Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elche y Aspe

Tres detenidos por atracar a punta de pistola un bar, una farmacia y una gasolinera

El grupo criminal desarticulado por la Policía Nacional y la Guardia Civil se mostraba agresivo con las víctimas y sustrajo más de 3.000 euros

Traslado de dos de los detenidos por los atracos.

Traslado de dos de los detenidos por los atracos. INFORMACIÓN

Amedrentaban a sus víctimas con una pistola y armas blancas y en pleno estado de alarma atracaron una gasolinera en Elche y una farmacia y un bar en Aspe. Eran tres delincuentes de entre 22 y 32 años con antecedentes y antes de que continuaran con su escalada delictiva fueron identificados y detenidos en una operación conjunta de la Policía Nacional y la Guardia Civil. El botín de los tres asaltos supera los 3.000 euros y el juzgado de Instrucción número 1 de Elche, en funciones de guardia, envió a prisión a los tres arrestados.

El grupo criminal desarticulado estaba considerado peligrosos y dada la agresividad que mostraban en los asaltos en la fase de explotación y arresto de los sospechosos se contó con la participación del Grupo de Operaciones Especiales y Seguridad (GOES) de la Jefatura Superior de Policía Nacional de la Comunidad Valenciana, cuyos agentes realizaron la primera intervención de asalto para asegurar que no se produjeran daños personales y garantizar el apresamiento sin darles opción al uso de armas de fuego.

Las detenciones se llevaron a cabo en sendos domicilios de Agost y Aspe tras unas pesquisas conjuntas del Área de Investigación de la Guardia Civil de Aspe y del grupo de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Comisaría de Policía Nacional de Elche. Ambas fuerzas de seguridad unieron sus esfuerzos para seguir la pista de una misma banda de atracadores que presumiblemente había asaltado una gasolinera en Elche y una farmacia y un bar en Aspe.

Los atracadores accedieron a la gasolinera de Elche encapuchados con pasamontañas con el fin de evitar su identificación y amenazaron a la empleada de la estación de servicio con un arma de fuego y armas blancas. Los asaltantes se apoderaron de la recaudación de la gasolinera y además sustrajeron un coche particular propiedad de la empleada, vehículo que pudo ser recuperado posteriormente.

El robo de este coche propició alcanzar la sospecha de que los asaltos a la farmacia y al bar se produjeron de forma similar, hechos conocidos y perseguidos por la Guardia Civil, lo que determinó poner en marcha un equipo conjunto de investigación con la Policía Nacional.

Según la Guardia Civil y la Policía, los atracadores «exteriorizaban mucha agresividad hacia las víctimas mientras les amedrentaban con la exhibición de objetos peligrosos, hasta anular su posibilidad de defensa».

Antecedentes

Los investigados acumulaban numerosos antecedentes policiales por hechos similares y tras ser apresados los investigadores localizaron prendas de vestir usadas en los robos con violencia e intimidación, pero el arma de fuego usada en los asaltos no fue localizada.

Los sospechosos fueron sometidos a vigilancia y adoptaba fuertes medidas de seguridad para dificultar la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, lo que no evitó su captura final y encarcelamiento.En sus domicilios incautaron diferentes teléfonos móviles, tarjetas SIM y otros efectos posiblemente relacionados con otros hechos delictivos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats