Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Guardia Civil investiga a tres grupos organizados que robaron 1,5 toneladas de aguacates

Un incremento de robos de este fruto en las comarcas de la Marina Alta y Baixa puso en alerta a los agentes

Un agente del Equipo Roca de Calp de la Guardia Civil en una de las fincas donde se produjeron los robos.

Un agente del Equipo Roca de Calp de la Guardia Civil en una de las fincas donde se produjeron los robos. INFORMACIÓN

La Guardia Civil de Alicante ha investigado a seis personas por cinco delitos de robo de aguacates cometidos en distintas explotaciones agrícolas de las localidades de Callosa d’en Sarrià, Polop y el Ràfol d'Almúnia. Tras detectar un incremento significativo de este tipo de delitos, los agentes iniciaron las investigaciones, descubriendo que se trataba de tres grupos que operaban separadamente, según han explicado este sábado fuentes del Instituto Armado. 

Durante los meses de junio y julio, el Equipo Contra Robos en el Campo (Roca) de la Guardia Civil de Calp ha culminado con éxito tres investigaciones abiertas para esclarecer varios delitos de robo de aguacates que se estaban produciendo en la Marina Alta y la Marina Baixa. A finales del pasado invierno y comienzos de la primavera, los agentes detectaron un incremento significativo de delitos relacionados con este producto en Callosa d’en Sarrià, Polop y el Ràfol d'Almúnia, gracias al contacto que se mantiene entre los Equipos Roca y los agricultores, que alertaron a la Guardia Civil de su preocupación por la amenaza a la producción. 

En Callosa d’en Sarrià los investigadores localizaron a un grupo de personas que residía en esa localidad, cuya actividad laboral estaba relacionada con el sector de la agricultura. Se aprovechaban de que conocían a la perfección las fincas, sus accesos y salidas, las fases de maduración del fruto y, especialmente, de que al ser conocidos por los empleados en el entorno, al transitar por las explotaciones, su presencia no levantaba sospechas entre sus compañeros. A este primer grupo se le imputan dos delitos de robo con escalo, cometidos en la misma explotación, en los que sustrajeron unos 800 kilogramos de aguacates, valorados en 2.000 euros. 

Solían desplazarse desde el pueblo hasta las explotaciones en un turismo y, una vez en el lugar elegido, dos de ellos se bajaban mientras que el tercero continuaba la marcha y se ocultaba con el coche. Los otros dos accedían a las fincas mediante escalo dónde recogían la mayor cantidad posible de aguacates, que iban introduciendo en bolsas que apilaban en el exterior de la finca para que, una vez preparadas, el conductor del vehículo regresara hasta el lugar en el que se habían bajado para cargar el maletero y huir de allí. Posteriormente daban salida al producto en el mercado negro. Trabajaban rápido y bien organizados, llegando a sustraer 800 kilogramos de aguacates, antes de ser descubiertos por la Guardia Civil. 

En el caso de los hechos ocurridos en Polop, las investigaciones se centraron en un hombre al que se le imputan dos delitos de hurto, llegando a robar 600 kilogramos de aguacates de la variedad Lamb Hass, con pérdidas de 2.400 euros para el agricultor. En esta ocasión, el presunto autor, que residía en misma localidad, aprovechaba las horas en las que no había nadie trabajando en las explotaciones, seleccionaba aquellas fincas más apartadas y, una vez allí, sustraía él sólo toda la cantidad de fruto que le era posible en cada ocasión. 

Por último, en el Ràfol d'Almúnia, los investigadores siguieron la pista de un hombre y una mujer que se dedicaban a la apicultura en lugares que se encontraban en las inmediaciones de explotaciones de aguacate. Valiéndose, al igual que en el caso de los autores de Callosa d’en Sarrià, de que su presencia en la zona era habitual para los propietarios y los empleados, se movían libremente y accedían a las fincas mediante corte de los vallados. A esta pareja se le imputa el robo de 300 kilogramos de aguacates y provocar pérdidas por valor de 1.600 euros. 

Así, en total han sido investigadas seis personas: en Callosa d'en Sarrià, tres hombres de nacionalidad rumana de 22, 29 y 42 años a los que se les imputan dos delitos de robo con escalo; en Polop, un hombre de nacionalidad marroquí de 48 años al que se le imputan dos delitos de hurto; y en el Ràfol d'Almúnia, un hombre de 54 y una mujer de 53, ambos de nacionalidad ucraniana, a los que se les imputa un delito de robo con fuerza. 

Los Equipos Roca de la Guardia Civil realizan de manera habitual inspecciones por las diferentes cooperativas agrícolas, así como entrevistas con los agricultores, durante la campaña de recogida del aguacate para comprobar in situ las posibles irregularidades en el desarrollo de los trabajos. Fue durante una de esas inspecciones cuando los agricultores les manifestaron que estaban sufriendo, de manera continuada, el robo de grandes cantidades de aguacates en sus fincas. Fuentes de la Benemérita recuerdan que ya el pasado mes de abril el mismo Equipo Roca de Calp, en el marco de la Operación Acates, procedió a la detención de tres personas pertenecientes a un grupo criminal dedicado a la sustracción de aguacates. Además se investigó a otra persona, responsable de un restaurante, por receptar la mercancía sustraída.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats