Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS

Detenida en Alicante por una fiesta en su bar y multa en Torrevieja por lavar el coche

Un juzgado torrevejense condena a cuatro meses de cárcel a un vecino tras saltarse cinco veces el confinamiento

La Policía Nacional en una reciente intervención en Alicante.

La Policía Nacional en una reciente intervención en Alicante.

El estado de alarma y el obligado confinamiento acordado por el Gobierno por el coronavirus continúa sacando a la luz escenas de insolidaridad de personas ajenas a la gravedad de la crisis sanitaria.

Uno de los últimos casos fue descubierto la madrugada del pasado lunes por la Policía Nacional de Alicante en un bar del barrio de Carolinas. Una llamada a la sala del 091 alertando de una pelea y gritos permitió descubrir que en el interior de un bar con la persiana bajada casi hasta el final estaban la dueña del establecimiento y tres personas más tomando copas y escuchando música.

La Policía Nacional recabó datos de testigos que corroboraron que eran habituales ese tipo de fiestas en el bar y los agentes procedieron a la detención de la dueña por desobediencia, así como a denunciar a los tres clientes por infringir el confinamiento.

Los implicados explicaron a los agentes que solo estaban tomando unas copas y tuvieron una discusión, de ahí que la Policía fuese alertada por los gritos. Por su parte, la dueña del bar se excusó diciendo que había acudido a recoger unas pertenencias en su local.

Otras personas denunciadas en los últimos días en la provincia han sido un hombre y una mujer que estaban limpiando su vehículo a las dos de la madrugada en la Vega Baja. Una patrulla del Destacamento de la Guardia Civil de Tráfico de Torrevieja procedió a su identificación y alegaron habían salido de casa porque a esas horas no suele haber gente por la calle. Ambos fueron multados.

En Torrevieja, el Juzgado de Instrucción número 4 ha condenado a un vecino a cuatro meses de prisión por un delito de desobediencia grave a la autoridad, al haber incumplido reiteradamente -cinco veces- la orden de confinamiento, según informó ayer el Tribunal Superior de Justicia.

El acusado reconoció los hechos y se declaró culpable en un juicio rápido celebrado con conformidad de las partes el pasado 4 de abril. La sentencia deja suspendida la ejecución de la pena de cárcel siempre que no vuelva a delinquir en el plazo de dos años.

La Guardia Civil le detuvo cuando se hallaba en la vía pública sin causa justificada para ello. Los agentes ya le habían advertido previamente de las consecuencias del incumplimiento de la orden de confinamiento en cuatro ocasiones anteriores.

De paseo a coger caracoles

Las salidas de paseo con menores continúan traduciéndose en algunas sanciones, pero en menor grado que el pasado domingo, primer día en el que pudieron salir los niños acompañados de un adulto. En Alicante, la Policía Local interpuso 34 denuncias el lunes, entre ellas a una pareja que estaba con dos niños cogiendo caracoles, a otra familia que paseaba con más personas de las permitidas por el parque de Canalejas, que está cerrado al público, y a otra por romper el precinto de unos juegos infantiles.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats