Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una familia se hace cargo del bebé que ingresó con lesiones graves en la UCI

El pequeño ha recibido esta semana el alta en el Hospital de Alicante y su padre sigue en prisión

Despliegue de la Policía Nacional en los accesos al Hospital General de Alicante. | INFORMACIÓN

Despliegue de la Policía Nacional en los accesos al Hospital General de Alicante. | INFORMACIÓN

Algo más de tres semanas después de ingresar en la UCI Pediátrica del Hospital General de Alicante, el bebé de siete meses hospitalizado con graves lesiones a causa de presuntos malos tratos ha salido afortunadamente de la Unidad de Cuidados Intensivos y esta semana ha pasado a planta y ha recibido el alta hospitalaria, según han confirmado a este diario fuentes judiciales y sanitarias. El pequeño, cuya tutela la ejerce la Generalitat por orden judicial, ha sido acogido por una familia tras el feliz desenlace de su hospitalización.

Aunque en las primeras horas se llegó a temer por un fatal desenlace, los esfuerzos del personal médico del Hospital General han revertido la situación en menos de un mes y el pequeño ha podido salir adelante gracias a la evolución favorable que ha tenido en la UCI.

Mientras tanto, el juzgado de Instrucción número 9 de Alicante continúa con las diligencias para aclarar las circunstancias en que el bebé sufrió las graves lesiones y mantiene aún en la prisión de Fontcalent al padre del niño. El padre, un joven de 22 años, se encuentra encarcelado desde el pasado 29 de mayo e inicialmente está investigado como presunto autor de los delitos de homicidio en grado de tentativa y omisión del deber del socorro.

El mismo día que era encarcelado el padre, la madre del bebé, también de 22 años y defendida por la abogada Rebeca García Serna, fue puesta en libertad provisional acusada de un delito de omisión del deber de socorro y se acordó una orden de alejamiento del bebé.

Patria potestad

El juzgado además retiró a los padres la patria potestad y el bebé está desde entonces bajo la tutela de la Generalitat y desde este viernes en casa de una familia de acogida.

La detención de los padres fue realizada a finales de mayo tras alertar el Hospital General de Alicante a la Policía Nacional del ingreso un bebé de siete meses que presentaba unas lesiones que no parecían compatibles con el accidente doméstico descrito por sus padres. Según la versión dada por los progenitores, el padre estaba con el bebé durmiendo en el sofá de su domicilio cuando el pequeño se cayó y se golpeó sobre un juguete.

Según informaron fuentes policiales tras las detenciones, el bebé presentaba lesiones internas importantes, como rotura de costillas y órganos internos dañados.

Un médico de la UCI comunicó a la Policía tras el ingreso del bebé que presentaba el abdomen perforado y los investigadores reflejaron en su informe que el bebé tenía además hematomas que no parecían corresponderse con el día de su ingreso en el Hospital General, así como diversas «coloraciones que indican varios días de evolución».

La defensa del padre encarcelado ha sido asumida por el abogado Francisco Miguel Galiana Botella y se han aportado a la causa unas fotografías y vídeos realizados el mismo día del ingreso del bebé en la UCI, todo ello para tratar de demostrar que el pequeño no presentaba lesiones externas anteriores al «accidente doméstico» y por tanto no se trataría de un caso de malos tratos continuados, como se baraja en la investigación policial y judicial.

Por su parte, la defensa de la madre del niño de 7 meses también sostiene que no cometió omisión del deber de socorro. La madre llegó de trabajar y cuando le dio el pecho y se puso a vomitar optó por trasladar de inmediato al hijo a Urgencias del Hospital General de Alicante.

El juzgado tiene previsto realizar nuevas diligencias para esclarecer las circunstancias en que se produjeron las graves lesiones que casi le cuestan la vida al bebé.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats