Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Muere un paciente detenido por agredir sexualmente a su compañero de habitación en el Hospital General de Alicante

El fallecido estaba ingresado por ingerir sosa cáustica y también fue denunciado por la Policía

Imagen de archivo de Urgencias del Hospital General de Alicante.

Imagen de archivo de Urgencias del Hospital General de Alicante.

Un paciente de 34 años que estaba detenido en el Módulo de Seguridad del Hospital General de Alicante tras protagonizar esta semana una agresión sexual a un compañero de habitación y atentar contra los policías que custodian este departamento murió el viernes por la mañana tras sufrir una parada cardiorrespiratoria. El fallecido, un argelino que no quiso declarar sobre la agresión sexual ante la comisión judicial y sólo afirmó que solo quería regresar a su país, llevaba más de dos semanas ingresado en el Hospital General de Alicante a causa de las lesiones internas sufridas al ingerir sosa cáustica.

La agresión sexual fue denunciada el pasado martes por la noche por un paciente que se estaba recuperando de una intervención quirúrgica en una habitación del Hospital General de Alicante. La Policía Nacional acudió sobre las once de la noche tras ser alertada de un incidente ocurrido en una de las habitaciones y al llegar se encontraron al presunto agresor esposado y retenido por vigilantes de seguridad.

Según los datos recabados en el centro y aportados por la propia víctima, el agredido se encontraba durmiendo cuando de forma repentina se despertó y vio que su compañero de habitación le había bajado los pantalones y trataba de introducirle los dedos por el ano mientras le sujetaba los brazos. En ese momento se enzarzaron en una pelea y la víctima recibió un puñetazo en la mandíbula y varios golpes más.

A continuación cayeron al suelo y el agresor llegó a arrancarle la vía que tenía puesta y estaba conectada al gotero, que también le cayó encima. En el forcejeo en el suelo el ahora fallecido consiguió introducirle un dedo por el ano y la víctima sufrió cortes por la rotura del cristal de la medicación que le estaban suministrando por la vía arrancada.

El personal sanitario alertó a los vigilantes de seguridad y retuvieron al agresor. Tras llegar la Policía le detuvieron e ingresaron en el Módulo de Seguridad debido a su estado de salud. A esta unidad acudió la comisión judicial y la juez de guardia acordó este pasado jueves la libertad por la agresión sexual y que fuera examinado por un psiquiatra. Sin embargo, quedó detenido por atentado por agredir a un policía del módulo y tratar de atacar también a personal sanitario.

El detenido sufrió el viernes una parada cardiorrespiratoria en el Módulo de Seguridad y aunque fue trasladado a la UCI no pudieron salvarle la vida.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats