Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detenido en Crevillent por intentar matar a tiros a un hombre en Orihuela

La víctima afirma que fue tiroteada al intentar robarle dinero el hombre al que iba a comprarle droga, que ha sido identificado por el ADN

El detenido en Crevillent por el intento de asesinato en Orihuela.

El detenido en Crevillent por el intento de asesinato en Orihuela. INFORMACIÓN

La Policía Nacional ha detenido en Crevillent a un hombre de 53 años acusado de intentar asesinar a tiros a un varón de 53 años en noviembre de 2019 en una zona rural de Orihuela, donde lo dejó malherido. El sospechoso fue identificado gracias al ADN obtenido por la Policía Científica y hasta ahora había logrado eludir la acción policial. La víctima estuvo varios días ingresada en la UCI porque además de recibir un disparo en cada pierna fue golpeada en la cabeza.

La agresión, según acabó confesando la víctima tras mostrarse poco colaboradora inicialmente, se produjo cuando ambos estaban en el coche del ahora detenido. La víctima afirma que había acudido a la cita para comprarle droga y que el vendedor intentó robarle el dinero y se enzarzaron en una pelea. El agresor le pegó dos tiros, uno en cada pierna a la altura del fémur, y además le golpeó con un objeto contundente en la cabeza.

La investigación policial se inició en noviembre de 2019. Una persona que estaba paseando a su perro por una zona rural a las afueras de Orihuela vio a un hombre malherido y alertó a los servicios de emergencias. La Policía envió a varias patrullas de Seguridad Ciudadana y tras comprobar la entidad de las heridas se activó el protocolo de actuación ante delitos violentos.

La víctima no hablaba español pero pudo comunicar a los agentes que le habían disparado. Una ambulancia le trasladó a un centro hospitalario, donde estuvo varios días en la UCI antes de pasar a planta.

Los agentes de la Brigada de Policía Científica de Orihuela recogieron muestras biológicas de la ropa y uñas de la víctima por si se había peleado con el agresor y obtener así su perfil genético.

Los investigadores de la Brigada de Policía Judicial averiguaron que agresor y víctima se habían peleado y el ADN recogido permitió identificar al autor de los disparos. Su perfil genético apareció en las bases de datos de la Policía Nacional y así pudieron conocer su identidad. No obstante, su localización ha sido difícil, ya que cambiaba con frecuencia de domicilio. Los agentes de Orihuela, tras realizar múltiples vigilancias y gestiones con los servicios policiales internacionales, lograron detenerlo a mediados de marzo en Crevillent.

Según la Policía, el sospechoso, es un ciudadano marroquí "extremadamente violento" y con antecedentes por robo con fuerza, lesiones y tráfico de drogas, entre otros delitos. Hacía dos meses que había salido de prisión, donde estuvo recluido más de un año por otro delito.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats