Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Condenado un perito de Alicante por falsear una tasación para beneficiar a una compañera

El fallo le impone más de un año de cárcel y le inhabilita seis años al ver probado que actuó de manera maliciosa

Imagen de la fachada de la Audiencia de Alicante donde se celebró el juicio por el asalto. José Navarro

La Audiencia de Alicante ha condenado a un año y tres meses de prisión y a otros seis años de inhabilitación a un perito tasador al considerar probado que falseó informes de forma «maliciosa» para beneficiar a una compañera de despacho, según la sentencia a la que ha tenido acceso este diario. El perito fue designado por un juzgado de Alcoy para hacer la tasación de dos viviendas en ese municipio y en Alicante para el proceso de disolución de una sociedad de bienes gananciales durante una separación matrimonial.

El fallo ve probado que mientras el piso de Alicante fue valorado muy por debajo del precio real, en cambio la de Alcoy estaba sobredimensionada. El piso de Alicante fue tasado en tan solo 60.529 euros, a pesar de que se encontraba en pleno centro de la ciudad; mientras que el de Alcoy se fijó en 152.773 euros, apoyándose en unas supuestas obras de reforma. En posteriores informes aportados a la causa por otros peritos, se valoraba el piso de Alicante entre los 191.880 y los 297.104 euros; y el de Alcoy entre los 44.600 y los 51.146. Unas cifras muy diferentes a los de la valoración realizada por el acusado.

La sentencia asegura que el acusado «actuó en todo momento con la clara intención de faltar a la verdad disminuyendo deliberadamente el valor de la vivienda de Alicante y aumentando maliciosamente el valor de las reformas efectuadas en el piso de Alcoy». De esta manera se perjudicaba al exesposo aumentando su crédito con cargo a la sociedad de gananciales a liquidar. Para la sala no ha pasado desapercibido que la mujer que resultaba beneficiada con esos informes compartiera despacho profesional con él; así como tampoco el hecho de que el marido perjudicado por el informe hubiera despedido al hermano de este técnico tasador.

El perito condenado había defendido durante el juicio su actuación profesional, aunque admitió que como residía en Alcoy no sabía que el piso de Alicante estaba en una buena zona, una explicación que para la sala «no es de recibo». El procesado alegaba que los otros peritos no habían entrado en ese piso, «pretendiendo hacernos creer que la vivienda estaba en un estado lamentable, extremo que queda totalmente descartado a la vista de las fotografías aportadas».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats