde hace años”. Presenta una “suficiente madurez” así como una “notoria y manifiesta estabilidad emocional y sensitiva”.

El juez del Registro Civil de Ourense concluye que el menor se encuentra, “sin duda alguna, en una situación estable de transexualidad para poder llevar a cabo el cambio de sexo en la corrección de su acta asentada en el Registro, lo que se desprende de los citados datos obtenidos, tanto en su ambiente escolar como familiar y grupal de compañeros y amigos”.

Sus actividades de ocio y deporte las lleva a cabo junto a otros niños varones. El juez observa que “todas y cada una de las actuaciones del menor indican con claridad que piensa y actúa, desde siempre, como varón. La identidad de género, efectiva y verdaderamente sentida, por el solicitante es, sin lugar a dudas, la de varón”.

María José Rodríguez, con su hijo A. Brais Lorenzo

"No tendría sentido que se le condenara a seguir contando en su acta registral como mujer"

decoration

En esa línea, el magistrado Darío-Carpio Estévez expresa que “no tendría sentido que se le condenara a seguir contando en su acta registral como mujer, lo que pudiera provocar situaciones que pudieran indeseables. Pensemos en la vida cotidiana del inscrito al que le piden su documentación, y en cuyo DNI figura como mujer cuando en realidad ya posee nombre de varón, y que, además, como ya se reitera, piensa, actúa, y se siente chico, y en dicha cualidad viene actuando, desde hace años”, expone.

No hay motivo alguno para que siga padeciendo la distorsión que existe y viene padeciendo entre la indicación de sexo “mujer” en el asiento registral con el nombre de varón y lo que piensa y cómo piensa”, añade el magistrado en el auto.

"Que en cualquier sitio público pudiera ser llamado por el otro nombre le generaba angustia"

decoration

El cambio en el Registro Civil “de momento no le va a cambiar la vida”, cree la madre. “Le hizo más ilusión el cambio en el DNI y el hecho de que su nombre fuera reconocido. Que en cualquier sitio público pudiera ser llamado por el otro nombre le generaba angustia”.

La madre alaba al juez: “Que haya hecho esto es una pasada, va a ayudar a un montón de personas a que hagan lo mismo”. La mujer recuerda el caso de una niña de 9 años de Fuerteventura a quien un magistrado concedió el cambio de sexo registral, pero que posteriormente la Fiscalía recurrió. “La de Ourense está en plazo pero creemos que no lo hará”.

El colectivo trans: “Es un avance muy importante”

La resolución del juez Darío-Carpio Estévez “es un avance muy importante para la lucha por los derechos del colectivo trans’’, subraya Natalia Aventín, presidenta de Euforia Familias Trans-Aliadas.


Destaca que el cambio registral de sexo “se ha dictado sin presentar informes médicos de ningún tipo y para un niño de ocho años”. Según la asociación, a pesar de que desde los registros civiles se suele pedir la presentación de los informes de diagnóstico y tratamiento médico, en este caso la familia argumentó la negativa a presentarlos, una actitud que fue ratificada por el informe forense recogido en el primer auto: “La Organización Mundial de la Salud no considera la transexualidad como una enfermedad o patología, sino como una condición consistente en una incongruencia entre el género asignado y el género sentido por lo que no se trata de un proceso que deba estabilizarse. Esta identidad de género acostumbra a formarse en diferentes etapas entre los dos y los cinco años mediante ciertos comportamientos sociales (forma de vestirse, de llamarse, de jugar o relacionarse) y no se trata de una decisión de la persona, sino un sentir de la misma”.


Euforia señala que “no existe un limbo de la identidad, en el acto de denegar el reconocimiento de la identidad libremente manifestada se impone, de forma obligatoria y expuesta socialmente, una identidad que no representa a la persona y que va a ser una fuente de violencia y de conflicto”.


Esta noticia, en opinión de la asociación Euforia, “ilumina el camino que ha de seguir el Gobierno, para legislar sobre el reconocimiento de la identidad en menores basándose en nuestro régimen jurídico y de derechos fundamentales”.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats