Un incendio forestal originado entre Monóvar y La Romana ha calcinado 120 hectáreas de pinar y monte bajo. Una cifra que podría aumentar porque el incendio sigue activo. El aviso se ha recibido a las 12 horas y el helicóptero Alpha 0 ha salido de la base del Consorcio Provincial de Bomberos de San Vicente para dirigir desde el aire las operaciones de extinción de los medios terrestres. Según ha indicado a este diario el alcalde de La Romana, Nelson Romero, todo parece indicar que el origen del fuego ha podido estar en una quema de rastrojos.

Las llamas se han originado en un paraje rural de La Romaneta -pedanía de Monóvar- y se han extendido por la zona de Els Alforins amenazando con afectar a varias casas de campo de la zona. Se trata de una zona con muchos pinos y el fuego, favorecido por la acción del viento, ha ascendido por un barranco hacia la cima del monte.

De momento en la lucha contra el siniestro ambiental se están empleando dotaciones de bomberos de los Parques de Elda, Villena, Cocentaina y Crevillente, dos unidades helitransportadas, dos hidroaviones Air Tractor y un Kamov así como varios vehículos con bombas de agua y capacidad de transporte de efectivos.

Los alcaldes de La Romana, Monóvar y Pinoso, los socialistas Nelson Romero, Alejandro García y Lázaro Azorín, han acudido al lugar para comprobar la evolución del incendio. Los tres se muestran preocupados por el alcance de los daños ambientales y porque el viento y las altas temperaturas está favoreciendo la propagación de las llamas. "Impotencia y desolación", son las dos palabras con las que los alcaldes de la zona resumen su estado de ánimo en estos momentos.

Hasta el Puesto de Mando Avanzado también se ha dirigido esta tarde el diputado de Emergencias, Javier Sendra, además de concejales del gobierno y la oposición de Monóvar, Pinoso y La Romana. Pasadas las nueve de esta tarde el incendio se mantiene activo pero los bomberos están empezando a perimetrarlo tras contener el avance de todos sus frentes.

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, también acudió a Monóvar junto a la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo. En los trabajos de extinción también han intervenido medios de la Generalitat Valenciana, Guardia Civil y del Ministerio de la Transición Ecológica.