Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Muere la joven que se precipitó desde un mirador haciéndose un selfie en Benidorm

La turista ucraniana de 26 años fallece en el Hospital General de Alicante tres días después de ser rescatada en estado muy grave

Así fue el angustioso rescate INFORMACIÓN

La joven turista ucraniana de 26 años que se precipitó al vacío desde el acantilado del Castell de Benidorm cuando iba a hacerse un selfie falleció ayer en el Hospital General de Alicante tres días después de su ingreso en estado de máxima gravedad.

Fuentes sanitarias confirmaron que la joven se encontraba en estado crítico en la Unidad de Reanimación tras ser intervenida de las graves heridas sufridas y desafortunadamente no pudo ganar la batalla contra las lesiones que tenía a causa del impacto de la caída.

El trágico accidente ocurrió el pasado martes por la tarde en el mirador del Castell. La joven ucraniana estaba con una compatriota que había venido a pasar unos días de vacaciones en un apartamento turístico de la Cala de La Vila. Las jóvenes iban a hacerse una foto de recuerdo y una de ellas se subió a la balaustrada y perdió el equilibrio.

Según los datos aportados por testigos a la Policía Nacional, la turista perdió el equilibrio tras subirse a la barandilla y trató sin éxito de agarrarse a ella cuando se cayó. En la caída por el acantilado impactó con rocas antes de quedar inconsciente en el mar, que estaba revuelto y había olas.

Efectivos de Salvamento y Socorrismo del Ayuntamiento benidormí acudieron al rescate de la joven tras recibirse una llamada al 112 alertando de la caída de una mujer y tras varios minutos de lucha contra un mar embravecido uno de ellos logró agarrar a la chica y llevarla hasta la lancha de salvamento.

Los socorristas la trasladaron a puerto con urgencia mientras trataban de reanimarla y el SAMU se hizo cargo la asistencia una vez en tierra. Aunque lograron estabilizarla, se encontraba muy grave y fue evacuada al Hospital General, donde fue operada y quedó ingresada en estado crítico.

La Policía trasladó a la amiga de la joven accidentada y a través de ella se contactó con la familia para comunicarles lo ocurrido.

Alejandro Ortiz, uno de los socorristas que acudió al rescate relató que estuvo forcejeando con el mar, que estaba muy bravo y les arrastró contra las rocas en varias ocasiones. «Las olas no me dejaban cogerla. Una de las veces se me escapó de las manos cuando ya la tenía, pero seguí intentándolo», relató el joven, cuya heroica acción no ha tenido, lamentablemente, el final deseado por todos, que se salvara la turista.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats