Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una mujer nada dos horas para llegar al puerto de la Albufereta tras caer de un barco

Los servicios de emergencia se movilizaron durante más de una hora buscándola por la zona del Cabo de las Huertas uEl hijo de ocho años dio la alerta sobre la desaparición de su madre, que se precipitó al mar intentando coger el móvil tras perder el equilibrio

Operativo de búsqueda con drones ayer en el Cabo de las Huertas. INFORMACIÓN

Una mujer de 40 años logró llegar a tierra nadando unas dos horas después de caerse de un barco en el que navegaba el pasado domingo con otras seis personas, entre ellas su hijo, por la bahía de Alicante. El patrón del barco, un llaut menorquín, dio la voz de alarma poco después de las siete y media de la tarde y los servicios de emergencias se movilizaron para la búsqueda de la mujer con más de 30 efectivos de la Policía Local, Bomberos, Salvamento Marítimo y Servicio Marítimo de la Guardia Civil. Afortunadamente, la tripulante que se cayó al agua tras perder el equilibrio es una buena nadadora y deportista. Tras caerse en la punta del Cabo de las Huertas intentado agarrar su teléfono móvil, vio que el barco no daba la vuelta y como había muchas rocas para salir optó por ir a nado hasta el Club Náutico Alicante Costa Blanca, en la Albufereta.

El Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Alicante fue alertado de la desaparición de la tripulante de un barco en la zona del Cabo de las Huertas a las siete y media de la tarde y poco después también se recibía la alerta en el 112. Desde el Ayuntamiento de Alicante se activó un fuerte dispositivo con treinta policías locales y bomberos del SPEIS, así como efectivos de Salvamento Marítimo y del Servicio Marítimo de la Guardia Civil.

El operativo de búsqueda se llevó a cabo desde embarcaciones y desde tierra, así como con un helicóptero de Salvamento Marítimo. Policía Local y Bomberos usaron sus drones para tratar de localizar a la náufraga, pero no la localizaron. El dispositivo se desactivó poco después de las nueve de la noche tras recibirse un aviso de que la mujer había logrado llegar sana y salva hasta el Club Náutico Costa Blanca.

En el barco desde el que se dio la alarma navegaban cuatro mujeres, un hombre y dos menores de 8 años. El capitán de la embarcación explicó ayer a este diario que estuvieron fondeados frente al Sidi hasta las seis y media o siete de la tarde. Emprendieron la travesía de regreso y poco antes de llegar a la Cala Palmera se dieron cuenta de la desaparición de la mujer. Fue el hijo de 8 años quien empezó a preguntar dónde estaba su madre. Tras comprobar el patrón que no estaba en el interior del barco cambió de rumbo y acudió en búsqueda de la tripulante. Al no verla avisó al 112 y comenzó a dar batidas sin éxito.

La Policía Local y los Bomberos del SPEIS montaron un Puesto de Mando Avanzado en el Cabo de las Huertas, y coordinaron la búsqueda y rescate de la desaparecida, siendo conscientes que los primeros momentos son decisivos para encontrar a una persona con vida y que el tiempo corre en su contra. Por ello, la búsqueda se centró en peinar por tierra con todas las unidades disponibles de efectivos, por mar rastreando la costa con las embarcaciones y aire con drones y el helicóptero, que sobrevolaron la bahía, desde la playa de San Juan a la altura del residencial Sidi, donde inicialmente estaban fondeados, hasta el Cabo de las Huertas y la Albufereta.

La mujer contó posteriormente que no se dio cuenta del despliegue de medios. El patrón explica que la mujer «iba concentrada en hacer millas» y asegura que «llegó cansada pero no se agobió». Por contra, para el capitán sí fueron dos horas de preocupación buscando a su amiga y con su hijo agobiado por la ausencia de su madre. «Fue una tarde para olvidar», afirma el patrón de la embarcación.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats