Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un estanquero italiano intenta huir a Fuerteventura tras robar un 'rasca y gana' premiado con 500.000 euros

Una anciana denunció que al ver que el boleto había sido premiado, se lo entregó al hombre que se quedó con él, se puso un casco y escapó en moto

Gaetano Scutellaro.

Cogió el ‘rasca y gana’ que le había entregado una anciana de 70 años para que comprobara si estaba premiado, vio que había sido agraciado con medio millón de euros, se lo echó al bolsillo y huyó del estanco de Nápoles en el que trabaja por una puerta trasera y subido a una scotter. Gaetano Scutellaro de 57 años es el susodicho ladrón, quien fue interceptado en el aeropuerto de Roma cuando intentaba subirse a un avión con destino a Fuerteventura, lejos de los policías que le seguían la pista. Ahora se encuentra en una cárcel italiana por intento de extorsión. Su versión: que el boleto premiado era suyo.

Scutellaro se ha convertido en todo un personaje en el país europeo después de que se diera a conocer lo ocurrido y que, poco antes de ser detenido, concediera una entrevista a la web inews24.it. Su testimonio poco tiene que ver con el de la afectada, quien asegura que el pasado jueves acudió al estanco situado en calle Materdei para comprobar si el boleto ‘Scratch and Win’, el equivalente al Rasca y Gana español, había sido premiado porque no se creía que hubiera ganado 500.000 euros.

Lo que vino después da para una película. El estanquero cogió el billete y al verificar la cuantía, se lo guardó en el bolsillo, se puso el casco y escapó en una moto scotter, según informaron varios medios italianos como Corriere della Sera. El pasado viernes contrató una caja de seguridad de una entidad bancaria donde depositó el billete premiado. Dos días después puso rumbo al aeropuerto romano de Fiumicino para pasar unas idílicas vacaciones lejos de los suyos. Su destino: Fuerteventura, según relatan los medios italianos, aunque él aseguró a inews24.it que pretendía acabar en Tenerife pese a que los domingos no hay vuelos regulares desde la capital italiana a esta isla.

La Policía no se lo permitió. Gaetano Scutellaro fue interceptado en la terminal antes de que se subiera al avión. Encima no llevaba el dinero del premio ni tampoco el boleto. Dijo que quería salir de Nápoles, que no se sentía “seguro” en la ciudad. Ahí comenzó a forjar su versión después de que la policía lo pusiera en libertad, aunque le impidió salir del país.

En declaraciones a inews24.it afirmó que el boleto era suyo, que sabía que estaba premiado pero por una cantidad mucho menor, 500 euros, y que había pedido a la señora que entrara a cobrarlo porque había tenido desavenencias con su mujer, propietaria del negocio. El testimonio continuó con que después tuvo conocimiento de que no eran 500 sino 500.000 euros y que la señora le había comentado que tenía que ir a un banco a cobrarlo. «Recibí el cupón y me fui», apuntó. «Salí de Nápoles por miedo, ni siquiera había leído la noticia de la denuncia de la señora», agregó. 

Scutellaro volvió a estar ayer en todos los informativos italianos. En esta ocasión porque no sólo había sido detenido, sino que también había sido enviado a prisión por presuntamente extorsionar a la anciana y por el robo del billete premiado que, finalmente, fue localizado en la caja de seguridad que había adquirido para guardarlo. El 'rasca y gana', de todas formas, ya había sido anulado por la organización encargada del sorteo

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats