La Guardia Civil de Santa Pola ha detenido al autor de varios delitos contra el patrimonio, en una investigación llevada a cabo desde inicios del pasado mes de agosto. El autor, abusando de la confianza depositada en él, robaba a sus víctimas aprovechando que compartían vestuario en la empresa para la que trabajaban. Normalmente se hacía con pequeñas cantidades de dinero en efectivo que sus compañeros guardaban en sus bolsos y mochilas, que registraba durante los periodos de descanso a lo largo la jornada laboral, aprovechando un descuido de sus propietarios. Sin embargo, esto no era todo, sin que ellos pudieran percatarse, anotaba cautelosamente los datos personales extraídos de los documentos de identidad y de las tarjetas de crédito, y posteriormente, por Internet, realizaba apuestas deportivas, aportando para el pago las cuentas de los perjudicados.

Sus compañeros, sospecharon que el ladrón tenía que ser uno de ellos. Tras poner en conocimiento de los supervisores lo que podía estar pasando, la propia empresa inició acciones legales, dejando claro a sus empleados que no iban a consentir este tipo de conductas. Inmediatamente se pusieron en contacto con la Guardia Civil, en una estrecha colaboración clave del éxito de esta investigación, llevada a cabo por el Puesto de Santa Pola. Tras un exhaustivo estudio de los movimientos efectuados, se localizaron pruebas inexcusables de su autoría.

Los agentes intervinieron un bloc de notas, en el que el autor registraba los datos de sus víctimas, y que llevaba siempre encima.

El detenido es un varón de 23 años, de nacionalidad española, al que se le imputan nueve delitos de hurto, cinco delitos de estafa y un delito contra el honor. Se ha localizado a nueve perjudicados. La Guardia Civil de Santa Pola continúa investigando su posible vinculación con varios delitos similares cometidos este verano por la misma zona.

El autor ha sido puesto a disposición del Juzgado, y en la actualidad se encuentra en libertad con cargos.