Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El edil del Ayuntamiento de Puerto del Rosario (Fuerteventura) a una asesora: “Follamos o no follamos, si no tú verás...”

La exasesora Yaiza Sotorrio relata al juez la situación vivida por el presunto acoso sexual del edil Herrera | Reitera que fue despedida por no aceptar sus proposiciones

Acoso sexual.

Acoso sexual.

La exasesora del Ayuntamiento de Puerto del Rosario Yaiza Sotorrio Espinel declaró ayer ante el juez sustituto del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Puerto del Rosario (Fuerteventura) que su despido como trabajadora municipal del Consistorio capitalino está relacionado con su negativa a mantener relaciones sexuales con el concejal de Obras y Servicios, José Juan Herrera Martel. “Follamos o no follamos, si no ya verás...“ le espetó el citado edil a la trabajadora municipal, según ella misma declaró en su comparecencia judicial.

Por otra parte, los concejales Manuel Travieso (AEPR) y Mayra Marichal (NC), que comparecieron en calidad de testigos, aseguraron al juez que pusieron en conocimiento del alcalde, Juan Jiménez, el presunto delito de acoso sexual.

Sotorrio denunció el pasado 17 de julio que fue cesada como cargo de confianza en el Ayuntamiento de Puerto del Rosario por no acceder a mantener relaciones sexuales con el concejal José Juan Herrera. La querella alcanza también al alcalde, Juan Jiménez, como cooperador necesario al considerar que tenía conocimiento de los hechos y ni actuó ni puso los mismos en conocimiento de las autoridades competentes. Los citados políticos, Juan Jiménez y Herrera Martel deberán comparecer a declarar en calidad de querellados el próximo 6 de noviembre.

La exasesora municipal manifestó en su comparecencia judicial que una semana antes del confinamiento el edil denunciado “le mandó mensajes de que quería follar con ella en el despacho. Qué insistía e insistió cuando comenzó a trabajar”, según se desprende del acta de la declaración a la que ha tenido acceso este periódico.

En un momento de la comparecencia, Yaiza Sotorrio apunto que el concejal denunciado “empezó con miradas hacia el escote. Que subió al despacho en junio de 2020 y le manifestó “mira ves como tengo la mesa, preparadita, aquí se puede hacer de todo”. Posteriormente volvió a subir para llevar unos documentos y le dijo [el edil denunciado] que cerrara la puerta. “Cuando cerró me dijo, lo tuyo y lo mío qué, follamos o no follamos... “ . Tras responder Sotorrio que nunca iban a tener nada, Herrera le espetó “ bueno, bueno ya verás... “

Yaiza Sotorrio aseguró a su llegada a los juzgados majoreros que desde el mismo instante que presentó la querella “han existido momentos malos, sobre todo por la familia y por los comentarios que he tenido que escuchar de una parte de la sociedad que ha puesto en tela de juicio mis declaraciones. No ha sido justo, aunque contaba con ello y voy a defender lo que creo". Además, añadió que “lo más duro durante todos estos meses ha sido enfrentarme a una sociedad a la que le cuesta cambiar cosas, aunque espero que todo este proceso judicial sirva para cambiar la sociedad y las maneras, el lenguaje sexista y también se empiece a respetar".

La extrabajadora municipal manifestó también que "por fin podré hablar, me van a escuchar, que es lo que quiero, y también que sea la Justicia la que tenga la palabra, creo que estoy haciendo lo que considero correcto".

La querellante lamentó que en todo este tiempo ningún concejal del Ayuntamiento, donde gobiernan un pacto entre PSOE, Podemos, NC-AMF, Ciudadanos y Agrupación de Electores, se hayan puesto en contacto con ella.

Sotorrio también señaló ante el juez que el alcalde, Juan Jiménez, era pleno conocedor de todos los mensajes de índole sexual que recibió del concejal Herrera Martel. Además, añadió, que el regidor la llamó al despacho y le dijo que la tenía que cesar. “Esto es así, esto es política. Si es por mí te quedas, es una decisión del concejal... “ le espetó Jiménez, según se recoge en el acta de declaración.

“Un consejo de amigo”

Más contundente se mostró la exasesora municipal al señalar ante la autoridad judicial que tras anunciar que iba a presentar una denuncia por su cese laboral “el alcalde me dijo que esto es un pueblo pequeño y vas a salir mal parada”. ¿ Es una amenaza...” le preguntó Sotorrio, a lo que el alcalde le contestó “ es un consejo de amigo... “.

El abogado de José Juan Herrera, Raúl Miranda, preguntó a Yaiza Sotorrio que cuándo conoció al concejal. “Lo conozco porque vino a meterme en el partido al proponerme que entre en la Agrupación de Electores. Además, añadió que “se reunieron varias veces en la casa de sus padres del querellado en la campaña electoral, no como amistad”.

En las distintas preguntas realizadas por el letrado Miranda, la exasesora reconoce las conversaciones por Whassap y que las mismas duran varias horas hasta altas horas de la madrugada. “No lo bloqueé porque era mi jefe y quiero que funcione la relación laboral duradera...”

La hipotética moción de censura en el Ayuntamiento de Puerto del Rosario también estuvo presente en las comparecencia ante el juez de la exasesora municipal Yaiza Sotorrio y los concejales Travieso y Marichal.

Mayra Marichal, que fue primera teniente de alcalde del Consistorio portuense, aseguró que puso los hechos en conocimiento del alcalde. “No he tenido ninguna reunión con José Juan Herrera y David Perdomo para hacer una moción de censura ni en marzo ni en mayo”.

Por su parte, Manuel Travieso, apuntó que vio algunos mensajes que “eran relativos a que quería hacer el amor en el despacho” y que habló del tema con el alcalde.La presencia de la exasesora municipal Yaiza Sotorrio en los juzgados majoreros despertó ayer la atención de los medios de comunicación que la esperaban a las puertas de la sede judicial. Parca en palabras, Sotorrio defendió el papel de la mujer en la sociedad y criticó el lenguaje sexista, al tiempo que demandó un mayor respeto para la figura femenina. Además, agradeció a los periodistas la atención prestada por el caso que la obligó a declarar ante el juez. En la imagen superior, la exasesora en el momento de llegar al Juzgado. Abajo, Manuel Travieso.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats