Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un juzgado exculpa a tres guardias civiles de Calp de colaborar con una red de narcotráfico

Archivan las actuaciones contra los agentes y mantienen la acusación a 17 personas del grupo que raptó a dos de sus miembros

Armas y dinero incautado a la red de narcos.

Armas y dinero incautado a la red de narcos. INFORMACIÓN

Un juzgado de Dénia que investiga a una red de narcos con ramificaciones en la Costa del Sol y en la Marina Alta ha acordado el sobreseimiento provisional de las actuaciones abiertas a tres guardias civiles de Calp por su presunta colaboración con la organización desarticulada por la Benemérita. La juez del caso entiende que las actuaciones no demuestran que los agentes cometieran delito.

Como ya publicó este diario a principios de julio, uno de estos guardias civiles ahora exculpados declaró ante la juez en calidad de investigado por un supuesto pago de dinero al agente por parte de alguno de los 18 detenidos en la operación.

La organización, con una rama asentada en la Costa del Sol y otra en la Marina Alta, llegó a secuestrar a dos de sus miembros al creer que el grupo alicantino había robado trece fardos con 351 kilos de hachís que habían transportado desde la Costa del Sol hasta la provincia de Alicante para su almacenamiento. La droga, sin embargo, fue intervenida por la Policía Local de Benissa en una furgoneta estacionada en el polígono de la Pedrera tras una llamada alertando de un robo.

Las intervenciones telefónicas de la investigación iniciada por la Guardia Civil de Calp bajo la supervisión del juzgado de Instrucción número 1 de Dénia desvelaron que dos miembros del grupo alicantino fueron secuestrados por los malagueños a causa del supuesto robo, que era incierto. En una de las conversaciones entre miembros del grupo, uno de ellos llegó a afirmar que un guardia civil le había exigido el pago de cuarenta o cincuenta mil euros a cambio de acreditar que el alijo de droga que reclamaban desde la Costa del Sol había sido incautado por las Fuerzas de Seguridad.

El Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil de Alicante identificó al sospechoso, un agente destinado en Calp pero que lleva más de un año de baja, y lo detuvo. Le tomó declaración y le dejó en libertad. Dos guardias civiles más fueron imputados, pero la juez del caso ha resuelto el archivo de las actuaciones tras las declaraciones realizadas por los tres investigados en sede judicial y un atestado ampliatorio remitido por el EDOA al juzgado.

La investigación sigue abierta para 19 miembros de la red de narcotráfico, dos de los cuales se encuentran en situación de rebeldía. Otros trece ingresaron en prisión preventiva, aunque la Audiencia Provincial de Alicante ha acordado esta semana la libertad previo pago de sendas fianzas de 25.000 y 15.000 euros para dos de ellos, defendidos por la abogada Alicia Grau Córdoba y por el abogado Roberto Sánchez Martínez. Según la Guardia Civil, estos dos implicados forman parte del núcleo duro de la dirección de la organización.

La red enviaba droga de Marruecos a Francia y usaba la Marina Alta como punto de almacenamiento durante el transporte, además de vender droga en Gata de Gorgos, Teulada-Moraira y Calp.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats