30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estos son los cibertimos que llegaron con la pandemia a Alicante

La proliferación del comercio electrónico y el teletrabajo durante la crisis sanitaria disparan los delitos informáticos mientras se perfeccionan los intentos para robar los datos del usuario

Las redes de delincuencia intentan aprovechar cualquier oportunidad para hacerse con los datos del ordenador de sus víctimas. |

Las redes de delincuencia intentan aprovechar cualquier oportunidad para hacerse con los datos del ordenador de sus víctimas. | CRISTINA DE MIDDEL

Los días de confinamiento acercaron a muchos usuarios neófitos al comercio on line, pero también a los amigos de lo ajeno que vieron en el espacio virtual el mejor campo para perpetrar sus golpes. En 2019, antes de que la pandemia pusiera todo patas arriba, la provincia de Alicante registró un total de 6.261 delitos informáticos. Mientras que los índices de delincuencia cayeron de manera generalizada el año pasado, no ha pasado así con la delincuencia on line. Todavía falta por cerrar la estadística correspondiente al año 2020, pero desde la Comisaría de Alicante se reconoce que este tipo de infracciones penales «se ha disparado exponencialmente», por lo que perfectamente podrían haber superado la barrera de los 10.000. El Observatorio Español de Internet alertó la semana pasada de que los ciberdelitos durante la pandemia se habían disparado un 600%. Éstos son algunos de los hechos que ha tenido que investigar la Unidad de Delitos Tecnológicos de la Comisaría de Alicante estos meses.

Los engaños a través de webs no seguras de comercio electrónico

El comercio electrónico es el apartado en el que mayor número de denuncias se registran. Algunos usuarios llegan a comprar de forma casi compulsiva en cualquier tipo de webs y en las que sólo el hecho de que los precios no estén en números redondos ya debería hacer sospechar. A veces estos pagos se hacen de manera directa entre particulares, cuando lo recomendable es realizarlo a través de pasarelas de pago seguras, como paypal.

Usurpación de identidad para abrir cuentas bancarias

Cuidado con las pérdidas del Documento Nacional de Identidad o el envío de fotocopias del mismo en color. Con ellos, es posible que una banda de ciberdelincuentes pueda abrirse una cuenta bancaria de manera telemática a nombre de la persona titular del documento. A veces, los delincuentes llegan a usar a alguien con cierto parecido físico con la persona que aparece en la foto para cuando el banco haga una videollamada de comprobación. Superado ese filtro, pueden abrir más cuentas. Y quien dice cuentas, también dice la petición de créditos. La Policía recomienda la denuncia inmediata una vez que se pierde el DNI y mandar una simple fotocopia en blanco y negro, cuando lo pidan en otra entidad privada que no sea un banco.

El fraude del «Man in the Middle» asociado al teletrabajo

Los estafadores suplantan la identidad de responsables de empresas o de organismos oficiales con el objetivo de desviar pagos de algún servicio o producto que esté adquiriendo la víctima. El objetivo no es tanto los particulares, como las empresas a la hora de hacer grandes pedidos. Con el auge del teletrabajo, los estafadores se las ingeniaban para conseguir engañar al perjudicado, convencido de que estaba hablando con uno de sus proveedores, de manera que le envíe el dinero a una cuenta distinta de la anterior.

Los engaños hacia las personas dependientes en el cajero

Muchos de estos timos tampoco están relacionados directamente con la ciberdelincuencia. Incluso los propios cuidadores que, aprovechando el tiempo en que éstos estuvieron aislados del resto de su familia por el confinamiento sacaban dinero de más en los cajeros automáticos. Pero los mayores han sufrido otro tipo de engaños. Desde los ya clásicos falsos revisores del gas, a las falsas pruebas PCR. En los últimos meses se han detectado hasta falsos revisores de Iberdrola que les abordan por la calle datáfono en mano.

La llamada de los falsos técnicos de Microsoft

Durante unos meses proliferaron las llamadas a ciudadanos de personas que, con acento extranjero, decían ser técnicos de Microsoft y alertaban de que había un problema informático en el ordenador, ofreciéndose a la reparación on line. Los que caían en el engaño, les darán acceso al a computadora, permitiendo desde que se les hagan cargos exorbitados, o acceso a las cuentas bancarias.

El engañoso mensaje al móvil del envío de un paquete

Un mensaje avisa de la llegada de un paquete que no habíamos pedido e incluye un enlace para ver dónde se encuentra. En realidad es una vía para intentar introducir el teléfono un virus que les dé el control del terminal. A veces desde nuestro propio teléfono, una vez infectado, ese mensaje se reenvía a otras personas. El objetivo último es tener acceso a nuestras cuentas. Los mensajes de spam que llegan al correo se han hecho también más especializado, con una configuración más personalizada para que el receptor pique y crea que es de su banco.

Extorsiones y robos de identidad con perfiles falsos

Las redes sociales son un campo de minas donde sortear virus que intentan hacerse con los datos del usuario o información de carácter íntima. Hay casos en los que el afectado se encuentra con que le han robado la contraseña y ya no puede acceder a su cuenta. A veces, este ataque no busca ir contra ellos sino hacerse con sus seguidores. Otras. el afectado se encuentra con una nueva amistad que rápidamente le invita a practicar cibersexo. En realidad, busca hacerse con imágenes íntimas con las que extorsionarles. Se ha dado el caso de mujeres que también víctimas de estos engaños. En estos casos, los cibercriminales se ganan su confianza y logran desde fotos sexuales al envío de dinero.

Usurpación de la aplicación del WhatsApp en el teléfono

Uno de los últimos ciberdelitos es la usurpación del WhatsApp en el teléfono. Con un mensaje falso procedente de un número conocido se le pide que le reenvíe un código. El que lo haga perderá el control de la aplicación y dará acceso al hacker a todos los números de su agenda, así como a todos los grupos a los que pertenece en la aplicación.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats