Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos vecinos de la familia asesinada en Juan XXIII oyeron a la madre pedir ayuda

Los testigos aseguran que la mujer decía "socorro" mientras su hijo, acusado del crimen, le decía "cálmate mamá" y ya no se escuchó nada más

El acusado a su llegada ayer a la Audiencia Provincial para ser juzgado por el triple crimen. |

El acusado a su llegada ayer a la Audiencia Provincial para ser juzgado por el triple crimen. |

Dos vecinos de la familia asesinada en el barrio alicantino de Juan XXIII han declarado que oyeron a la madre pedir socorro poco antes de que ésta fuera acuchillada. Así lo han declarado el matrimonio que vivía al lado de las víctimas y que han relatado que las peleas y las discusiones eran continuas. En el banquillo se sienta Francisco Javier M. B. a quien se acusa de haber matado a su hermano y a sus padres a cuchilladas el 13 de agosto de 2018. La tesis de las acusaciones es que primero asesinó a su hermano durante una pelea y que luego mató a sus padres por separado conforme fueron llegando a la vivienda. La Fiscalía y la acusación particular reclaman para él la prisión permanente revisable. 

Los dos vecinos aseguraron que sobre el mediodía escucharon a la madre decir "socorro, auxilio" con un hilo de voz muy débil, mientras que su hijo le decía "cálmate mamá". "Pensábamos que le había dado un yuyu. Como ya no se volvió a oír nada pensábamos que no debió ser nada", explicó. 

Durante la sesión de este martes han declarado personas del entorno de las víctimas y los policías responsables de la investigación. Personas que han confirmado que las peleas del acusado con su familia eran frecuentes porque éste les llegó a robar para comprar drogas. 

La madre trabajaba de limpiadora en una clínica dental. Cuando la mañana del viernes no se presentó a trabajar, desde la clínica la llamaron para preguntar qué pasaba. Ella les contestó que estaba enferma y no podía ir. La autopsia reveló que a esa hora la mujer ya había sido asesinada y los investigadores sostienen que fue el propio acusado quien puso los mensajes haciéndose pasar por su madre. Los mensajes y el teléfono han sido mostrados a los miembros del jurado.

Declaraciones de los familiares del acusado de matar a su familia en Juan XXIII Pilar Cortés

La investigación apunta a que los crímenes se cometieron el jueves y que el acusado estuvo con los cadáveres en la casa hasta que la madrugada del sábado llamó al 112. La Policía cree que estuvo intentando buscar alguna salida para ocultarlo. Incluso en la casa trató de limpiar rastros de sangre y se hallaron hojas manuscritas que pretendían ser notas de suicidio simuladas. Los primeros en llegar a la casa fueron los agentes de la Policía Local después de que el acusado llamara al 112 para decir que había intentado suicidarse y estaba herido. Los agentes se encontraron los cadáveres de los padres en el salón y el del hermano en su habitación. "Era una escena dantesca", ha asegurado uno de los agentes. El presunto asesino estaba en la cocina sin camiseta y un trapo en el brazo con el que se trataba de cortar la hemorragia de los tres cortes que se había hecho él mismo.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats