Trece inmigrantes han sido interceptados a primera hora de la mañana cuando desembarcaban de una patera en la playa de Levante de Benidorm, una de las más conocidas y visitadas de la Costa Blanca.

Según Cruz Roja, un vecino ha sido quien ha dado la voz de alarma y las fuerzas de seguridad han acudido a la playa para identificar a los recién llegados, que serán trasladados al puerto de Alicante para un examen médico y una prueba PCR de detección de la covid-19.

Con estos trece, son ya 86 los inmigrantes que han alcanzado las costas de la provincia de Alicante en siete embarcaciones en poco más de 24 horas, desde la madrugada de entre el sábado y el domingo.

Esta madrugada, una patera con 14 inmigrantes a bordo ha sido interceptada la pasada madrugada en la costa de Altea. Según la Cruz Roja, esta embarcación ha sido localizada en las últimas horas y los ocupantes serán trasladados al puerto de Alicante para una valoración sanitaria y un test PCR para detectar posibles casos de la covid-19.

Durante la jornada del domingo llegaron 12 hombres a Altea, entre ellos dos que dijeron contar con 17 años; 10 a Calp (6 hombres, 3 mujeres y un bebé); 18 a Arenales del Sol del término de Elche; 10 más El Campello y 9 a la cala Tío Ximo de Benidorm (una mujer).

Llega una patera a Arenales del Sol

De los identificados ayer, todos se hallan en un relativo buen estado de salud a excepción de uno que presentó tuberculosis, por lo que fue trasladado en ambulancia de aislamiento, mientras que otros dos presentaron un dolor dental agudo y una herida en el pie derecho, respectivamente.

La primera patera fue localizada a las tres de la mañana en Altea, localidad hasta donde se desplazó un Equipo de Ayuda Humanitaria a Inmigrantes en Costas (AHIC) de Cruz Roja, ofreciendo asistencia a un total de 12 personas, dos de ellas menores de edad.

Poco después, a las 5:30 horas, se localizó una segunda embarcación en Calp. Las personas interceptadas en esta patera fueron trasladadas por la Guardia Civil al Puerto de Alicante, donde se siguió el mismo protocolo de actuación y la ONG ofreció atención sociosanitaria a un total de 10 personas: seis hombres, tres mujeres y un bebé.

Imagen de la patera que llegó a Calp Vicente Cervera

Pasadas las seis de la mañana, fue trasladada al Puerto de Alicante la embarcación con el mayor número personas, después de ser localizados en Arenales del Sol, según informó Cruz Roja. Viajaban un total de 18 inmigrantes, quienes recibieron la atención del equipo de AHIC de Cruz Roja. Esta patera estaba llena de bidones de gasolina y su desembarco duró un total de siete horas. Otros diez hombres fueron localizados a bordo de una patera en El Campello a las 8:34 horas.

Ya por la tarde, nueve personas fueron interceptadas en una zona escarpada de la Serra Gelada, en Benidorm, aunque la Policía seguía buscando al cierre de esta edición a algún tripulante más de una embarcación que tampoco había podido ser localizada.

Durante la noche del viernes al sábado, un total de dieciséis inmigrantes, quince hombres y una mujer, fueron interceptados tras alcanzar las costas de Altea y Teulada a bordo de una embarcación de tipo patera.