Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS

Dos detenidos en Elche por negarse a usar mascarilla en un comercio

Los apresados son dos extranjeros que se mostraron agresivos y no respetaron la distancia con los empleados

La Policía Local de Elche detuvo el pasado domingo a dos hombres de 52 y 45 años y de nacionalidad extranjera por negarse a usar mascarilla en un establecimiento de comidas del barrio de Altabix y por mostrarse agresivos con los empleados sin respetar las distancias de seguridad. El parte policial refleja que «la encargada d el establecimiento había tratado de advertir a la entrada de las limitaciones de acceso y uso de mascarillas, respondiendo de manera altiva a escasos centímetros de su cara, haciendo caso omiso y accediendo al interior».

La Policía Local informaba ayer de lo sucedido, señalando que posiblemente se trata de «turistas que se comunicaban exclusivamente en inglés, siendo informados de las obligaciones y condiciones actuales, y lejos de entrar en razón, reiteraron ante los agentes su negativa a abandonar el interior y a identificarse».

Los agentes los apresaban por desobediencia tras negarse a guardar medidas de seguridad e higiene. La Policía recibía la llamada sobre las 21:40. El altercado se daba en un establecimiento de preparación de comidas, cuyos empleados solicitaban la presencia policial al haber dos personas que se negaban a guardar las medidas de seguridad y distancia con los empleados, además de no querer abandonar el local comercial en tono agresivo.

Tras insistir los agentes de manera que resultase comprensible a los implicados en varias ocasiones y no deponer su actitud, la patrulla detuvo a los dos individuos, ofreciendo uno de ellos una fuerte resistencia activa, siempre según fuentes policiales. Ambos fueron trasladados a dependencias policiales por un presunto delito de desobediencia y resistencia.

20 multas a bares de Alicante

Por otro lado, el operativo desplegado por la Policía Local de Alicante durante el primer fin de semana de apertura de los establecimientos de hostelería y restauración en la fase 1 de la desescalada se saldó con el cierre de tres bares y sanciones a otros 17, la mayoría por exceso de aforos, según la Concejalía de Seguridad.

Además del control de aforos, los agentes también tuvieron que atender 72 denuncias vecinales por las molestias ocasionadas por ruidos y música de fiestas en el interior de viviendas en diferentes barrios de Alicante. El tercer frente del dispositivo policial fue la disolución de ocho botellones y la imposición de una decena de denuncias, así como más de 40 denuncias por desobediencia, de las cuales la mitad fueron por no guardar la distancia intergrupal y no llevar la obligada mascarilla de seguridad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats