La Audiencia de Alicante ha condenado a nueve meses de prisión al responsable de un club de alterne de l'Alfàs del Pi por tener a 34 personas trabajando sin dar de alta en la Seguridad Social. Según el escrito de acusación de la Fiscalía, 27 de ellas ejercían la prostitución en el establecimiento. El juicio se ha cerrado esta mañana con una conformidad en la Audiencia Provincial, donde inicialmente se reclamaba al acusado la pena de tres años de prisión por un delito contra los derechos de los trabajadores extranjeros por haber tratado de eludir sus obligaciones tributarias.

Los hechos se remontan al 28 de mayo de 2015 fecha en la que se produjo una inspección en el local, sito en el paso de la N-332 a su paso por la localidad. Un tramo donde existían varios prostíbulos abiertos. Durante esos años, los responsables de varios locales del alterne en toda la provincia fueron imputados por no tener dados de alta a las personas que trabajaban allí. Según el escrito de acusación de la Fiscalía, sobre un total de 34 trabajadores, 27 ejercían la prostitución en el local. Todas ellas prestaban sus servicios en el local en la franja comprendida entre las 17.00 y las 5.00 horas.

Penalistas expertos en materia de prostitución señalaron a este diario que otros juzgados tramitan procedimientos penales contra propietarios de locales de alterne por hechos similares. Sin embargo, dichas fuentes apuntaron a que penalmente estas denuncias no deberían prosperar puesto que la prostitución no es una relación laboral. En este sentido, señalaron que si las mujeres intentaran darse de alta en la Seguridad Social, se encontrarían con que no hay ningún epígrafe que ampare dicha actividad. Las mismas fuentes apuntaron a que con estas denuncias la Seguridad Social intenta recaudar en un mundo donde abundan los pagos en dinero negro. De este modo, consideraron que en el juicio debería dilucidarse si la prostitución que se ejerce en este tipo de locales entraña algún tipo de relación laboral entre empresario y trabajadora.

Ninguna de las mujeres ha sido citada a juicio. El acuerdo se ha estado negociando durante estas semanas entre la Fiscalía y la defensa y esta mañana en la sala se ha formalizado el acuerdo. El acusado ha aceptado una condena de nueve meses de prisión, que no tendrá que cumplir al carecer de antecedentes, así como al pago de una multa.