Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alicante

La red que cultivaba «maría» en el Golf contactó con la mafia china para exportar la droga

La Guardia Civil de Sant Joan detiene a dos personas más y desmantela otros dos cultivos con 2.000 plantas en chalés de lujo alquilados

Desmantelan otras dos plantaciones de marihuana en chalés de lujo del Golf en Alicante

Cinco detenidos, 25 kilos de cogollos de marihuana y tres cultivos con 3.000 plantas de marihuana desmantelados en sendos chalés de lujos alquilados en la zona del Golf en Alicante. Este es el balance final de una operación antidroga del Área de Investigación de la Guardia Civil de Sant Joan d'Alacant contra un grupo criminal que distribuía la droga que elaboraba en países de Centroeuropa, Europa del Este y últimamente Asia. Para ello, el cabecilla de la organización presuntamente habría contactado con la mafia china para la venta de la marihuana y su exportación al mercado asiático.

Como publicó este diario a mediados de julio, el responsable del grupo y su pareja fueron apresados por la Guardia Civil de Sant Joan d'Alacant en Finestrat, mientras que en una lujosa finca de la avenida Pintor Pérez Gil apresaron a otra persona e intervinieron más de 800 plantas. Posteriormente fueron descubiertos dos cultivos «indoor» en otros chalés alquilados y arrestaron a dos personas más, las cuales se encargaban del cuidado de más de dos mil plantas.

Según la Guardia Civil, el beneficio estimado con las tres plantaciones era de unos 637.000 euros anuales, ya que usaban técnicas de última generación y podían obtener un rendimiento medio de cuatro cosechas al año y 100 kilos de cogollos de producción en cada cultivo.

Además del delito de tráfico de drogas, la Guardia Civil les acusa de defraudar unos 240.000 euros con los enganches ilegales de luz en los tres chalés para suministrar energía a las plantaciones.

El presunto cabecilla dirigía desde su casa en Finestrat con «mano dura» y tenía a sus subordinados «en régimen de semiesclavitud», según la Guardia Civil. El responsable contactaba con los compradores y mandaba la droga a países asiáticos y europeos. Sin embargo, el dinero era transferido a Lituania, su país de origen.

El grupo contaba con tres grandes chalés de lujo en la zona del Golf, donde el precio medio de alquiler rondaba los 3.500 euros mensuales. Las viviendas contaban con sistemas de alarma y seguridad muy avanzados.

Los agentes del Área de Investigación de Sant Joan realizaron las detenciones y registros domiciliarios con el apoyo de la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC).

En los registros se se incautaron de 3.000 plantas de cannabis sativa de tamaño adulto, 25 kilos de cogollos de marihuana, 159 secaderos de cannabis, dos desbrozadoras para separar los cogollos de las plantas, varios depósitos de agua, así como focos, filtros de carbono, aparatos de aire acondicionado, ventiladores, climatizadores, bombonas de propano, un furgón de alta gama valorado en 40.000 euros, cámaras de vigilancia, sensores volumétricos, ordenadores portátiles y teléfonos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats