Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Riesgos naturales

Los científicos descartan que los aludes en Tenerife se deban a la actividad volcánica del Teide

Aseguran que los tres desprendimientos de este verano en la Isla no tienen relación con los seísmos del Parque Nacional, sino que son un proceso «aparte y normal» en Tenerife

De izquierda a derecha, 7 de agosto, acantilado de Los Gigantes; 26 de julio, costa de Icod de los Vinos; y 17 de junio, cara norte del Teide. E. D.

Los tres grandes desprendimientos que se han producido este verano en Tenerifeel último el pasado domingo en los acantilados de Los Gigantes, en el municipio de Santiago del Teide, son "normales en las Islas por sus características" y "no tienen ninguna relación" con los enjambres sísmicos registrados en el Parque Nacional del Teide. Esto defienden dos científicos que trabajan en el control de los riesgos naturales en el Archipiélago: Isabel Montoya, geóloga del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), e Itahiza Domínguez, sismólogo del Instituto Geográfico Nacional (IGN).

Isabel Montoya asegura que los aludes son "normales en islas como Canarias" y que el hecho de que estos tres últimos episodios hayan coincidido con un periodo en el que se han dado dos enjambres de seísmos en el Teide es "una coincidencia que no tiene por qué guardar relación". "No tenemos ningún dato que relacione los desprendimientos con la actividad volcánica en el Teide. Se han producido en un momento de mucha sensibilidad ciudadana por la sucesión de pequeños terremotos en varias fechas puntuales en el Parque Nacional pero no hay datos que apunten a una conexión", detalla la investigadora del IGME.

La actividad volcánica puede provocar aludes, como de hecho ocurrió en los días previos a la erupción del Tajogaite en La Palma (19 de septiembre de 2021). Sin embargo, son casos excepcionales en un Archipiélago en el que sus islas más altas –Tenerife, La Palma, Gran Canaria y El Hierro– registran al menos un alud de cierta consideración a la semana por otros factores más allá de la actividad volcánica: fuertes pendientes, lluvias, inestabilidades en el terreno, la acción humana...

"Los desprendimientos son normales en islas como las Canarias; no son por los seísmos"

Isabel Montoya - Científica del Instituto Geológico

decoration

El volcán ‘despierto’

Itahiza Domínguez, integrante del equipo del IGN en Tenerife, considera que ni siquiera el desprendimiento del 17 de junio –el primero de esta serie– en la cara norte del cono del Teide tiene que ver con los seísmos asociados a la actividad de un volcán despierto pero que no amenaza por ahora con entrar en erupción. Y eso pese a los dos enjambres de cientos de seísmos registrados el 10 de junio y el 13 de julio. "Los terremotos de muy baja magnitud, como los registrados en los dos últimos enjambres del Parque Nacional del Teide, no producen aludes de este tipo en la superficie", aclara Domínguez. El sismólogo matiza que algunos de estos corrimientos, sobre todo los que arrastran más tierra y rocas, sí dejan huella en las estaciones sísmicas del Instituto Geográfico Nacional, como el mismo del Teide del 17 de junio.

Aquel alud tiene una particularidad: es el primero que confirma el IGN en el volcán. Aunque se tiene constancia por las huellas geológicas de que esta cara del volcán tiene predisposición a sufrir pequeños deslizamientos de tierra, hasta el momento ha sido difícil confirmar que sucedían, dado que ocurren «en zonas inhabitadas», como detalla Itahiza Domínguez.

Los sismógrafos del IGN han captado en varias ocasiones estas señales que difieren de la que puede emitir un evento sísmico. "Estábamos casi seguros de que eran pequeños desprendimientos, pero no ha sido hasta ahora que hemos podido confirmar uno en esta zona", resaltó el investigador el 21 de junio, cinco días después del desprendimiento. No han podido hacerlo hasta el momento porque no ha habido una prueba que lo demostrara. Sin embargo, en esta ocasión, el vídeo de un vecino de la zona norte –alejada del lugar en el que se produjo el deslizamiento– pudo captar el momento.

"Los terremotos de muy baja magnitud, como los del Teide, no causan aludes en superficie"

Itahiza Domínguez - Científico del Instituto Geográfico

decoration

El segundo de estos desprendimientos en Tenerife tuvo lugar el martes 26 de julio en un acantilado del municipio de Icod de los Vinos. También hay un vídeo grabado por un vecino de este episodio. El usuario de Twitter Simón de la Rosa compartió en su perfil un vídeo en el que se observa el desprendimiento de parte de la ladera hacia el mar. Pocas horas después de que el vídeo comenzara a hacerse viral, el mismo Itahiza Domínguez compartió las imágenes explicando que "no es raro que se produzcan derrumbes en las Islas". Un día después, el IGN explicó en su cuenta de Twitter que varias de las estaciones sísmicas de la Isla también registraron este derrumbe.

El alud de Los Gigantes

El último de estos aludes sucedió el pasado domingo y también se ha sabido por el vídeo de un ciudadano grabado con el teléfono móvil. En las imágenes se ve el polvo que desprende la caída de tierra y piedras en el acantilado de Los Gigantes. "La hora es casi exacta porque escuché el rumor del derrumbe y enseguida me puse a grabar. El vídeo me salía guardado a las 14:26 pero fue un momento antes. A ver si ayuda, aunque este no hizo mucho ruido", indicó el usuario de Twitter Chano Escuela (@ChanoEscuela) en uno de los comentarios con los que acompaña las imágenes.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats