Suscríbete

Caso Abierto - Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Incautan 153.000 pastillas de éxtasis en Ibi tras destapar una red de ocupación de casas

La Policía Nacional detiene a ocho personas en el municipio ibense, Aspe y Novelda y desarticula una organización que robaba la droga a otros traficantes

153.000 pastillas de éxtasis incautadas en Ibi tras destapar una red de ocupación de casas

153.000 pastillas de éxtasis incautadas en Ibi tras destapar una red de ocupación de casas INFORMACIÓN

Para ver este vídeo suscríbete a Información o inicia sesión si ya eres suscriptor.

153.000 pastillas de éxtasis incautadas en Ibi tras destapar una red de ocupación de casas P. Cerrada

Una investigación de la Policía Nacional de Alicante sobre una red de ocupación de viviendas para alquilarlas a familias con pocos recursos ha destapado una peligrosa organización de tráfico de drogas que se dedicaba a robar con violencia o con fuerza alijos de estupefacientes a otros grupos de narcotraficantes. En la operación han sido detenidas ocho personas de entre 29 y 54 años en Ibi, Aspe y Novelda y han intervenido unas 153.000 pastillas de éxtasis (MDMA), uno de los mayores alijos aprehendidos en la provincia en los últimos años. Seis de los arrestados, de nacionalidad española y argelina, han ingresado en prisión.

Este alijo de éxtasis -87.674 gramos de MDMA- y 600 gramos de cocaína fueron descubierto en un registro realizado en Ibi, donde también intervinieron una pistola que llegó a exhibir uno de los implicados en el momento de la detención, el cual causó lesiones a dos agentes. La Policía Nacional realizó otros registros en Aspe y Novelda y además de la droga mencionada incautaron 419 gramos de heroína, 30.200 euros, 32 plantas de marihuana, 270 gramos de hachís y dos vehículos.

La investigación, realizada por el Grupo I de Crimen Organizado de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante en colaboración con el Grupo de Respuesta Especial contra el Crimen Organizado (GRECO) Levante, se inició a finales del pasado verano tras una operación contra una red dedicada a la ocupación de viviendas. En dicha actuación, llevada a cabo tras informaciones obtenidas por la Brigada de Seguridad Ciudadana de Alicante, fueron detenidas siete personas por allanar casas que luego alquilaban de forma indefinida a familias con pocos recursos por un precio de hasta 3.000 euros.

Estas ocupaciones eran, sin embargo, la punta del iceberg de un entramado criminal más amplio en el que el tráfico de drogas transnacional era la principal actividad del grupo.

El cabecilla de la trama era un peligroso delincuente de un clan familiar con relaciones con otras redes internacionales de narcotráfico con conexiones en Holanda y norte de África. Los investigadores averiguaron que este sospechoso aprovechaba las transacciones con otras redes de narcos para filtrar la información a un segundo escalón del entramado, liderado por un varón de origen magrebí y encargado de sustraer la droga a estos grupos mediante robos con violencia en los que empleaban armas de fuego o armas blanca o robos con fuerza en los lugares donde ocultaban la mercancía ilícita.

El grupo contaba con miembros de un tercer escalón que se encargaban de guardar en sus domicilios ocupados la droga mientras se buscaban compradores. En este punto fue donde la Policía fue tirando del hilo hasta destapar todo el entramado criminal. Los agentes detuvieron a otras ocho personas e incautaron las drogas mencionadas y otros efectos, entre ellos un GPS de balizamiento para ejecutar los alijos a otras bandas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats