Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía Local impone en Alicante 84 multas por botellón y 23 por incumplir el toque de queda

La concejalía de Seguridad destaca que el primer fin de semana de agosto se ha cerrado sin incidentes y con un alto grado de cumplimiento de las normas

Policías locales de Alicante en uno de los dispositivos de seguridad del pasado fin de semana.

Policías locales de Alicante en uno de los dispositivos de seguridad del pasado fin de semana.

Un total de 84 denuncias por botellón, otras 23 por incumplimiento del horario del toque de queda, así como otras 23 fiestas disueltas en viviendas particulares Éste ha sido el balance de la Policía Local de Alicante del dispositivo del fin de semana en la ciudad. La concejalía de Seguridad ha destacado que el primer fin de semana de agosto se cerró con un alto grado de cumplimiento de las medidas anticovid decretadas por la Generalitat Valenciana y un amplio operativo organizado por la Policía Local para garantizar su cumplimiento y evitar contagios en la ciudad.

En el balance del fin de semana, en el que se desplegó un dispositivo especial para evitar los botellones, se garantizó que los grupos de personas fueran disueltos durante las noches del viernes al domingo. Los agentes realizaron controles itinerantes y desde primera hora se fueron moviendo por toda la ciudad, imponiendo un total de 84 denuncias por consumo de alcohol en la vía pública. El concejal de Seguridad, José Ramón González, ha indicado que gracias “al alto cumplimiento por parte de los ciudadanos y al excepcional trabajo realizado por la Policía Local, este fin de semana ha trascurrido con normalidad”, al tiempo que ha pedido una vez más “ responsabilidad y seguir manteniendo las distancias, evitando agrupaciones y esforzándonos en cumplir las normas preventivas e higiene de manos para que no se produzcan nuevos contagios sobre todo entre las personas que todavía no están vacunada”.

Los agentes dentro de la vigilancia y concienciación ciudadana del toque de queda han levantado 23 actas de denuncia por no cumplirlo, así como se sancionaron a 3 por consumo de drogas, 4 por la ordenanza de limpieza, y 8 por la Ley de Seguridad Ciudadana por negativa a identificarse o desobediencia y falta de respeto a la autoridad. Las unidades Fox y del servicio Nocturno de la Policía, disolvieron un total de 23 fiestas en viviendas que estaban generando mucho ruido y quejas de particulares.

El dispositivo de vigilancia de los establecimientos se volvió a desarrollar con normalidad y colaboración del sector de ocio, tan solo se interpusieron dos denuncias, una la madrugada del sábado, sobre las 02.45 horas, a un local en la avenida de San Sebastián, por el incumplimiento del horario de cierre, al comprobar que se encontraba abierto, con música y clientes en el interior consumiendo bebidas. Así como una segunda esta madrugada a las 23.00 horas, a un establecimiento ubicado en la calle Poeta Pastor, al encontrarse con la pista de baile habilitada y con varias personas bailando.

Por último, en materia de tráfico la unidad de Atestados y el servicio Nocturno, han interpuesto 11 denuncias por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas en Países Escandinavos, avenida de Doctor Jiménez Díaz, en avenida Pintor Baeza, Jovellanos, entro otras, y acudieron a cinco accidentes de tráfico, con heridos y daños materiales. 

En la madrugada del sábado, sobre las 22.00 horas un turismo colisionó contra el vallado puesto con ocasión de la instalación del castillo de moros y cristianos de Altozano, en Conde Lumiares con la avenida de Alcoy, la Policía realizó las pruebas al conductor, que dio positivo instruyendo diligencias, citado para Juicio Rápido. Asimismo la Unidad de Atestados intervino a las 23.30 horas la madrugada del domingo, en tres accidentes de tráfico, el primero en Cánovas del Castillo, con una furgoneta, al que se le instruyen diligencias judiciales por conducir bajo la influencia del alcohol, otro accidente a las 2.40 horas en la avenida Condomina con Camino Colonia Romana, cuando un conductor chocó contra otro, rebasando el semáforo en rojo, sometido a alcoholemia, arrojando resultado positivo, y se instruyen diligencias por delito contra la seguridad vial. Por último, a las 01.45 horas en la calle San Mateo, un turismo colisionó contra un otro estacionado, que fue interceptado por una patrulla de Policía Nacional, y dio un resultado positivo por conducir bajo la influencia del alcohol, con diligencias por delito contra la seguridad vial.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats