El juzgado de guardia de Alicante acordó el pasado fin de semana dejar en libertad con cargos al hombre de 39 años que fue atropellado por su exyerno y luego fue arrestado tras intervenir la Policía Nacional en su casa una pistola ametralladora, una escopeta y armas blancas.

El hombre, que prestó declaración asistido por el abogado Aitor Esteban Gallastegui en un centro hospitalario de Alicante donde estaba ingresado a causa del atropello, negó que hubiese amenazado de muerte al excompañero sentimental de su hija y aseguró que las armas intervenidas por la Policía no son suyas.

En su descargo alegó que dichas armas estaban en la habitación que había ocupado su exyerno hasta romper la relación con su hija.

El joven detenido por el atropello, también quedó en libertad y un juzgado de San Vicente acordó una orden de alejamiento que impide acercarse a la víctima del atropello a su exyerno. Este joven acudió al cuartel de la Guardia Civil de San Vicente y relató lo ocurrido a los agentes, además de mostrar que temía por su vida y que la familia de su expareja poseía armas de fuego. Tras su puesta en libertad el joven habría optado por marcharse de Alicante para evitar represalias, según fuentes próximas al caso.

Según fuentes cercanas a la investigación policial, el hombre atropellado ya se vio involucrado en junio de 2020 en un altercado en el barrio de Colonia Requena, donde doce personas fueron detenidas y cinco policías resultaron heridos tras abalanzarse unas 200 personas sobre los agentes. Entre los arrestados se encontraba el ahora atropellado y la Policía le acusó de herir a un hombre con un machete.

La Policía Nacional detiene a once personas en el barrio requena evitando una reyerta entre clanes INFORMACIÓN