Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La «maría» florece con el covid

La Policía decomisa en el estado de alarma cuatro toneladas de marihuana y 25.000 plantas en la provincia. Naves y restaurantes se reconvierten en invernaderos de droga

Agentes de la Policía en una plantación desmantelada en la provincia de Alicante.

Agentes de la Policía en una plantación desmantelada en la provincia de Alicante.

La pandemia que tantos muertos y perjuicios económicos ha causado no ha tenido los mismos efectos negativos en el cultivo de marihuana en la provincia de Alicante. Las plantaciones de cannabis sativa han continuado aumentando durante el estado de alarma y la lucha incansable de la Policía Nacional contra esta actividad ilegal ha producido unos resultados espectaculares. Durante este año de estado de alarma, las diferentes comisarías de la provincia han realizado 150 operaciones contra el tráfico de marihuana y han detenido a 291 personas, además de incautar 3.994 kilogramos de «maría» ya recolectada y más de 25.000 plantas.

La pandemia verde. La proliferación de cultivos «indoor» de marihuana no se ha interrumpido durante la pandemia y cada vez se destapan más plantaciones. La Policía ha decomisado durante el estado de alarma unas cuatro toneladas de «maría» ya recolectada y más de 25.000 plantas por toda la provincia de Alicante.

Aunque la mayoría de las plantaciones han sido desmanteladas en pisos o chalés de lujo, alquilado u okupados, la Policía ha detectado que la crisis derivada de la pandemia ha provocado que restaurantes y naves industriales hayan sido alquilados y reconvertidos en invernaderos de cannabis sativa, sin que sus dueños supieran, en la mayoría de los casos, las verdaderas intenciones de los arrendatarios.

Según la Policía, la carencia de empleo y el aumento del tiempo libre han generado un aumento de la demanda de estupefacientes, especialmente de marihuana, de ahí el aumento de plantaciones en naves y restaurantes.

Así ocurrió con una empresa de calzado de Elda, donde cesó su actividad zapatera por las pérdidas y su espacio fue ocupado por varios cientos de plantas de marihuana.

Lo mismo sucedió en una finca en Elche muy conocida por albergar celebraciones de boda y otros eventos. La finca, a falta de bodas, fue alquilada por unos traficantes y los banquetes pasaron a ser de marihuana, hasta que la Policía irrumpió en el establecimiento y detuvo a los implicados.

UN NEGOCIO PRODUCTIVO El cultivo de marihuana genera grandes beneficios Las organizaciones criminales han apostado por los cultivos «indoor» de marihuana porque generan grandes beneficios. Un kilo puede venderse a una media de 2.500 euros en España.

decoration

Las plantaciones de marihuana generan grandes beneficios y en los últimos años se ha pasado de un cultivo más minoritario y destinado sobre todo al autoconsumo a unas sofisticadas plantaciones donde llegan a recolectar hasta cuatro cosechas por año. Para ello, las plantaciones se han sofisticado, cuentan con modernos sistemas de riego e iluminación artificial y el rendimiento de los cultivos y los consiguientes beneficios económicos se multiplican. El kilo de marihuana de cultivos «indoor» puede venderse en el mercado negro español a 2.000 o 3.000 euros y su precio se dispara aún más fuera de España.

Entre las operaciones realizadas durante el estado de alarma, la Policía ha actuado contra siete asociaciones cannábicas de Alicante, Benidorm y Dénia que se amparaban en la apariencia de clubes de fumadores de cannabis sativa para traficar con marihuana. En estos casos la Policía detuvo a sus responsables y consiguió el cierre de los clubes, situados normalmente en zonas céntricas de las ciudades y causantes de molestias a los vecinos, según la Comisaría Provincial.

Un grave peligro que generan los cultivos interiores de marihuana en viviendas son el riesgo de incendios a causa de los enganches ilegales de luz y las consecuencias para los vecinos del inmueble. Estas plantaciones necesitan gran cantidad de energía para los aparatos de climatización y las luces y en la gran mayoría de las operaciones la Policía ha detectado conexiones fraudulentas a la red eléctrica general con el fin de intentar pasar desapercibidos. Varias de las plantaciones desmanteladas fueron descubiertas precisamente a raíz de incendios que han ido a sofocar los bomberos.

291 DETENIDOS Cerca de 300 implicados en 150 operaciones La Policía ha arrestado en el estado de alarma a 291 personas por tráfico de «maría».

decoration

La Policía cuenta con la colaboración de las empresas suministradoras de electricidad para detectar los picos de tensión o las desviaciones de la misma. Además, una vez se detiene a los responsables de las plantaciones, los técnicos suprimen los enganches ilegales para que no haya riesgo de incendios.

En la lucha contra las plantaciones de cannabis sativa, la Policía destaca la importancia de la colaboración ciudadana para descubrirlas. Son muchas las ocasiones en que la Policía recibe la voz de alarma sobre posibles cultivos de los vecinos que soportan alguna de las molestias que esta actividad ilícita les ocasiona. El fuerte olor de la «maría» o los extractores y aparatos de aire acondicionado funcionado día y noche, así como los cortes del suministro eléctrico debido a la sobrecarga de la red por demanda de la plantación han alertado a los vecinos y estos a la Policía. Según la Comisaría Provincial, estas comunicaciones llegan directamente o se recibe también a través de la página web de la Policía Nacional. Las informaciones se trasladan a los grupos de investigación y de forma confidencial son comprobadas. De este modo, la Policía afirma que ha desmantelado este año numerosas plantaciones en la provincia de Alicante.

La Policía Nacional afirma que no escatima personal recursos para esta lucha contra el trafico de drogas. Los grupos antidroga han utilizado medios aéreos, cámaras térmicas que detectan las fuentes de calor y nuevas técnicas de investigación de análisis de datos que se entremezclan con la operativa policial de toda la vida. Los resultados están a la vista: prácticamente una operación contra el tráfico de marihuana cada dos días durante el estado de alarma.

El origen de los detenidos es variado, desde españoles hasta ciudadanos de diferentes países europeos e incluso de China. Muchos pertenecen a organizaciones criminales que cultivan la marihuana en España para luego distribuirla a terceros países, utilizando camiones, vehículos o incluso por servicios postales o de paquetería.

Últimos casos de plantaciones de marihuana descubiertas en Alicante

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats